CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Prevención de la osteonecrosis maxilar

Prevención de la osteonecrosis maxilar

Una adecuada prevención de la osteonecrosis maxilar es sin duda la mejor arma para evitar y por tanto hacer frente al riesgo de osteonecrosis.

Según el momento en el que el paciente se encuentre en su terapia con bifosfonatos podemos diferenciar distintos protocolos profilácticos.

Prevención en pacientes antes de iniciar tratamientos con bifosfonatos

Si va a recibir bifosfonatos orales, aconsejamos que sea revisado por su dentista para conseguir un adecuado estado de salud bucal antes del inicio de la terapia, de manera que evitemos el tener que realizar tratamientos quirúrgicos bucales una vez iniciada la ingesta del fármaco.

En una boca en adecuado estado de salud, el riesgo de osteonecrosis maxilar en estos pacientes es mínimo.

Si va a recibir bifosfonatos intravenosos el riesgo será mayor y por tanto también deberán serlo las precauciones.

Aunque existe un porcentaje de pacientes en los que los síntomas aparecen de forma espontánea, en la mayoría de casos surgen tras una agresión dentoalveolar previa, como exodóncias, tratamiento periodontal, cirugías bucales.

Por lo tanto lo más importante es realizar una buena historia clínica para detectar a estos pacientes antes de que inicien el tratamiento con bifosfonatos.

Una vez detectados los pacientes de riesgo. se les recomendará una revisión bucodental por su dentista, tratando de detectar posibles focos de infección presentes o lesiones potenciales que puedan evolucionar con el tiempo y obliguen a intervenir durante el tratamiento con bifosfonatos.

El objetivo será lógicamente el tratar a estos pacientes antes del inicio de la terapia. El tratamiento a realizar será siempre lo más conservador posible. Entre las patologías que deberemos detectar se encuentran;

  1. Dientes con mal pronóstico periodontal se aconseja extraerlos.
  2. Dientes con caries se obturarán si es posible.
  3. Dientes con pulpitis serán endodonciados.
  4. Dientes no reconstruibles serán exodonciados.
  5. Cordales que puedan originar pericoronaritis serán extraídos.
  6. Factores irritativos que puedan originar lesiones mucosas serán eliminados; se ajustarán las prótesis dentales o se harán nuevas si están en mal estado. Se eliminarán los torus pues son frecuente asiento de osteonecrosis maxilar.

Se informará adecuadamente al paciente de los riesgos de los tratamientos dentales, aconsejándole realizar controles periódicos rutinarios para evitar la evolución de cualquier problema dental que pueda surgir, así como extremar su higiene oral.