CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Brackets linguales

Brackets linguales

Publicado por Janepropdental el 4 marzo 2015 en Ortodoncia

Si has estado reflexionando sobre la posibilidad de llevar brackets pero estás preocupado por sus inconvenientes estéticos, debes saber que cuentas con varias alternativas que permiten mantener una sonrisa natural durante el tratamiento. ¿Deberías elegir los brackets cerámicos o la ortodoncia invisible Invisalign? Ambas son buenas opciones, pero también debes considerar los brackets linguales.

¿Qué son los brackets linguales?

Los brackets linguales son el tipo de ortodoncia más invisible de todos. Lo que los hace completamente únicos es el sitio dónde se colocan, ya que a diferencia del resto de tratamientos ortodónticos los brackets linguales se sitúan detrás de tus dientes. Con los brackets linguales no tienes por qué preocuparte por esconder tu sonrisa ya que nadie va a notar que los llevas.

Detrás del telón

Con esta explicación, los brackets linguales parecen una solución ideal para cualquier persona, pero también tienen algunas limitaciones. Empecemos con las ventajas:

La principal ventaja es, por supuesto, cosmética. Con los brackets cerámicos, los brackets tienen el color de los dientes y aportan un look más natural, pero el cable que los soporta sigue siendo visible ya que es metálico. Con la ortodoncia lingual evitas este problema. De hecho, para que alguien pueda ver tus brackets debería estar muy cerca de ti y mirar al interior de la boca desde un ángulo concreto. También son una buena opción para las personas que tocan instrumentos de viento o practican deportes.

¿Cuáles son sus inconvenientes? Los brackets linguales no son adecuados para los adultos y adolescentes que tienen dientes pequeños o problemas de mordida excesivos (en particular, sobremordida). Por lo general, los brackets linguales cuestan más que los tradicionales ya que se fabrican de manera personalizada. Además, algunos pacientes tienen mayores dificultades para adaptarse a este tipo de tratamiento ya que la colocación de los brackets afecta a la lengua, dificultando el tragado y la dicción al principio.

La duración del tratamiento también puede ser más larga que con los brackets tradicionales. Por último, debido al sitio dónde se colocan, la acumulación de placa puede ser un problema ya que se complica su higiene. Motivo por el cual es necesario acudir a las visitas periódicas con el dentista.

Procedimiento y cuidados posteriores

En la primera visita de los brackets linguales se llevan a cabo las impresiones de tus dientes. Esas impresiones se mandan al laboratorio para poder fabricar con ellas los brackets de manera personalizada utilizando el sistema CAD-CAM. El proceso de fabricación suele requerir unos 6 meses. Una vez completado, tu ortodoncista utilizará un procedimiento preciso para cementarlos en tus dientes.

Una vez colocados los brackets, deberás acudir al dentista para que monitorice el progreso del tratamiento. También te dará algunos consejos para cuidar de la ortodoncia en casa:

  • Intenta tragar sin la ayuda de la lengua: la situación de los brackets puede dificultar el proceso de tragado sin el uso de la lengua. Para practicarlo, junta tus mandíbulas hasta que los dientes contacten entre ellos e intenta tragar. Repite este ejercicio unas cuantas veces al día hasta que domines el tragado perfectamente.
  • Practica la dicción: puede que tengas dificultades para pronunciar claramente algunos sonidos al principio. Por esto es buena idea practicarlo hablando en voz alta.
  • Acostúmbrate a comer con los brackets y espérate unos días para hacerlo fuera de casa: al principio, debes empezar comiendo alimentos blandos, sopas, arroz o patata ya que te serán más fáciles de tragar. Date unos días para descubrir qué alimentos te son más difíciles de comer para evitarlos cuando comas en un restaurante, al menos los primeros días.

Coste de los brackets linguales

No hay ninguna duda de que los brackets son una inversión de tiempo y dinero, pero los beneficios valen la pena. Como hemos dicho, los brackets linguales cuestan un poco más que los tradicionales. Te explicamos por qué. Para empezar, los brackets linguales están hechos de forma personalizada utilizando el sistema CAD/CAM y tecnologías robóticas. Esto también hace que el procedimiento sea un poco más duradero.

En segundo lugar, los brackets linguales requieren una especialización por parte del dentista. No cualquier ortodoncista ofrece este tipo de ortodoncia ya que para llevarla a cabo es necesario haber recibido un entrenamiento especial, como han hecho los profesionales de Propdental.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Brackets linguales"

Deja tu comentario