CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Aparatos restrictores

Aparatos restrictores

Los principales aparatos restrictores de ortodoncia son las rejillas palatinas, las rejillas o trampas linguales, el punzador de lengua y el tridente de Graber.

Rejillas palatinas

Las rejillas palatinas se utilizan para erradicar el hábito de succión digital. Son dispositivos fijos fabricados en alambre de acero, que son soldados a las bandas de los molares superiores, y cubren la porción del paladar en donde es colocado el dedo durante la succión.

Ventajas:

La rejilla palatina es un dispositivo muy sencillo y muy bien tolerado por el paciente, que contribuye a eliminar el hábito de succión digital.
Mientras está colocado en boca, el paciente no puede meter el dedo en el paladar, y de esta manera ya no experimenta la satisfacción derivada de la succión, logrando así, la eliminación de este hábito.
Es un dispositivo económico y muy fácil de elaborar por el protésico en Clínicas Propdental.

Desventajas:

El paciente no suele aceptar bien el aparato.
Necesita un tiempo de elaboración en el laboratorio de ortodoncia, no es inmediato.
Después de colocarlo, puede provocar algunos efectos secundarios pasajeros como por ejemplo, alteración en el patrón de alimentación, fonación y sueño, que desaparecen aproximadamente en una semana.

Una vez que el hábito ha desaparecido, el paciente debe seguir llevando la rejilla palatina durante 3 o 6 meses para disminuir las posibilidades de recaída.
Después de retirar el dispositivo, el ortodoncista en Clínicas Propdental analiza las condiciones oclusales y funcionales del paciente para realizar la terapia correctiva lo antes posible.
La rejilla palatina no se diseña para causar dolor o incomodidad al paciente, sino para que le sirva de recordatorio y eliminar el mal hábito.

Rejillas o trampas linguales

Las rejillas o trampas linguales son dispositivos que coloca el especialista en ortodoncia para evitar que la lengua empuje de manera excesiva sobre los dientes anteriores o posteriores. Poseen unas ansas en hilera, que varían en número y diámetro según cada paciente, sobre el espacio que se desea tapar. Las rejillas linguales pueden ir fijas, soldadas a un arco lingual o removibles pegadas a una placa de acrílico.

Se pueden colocar en la arcada superior o en la inferior, y dependiendo del caso hay diferentes diseños que se pueden utilizar, teniendo todas la misma función.

Ventajas:

  • Es un dispositivo que se adapta muy bien al sistema de ortodoncia del paciente.
  • Puede ir fijo o ser removible.
  • Su precio es económico y fácil de fabricar.
  • Es higiénico y permite al paciente limpiarlo sin problemas.
  • Ayuda a la lengua a ir a la posición adecuada, de esta manera se reeduca el mal hábito.

Desventajas:

  • El paciente no siempre acepta bien el dispositivo.
  • Se tarda un tiempo en fabricarlo en el laboratorio.
  • La lengua puede sufrir indentaciones por su uso muy prolongado.
  • Puede causar algún trastorno en el habla y en la alimentación del paciente los primeros días o semanas.
  • No se recomienda su uso en pacientes respiradores bucales.

Una vez terminada la corrección de la maloclusión, el paciente debe seguir llevando la rejilla lingual de 3 a 6 meses para prevenir recidivas.
Conjuntamente con el uso del dispositivo, se recomienda al paciente realizar ejercicios miofuncionales, como coadyuvante en la reeducación de la lengua.
Se recomienda dejar una separación de 2mm a 3mm del suelo de la boca para no causar laceraciones.

Punzador de lengua

El punzador de lengua tiene como función evitar el contacto de la lengua con los dientes anteriores, igual que las rejillas, pero la diferencia es que éste presenta unas puntas agudas que hacen de recordatorio para eliminar este mal hábito. Estas puntas no tienen filo, ya que únicamente buscamos que sirva de recordatorio y no causar ningún daño al paciente.

Ventajas:

  • El punzador de lengua sirve para reeducar la lengua a la posición fisiológica y correcta.
  • Los pacientes aceptan bien el dispositivo.
  • Es fácil de limpiar por el paciente ya que es removible.
  • Es económico y fácil de fabricar.

Desventajas:

  • Al ser removible es frecuente que el niño pierda el dispositivo.
  • Requiere de tiempo para fabricarlo en el laboratorio.

El paciente debe usarlo las 24 horas del día, exceptuando las comidas.
Una vez terminado el tratamiento de ortodoncia se puede utilizar como retenedor para prevenir recidivas causadas por la proyección lingual.

Tridente de Graber

El Tridente de Graber es un dispositivo fijo antisucción, ideado por Graber, y está formado por una estructura en forma de tenedor que se sitúa en toda la zona anterior y media del paladar. Cuando se coloca en boca del paciente, se consigue evitar la succión del dedo, eliminando así el contacto de éste con la mucosa palatina y evitando a su vez la proyección de la lengua. Actúa sobre la psiquis del paciente.

Ventajas:

  • Es un aparato muy versátil que sirve para eliminar el hábito de succión digital, y además detener la proyección anterior de la lengua.
  • Es económico y fácil de fabricar.
  • Hace disminuir el placer que provoca el contacto del dedo en el paladar.
  • El dispositivo actúa para eliminar los dos hábitos: succión digital e interposición lingual.
  • Se puede utilizar conjuntamente con el tratamiento de ortodoncia.

Desventajas:

  • Los primeros días el paciente tiene dificultad para hablar y comer.
  • Puede provocar alguna laceración en la lengua los primeros días.
  • El paciente no siempre lo acepta bien.
  • Requiere de tiempo para su elaboración en el laboratorio.

Redondeamos las puntas del tenedor para evitar causar ninguna lesión en la lengua.
Una vez terminada la ortodoncia, el dispositivo se puede dejar colocado durante 3 a 6 meses para evitar recidivas.