CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Trastornos funcionales de las articulaciones temporomandibulares

Trastornos funcionales de las articulaciones temporomandibulares

Los trastornos funcionales de las articulaciones temporomandibulares son los que presentan con más frecuencia los pacientes que acuden a Clínicas Propdental en Barcelona cuando el dentista les realiza una exploración bucodental. Los signos que suelen acompañar a este tipo de disfunción suelen ser los ruidos articulares, que al ser indoloros para el paciente hacen que éste no busque tratamiento para su afección.

Síntomas de los trastornos funcionales de las articulaciones temporomandibulares

Los dos síntomas que caracterizan a los trastornos funcionales de las articulaciones temporomandibulares son el dolor y la disfunción.

Dolor

El dolor es un síntoma que presentan a menudo los pacientes que sufren algún trastorno de la articulación temporomandibular. Para ser más precisos hablaremos de artralgia cuando el dolor se presenta en cualquier estructura articular del cuerpo. En una articulación sana las superficies articulares no tiene innervación, y por este motivo, el dolor que llamamos articular no proviene directamente de estas superficies articulares. Este dolor se origina en los nociceptores que hay dentro de los tejidos blandos que rodean la articulación.

Los tres tejidos blandos que encontramos alrededor de la articulación y que contienen nociceptores del dolor son: los ligamentos discales, los capsulares y los tejidos retrodiscales. El dolor lo percibimos cuando estos ligamentos se alargan o se comprimen por cualquier motivo, y entonces los nociceptores mandan las señales necesarias para que haya dolor en esta zona. Como nosotros mismos no somos capaces de distinguir estas tres zonas tan próximas entre sí, en el momento en que cualquier nociceptor se estimule y mande señales, sentiremos un dolor en la articulación sin saber de dónde proviene exactamente.

Cuando sentimos un dolor que viene de repente y de manera inesperada, el movimiento de nuestra mandíbula se para en seco por el llamado reflejo nociceptivo o de protección. En cambio, cuando el dolor que sentimos es crónico, tendemos a realizar movimientos más limitados para protegernos de este síntoma.

La artralgia que se crea en articulaciones normales suele manifestarse como un dolor agudo, repentino y muy intenso que podemos asociar de manera directa con el movimiento de la misma. Este dolor desaparece normalmente si la dejamos en reposo, pero cuando las partes que forman este engranaje se inflaman, entonces se puede crear un dolor constante y que se incrementa cuando movemos la mandíbula.

Disfunción

La disfunción de la articulación temporomandibular es bastante frecuente y se crea por una alteración del movimiento normal de cóndilo-disco, creando los llamados ruidos articulares. Hay dos tipos de ruidos articulares: los clicks y las crepitaciones.
Los clicks son ruidos articulares que duran muy pocos segundos. Las crepitaciones, en cambio, son ruidos múltiples, ásperos, parecido al sonido de la gravilla, que los pacientes suelen describir como chirriantes y complejos.

Otra forma de disfunción de la articulación temporomandibular es cuando el paciente refiere que su mandíbula se agarrota al intentar abrir la boca, y en ocasiones puede bloquearse.

Como no todas las alteraciones funcionales de la articulación temporomandibular son iguales, el dentista especialista realiza siempre una exploración para estudiar los síntomas que describe el paciente y los signos que él observa. De esta manera llega al diagnóstico preciso para aplicar el tratamiento específico en su paciente.