CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Mordida abierta

Mordida abierta

La mordida abierta es un tipo de maloclusión en la cual uno o más dientes no llegan al plano oclusal y no pueden contactar con sus antagonistas, con lo cual, el paciente no puede cerrar completamente con todos sus dientes. Normalmente se manifiesta a nivel de los incisivos, pero también se puede dar en la región posterior o una combinación de ambas. Lo más común es que se presente entre los 8 y 10 años, pero también puede aparecer desde edad temprana, después de los tres años.

Cuando se detecta una maloclusión dental es muy importante actuar lo antes posible, ya que el tratamiento de ortodoncia de la mordida abierta temprano incrementa las posibilidades de éxito.

Etiología de la mordida abierta

mordida abiertaLa etiología de la mordida abierta viene determinada por una serie de componentes de origen hereditario o no, que provocan cambios durante el periodo pre o post natal.

Se produce porque los dientes posteriores superiores sobreerupcionan, o porque hay un crecimiento vertical del complejo dentoalveolar posterior, que hace rotar la mandíbula posteriormente.

Puede estar causada por factores locales o generales:

Factores locales:

  1. Deglución atípica: cuando el paciente sufre deglución atípica tiene la lengua posicionada entre los incisivos superiores e inferiores todo el tiempo, de manera que se rompe el equilibrio muscular entre labios, carrillos y lengua. Esto provoca el desarrollo de diferentes maloclusiones.
  2. Succión: los pacientes con hábitos de succión digital, de objetos o del chupete tienen una elevada posibilidad de padecer mordida abierta.
  3. Respiración bucal: pacientes con hábito de respiración bucal u obstrucción nasal. Se crea un desequilibrio muscular entre la lengua y los maxilares, de manera que la persistencia de la boca entreabierta potencia el crecimiento de las apófisis alveolares y se altera el desarrollo craneofacial provocando mordida abierta.
  4. Hipotonicidad muscular: estimula la sobreerupción de los molares y la separación de las bases óseas maxilares.
  5. Desarrollo de la dentición: hay niños que sufren un desajuste secuencial o cronológico durante la erupción de los dientes permanentes. Se trata de una mordida abierta transitoria a la que se le añade la interposición de la lengua.

Factores generales:

  1. Herencia: se hereda el tamaño, forma de los dientes y de los huesos y ello conlleva a que haya patrones morfológicos establecidos.
  2. Defectos congénitos: algunos pueden llevar a una alteración del crecimiento de los maxilares, por ejemplo, las fisuras palatinas.
  3. Alteraciones musculares: en condiciones normales, cuando estamos en posición de reposo, los dientes no están en oclusión y los labios mantienen el contacto para producir un sellado labial necesario para la deglución y evitar que caiga la saliva. Cuando no existe este sellado, la lengua produce un desequilibrio entre los labios y los dientes produciendo una maloclusión.

Tipos y tratamiento de ortodoncia de la mordida abierta

Mordida abierta dental o falsa: sólo están proinclinados los dientes sin la alteración de sus bases óseas y no se extiende más allá de los caninos. Los pacientes tienen una morfología facial normal, relación ósea correcta, una pseudomordida y problemas dento alveolares.

Mordida abierta esquelética o verdadera: están deformadas las apófisis alveolares. Los pacientes tienen hiperdivergencia entre los maxilares, suelen ser dolicocéfalos, ya que tienen el tercio inferior aumentado y la dimensión vertical aumentada.

También se puede clasificar dependiendo de la zona donde se encuentre en anterior, posterior y completa.