CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Férula de reposicionamiento anterior

Férula de reposicionamiento anterior

La férula de reposicionamiento anterior es un aparato de material acrílico, removible, y su función es fomentar que la mandíbula adopte una posición más anterior que la de intercuspidación. El tratamiento no tiene como objetivo alterar de forma permanente la posición mandibular, sino sólo modificar la posición temporalmente, para que los tejidos retrodiscales se adapten.

Una vez se produce la adaptación tisular se elimina la férula de reposicionamiento anterior, permitiendo que el cóndilo asuma la posición normal y funcione sobre los tejidos fibrosos de adaptación sin provocar dolores.

Indicaciones de la férula de reposicionamiento anterior

La férula de reposicionamiento anterior la necesitan los pacientes que tienen trastornos de alteraciones discales. Algunos de estos casos es cuando usted nota unos ruidos articulares o bloqueos intermitentes o crónicos de la articulación temporomandibular.

Antes de entregar la férula de reposicionamiento anterior, su dentista se asegura de que ésta ajusta con precisión en los dientes maxilares, con total estabilidad y retención cuando está en contacto con los dientes mandibulares y cuando se comprueba mediante palpación con los dedos.

Las instrucciones de cómo usar la férula de reposicionamiento anterior te las explicará tu dentista en la Clínica Propdental antes de llevártela a casa. Te explicará como colocarla y extraerla de manera cómoda y fácil, y como debes mantenerla limpia. Siempre debes limpiarla con agua después de usarla.

Es muy importante que utilices la férula de reposicionamiento anterior sólo por la noche. Si durante el día experimentas dolor puedes utilizarla durante unas horas para reducir este dolor, sólo hasta que éste desaparezca.

La duración del tratamiento con la férula de reposicionamiento anterior depende de cada caso, ya que varía el grado y la cronicidad del trastorno.

Hay casos en los que tu dentista prefiere colocar una férula de avance mandibular ya que puede conseguir una mayor adaptación funcional y estética. Esto solo se plantea cuando tienes que llevarla durante el día para mejorar la estética. Resulta más incómoda ya que el paciente tiene que ser consciente de mantener la posición adelantada impuesta por el dispositivo mandibular.