CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Retención del apiñamiento

Retención del apiñamiento

Una vez corregido el apiñamiento existe una tendencia a la pérdida del alineamiento de lo dientes que se han logrado con el tratamiento de ortodoncia.
retenedores de ortodoncia removibles

retenedores fijos de ortodoncia

Recidiva del apiñamiento

Esta recidiva se sitúa en torno a las giroversiones y malposiciones dentarias iniciales, y si no se previene, los dientes giran y se desplazan a las posiciones previas al tratamiento de ortodoncia.

En pacientes adultos, tratados con extracciones, además del apiñamiento, también puede recidivar el espacio de extracción volviéndose a abrir una vez cerrado, sobre todo si las raíces de los dientes contiguos no estaban correctamente paralelizadas.

Se han señalado como posibles causas de recidiva la acción de las fibras transeptales y el hueso alveolar, que necesitan un período de tiempo para reorganizarse alrededor de las nuevas posiciones que ocupan los dientes. En los casos sin extracciones podría ser la recidiva de la expansión transversal, del distalamiento molar o la protrusión incisiva la responsable de la recidiva del apiñamiento.

Cuanto más grave es el apiñamiento inicial, la tendencia a la recidiva es mayor.

Para evitar que el apiñamiento vuelva a aparecer una vez corregido, se recomienda colocar aparatos de retención en los pacientes tratados  y prolongar el período de retención un mínimo de dos años en niños y adolescentes y dejar una retención permanente en pacientes adultos.

Aparatos de retención

Los aparatos de retención pueden ser fijos o removibles.

El retenedor removible más utilizado es la placa de Hawley superior o inferior.

El retenedor fijo lingual consiste en una sección de alambre, cementada con composite en las caras linguales o palatinas de incisivos y caninos.

En Clínicas Propdental, la ortodoncista prefiere emplear los retenedores fijos, aunque, en general, se suele colocar una placa de Hawley superior y un retenedor fijo lingual inferior.

En pacientes adolescentes es recomendable prolongar el uso del retenedor inferior durante varios años para prevenir la aparición del apiñamiento terciario.