CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Expansión ósea

Expansión ósea

Las técnicas de expansión ósea pueden utilizarse para incrementar la anchura del hueso disponible antes de la colocación del implante dental.

Expansión de hueso

Tatum desarrolló la expansión de hueso a principios de los años setenta. Realizo esta técnica mediante osteotomos calibrados, ajustándose a las dimensiones de implantes endósticos diseñados específicamente para este procedimiento. Tatum colocó más de 5.000 implantes maxilares anteriores con esta técnica antes de 1985.

técnicas de expansión óseaCon el paso de los años las técnicas de implantología para ganar hueso se han utilizado con mayor frecuencia en regiones de hueso clase B para aumentar la anchura en lugar de utilizar injertos de aposición u “onlay”.

No obstante, los rebordes más fáciles de expandir son aquellos en los que el hueso, es de clase A de volumen óseo con una densidad D3 o D4.

Cuanto más estrecho sea el hueso trabecular, el módulo elástico será menor y por tanto la naturaleza visco elástica del reborde será mayor. Por tanto el hueso de menor densidad es más sencillo y predecible para una expansión ósea.

Los maxilares edéntulos de hueso de clase A son los más favorables para expandir proporcionando una situación ideal para familiarizarse con las técnicas de expansión ósea, qué por otro lado también son ventajosas en rebordes clase B (aunque también son más sensibles).

Expansión ósea en hueso de clase A

La expansión de hueso no afecta de la misma manera a la cortical vestibular y a la palatina.

El hueso palatino, es más grueso y por lo tanto más difícil de manipular; por tanto el proceso de expansión es principalmente en dirección de la cortical vestibular, más fina.

La expansión de hueso puede ser realizada en ambas arcadas; en general en Clínicas Dentales Propdental se utiliza con mayor frecuencia en el maxilar. Puede ser utilizada en una única zona o en varias simultáneamente.

Expansión ósea en hueso de clase B

Cuando el hueso D2 está presente en rebordes de división A o B, es más probable que se produzca la fractura del hueso labial durante la expansión ósea. Para disminuir este riesgo, la expansión de hueso se realiza tras conformar una osteotomía con forma de canal utilizando una fresa quirúrgica 700 XXL.

Otra opción para el hueso de clase B con una calidad ósea D2 o D3 es un injerto de aposición, que también precisa un despegamiento perióstico labial.

Complicaciones de la expansión de hueso

La complicación más recuente de la expansión de hueso, especialmente en hueso división B de calidad D2 es la separación de la placa facial durante el procedimiento. Si ocurre esto, el cirujano, debe decidir si continuar, colocar los implantes dentales y realizar un injerto óseo con membrana de barrera o bien abortar el procedimiento y solo colocar un injerto óseo.

El implante pudiera ser insertado cuando los siguientes factores son positivos: el implante de titanio está rígido a la profundidad adecuada, el implante tiene una angulación favorable y la placa facial está más facial que el implante (está fracturada pero expandida).

Bajo estas condiciones, el injerto óseo estratificado con membrana de barrera es predecible para restaurar el hueso facial y el implante no está comprometido. Si uno de estos factores es negativo, entonces es más prudente retirar el implante, recoger auto injerto adicional y realizar un injerto óseo sin el implante dental colocado.

Otra complicación de la expansión ósea es la dehiscencia de la cortical vestibular después de la curación y remodelación ósea alrededor del implante. Debido a su modulo de elasticidad y a que la expansión de la placa labial no produjo una deformación permanente el hueso no se fractura, pero tiende a volver a su tamaño inicial durante la fase de remodelado.

Como consecuencia de ello, durante la remodelación el hueso no regenera en su posición expandida; en su lugar vuelve a su dimensión estrecha inicial, por lo que el implante fenestra la placa labial. Cuando se observe una dehiscencia estaría indicado un injerto estratificado junto a una membrana de barrera.

Dado que el implante está integrado en el hueso remanente, puede ser cargado progresivamente en un período de 3 a 4 meses en lugar de esperar de 6 a 9 meses como sucede con el aumento óseo realizado únicamente con membranas barrera.