CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Aspecto funcional

Aspecto funcional

Es aspecto funcional de los dientes se tienen que tomar en cuenta en los tratamientos de estética dental y de diseño de la sonrisa.

Por ejemplo, el análisis funcional de los dientes posteriores y anteriores es fundamental ya que influye en el resultado de los tratamientos rehabilitadores:

  1. En las áreas posteriores, la estabilidad oclusal se asegura por numerosos contactos puntiformes sincronizados y bien distribuidos.
  2. En el área anterior, al contrario, son suficientes contactos ligeros ya que ayudaran a mantener una adecuada contracción muscular y evitan sobrecarga oclusal.
  3. El contacto excesivo en estas áreas es detectado inmediatamente cuando se pide al paciente que ocluya en posición normal y se observa un frémito o movilidad en los incisivos maxilares.

Aspecto funcional del diseño de las prótesis dentales

Con relación del aspecto funcional de las prótesis dentales y dentro de esta relación oclusal podemos destacar varios conceptos:

  • Posición de máxima intercuspidación: posición de máxima intercuspidación representa una relación oclusal entre los dientes de los dos arcos.
  • Oclusión céntrica: representa la intercuspidación de los arcos dentales cuando están en relación céntrica (meniscos entre cóndilo y fosa glenoidea), siendo esta relación la más apropiada psicológicamente. Indicado en tratamientos protésicos que conlleven más de un sextante de las áreas posteriores o de todo un arco.
  • Guía anterior: cuando la mandíbula se mueve en posición excéntrica de protrusión y movimientos laterales necesitamos desoclusión posterior. La guía incisal o protusión es el movimiento de los incisivos mandibulares contra la cara palatina de los dientes maxilares. La acción debe ser extensa y tan ancha como sea posible para prevenir concentraciones de estrés en puntos específicos que puedan causar fracturas en los bordes incisales.
  • La guía canina es el movimiento lateral de la mandíbula, donde los caninos permiten la desoclusión de los sectores posteriores, la guía canina deberá ser soportada no sólo por los caninos sino por un contacto ligero de los laterales para que la carga oclusal quede distribuida en varios puntos. Se debe evitar contactos en desoclusión posterior excepto el caso que los premolares sugieran indicación en los movimientos laterales (función de grupo). Será muy importante usar papel articular y galgas oclusales muy delgadas y en caso de fracturas o descementaciones de varios dientes, tendremos que revaluar para prevenir el fracaso restaurativo.
  • Resalte: La valoración de la distancia en dirección horizontal entre la cara vestibular del incisivo mandibular y la parte interna del borde incisal de los incisivos maxilares determinan el grado, normalmente tiene un valor entre 2 y 4 mm en clase I. Lo ideal es que el borde incisal de los incisivos mandibulares se encuentre en contacto con la cara palatina de los maxilares, donde la concavidad palatina interrumpirá para formar la punta del cíngulo.
  • Sobremordida: relación ideal entre los dos arcos en la región anterior normalmente incluye solapamiento de los bordes de los incisivos maxilares sobre los mandibulares. La extensión de la cobertura vertical indica el grado. Lo normal será de 2 a 4 mm, una sobremordida reducida no permitirá una desoclusión completa y una profunda normalmente elimina la posibilidad de que el contacto se haga en las áreas posteriores durante los movimientos excursivos. Por tanto, será necesario asegurar al paciente un nivel de sobremordida tal que permita la creación de una guía anterior suficientemente inclinada para que garantice la desoclusión posterior.

Función y estética dental

Hoy en día, la rehabilitación funcional debe representar el punto inicial para alcanzar una estética óptima. El restablecer la apariencia natural debe tener lugar a través de la creación de restauraciones que no sólo sean extremadamente difíciles de distinguir del diente natural, sino que además se consiga una función correcta y una apariencia estética ideal.

La abrasión incisal de los dientes anteriores causa un compromiso estético y funcional, aunque se suele dar en edad avanzada también existen casos en pacientes jóvenes (será importante estudiar las causas antes del diseño de la prótesis dentales).

En general, podemos decir que la posición de máxima intercuspidación representa la primera opción de oclusión cuando se reconstruye un número limitado de dientes. Aunque la estabilidad oclusal satisfactoria del área posterior y la ausencia de síntomas de fatiga muscular y/o de patologías de la articulación temporomandibular, en cualquier caso, son necesarias para confirmar el procedimiento escogido.