CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Dientes mandibulares

Dientes mandibulares

La pérdida gradual del tono labial y la reducción en la elasticidad de la piel durante el proceso de envejecimiento conducen gradualmente a una mayor exposición de los dientes mandibulares comparada con los maxilares, en especial en el habla.

Análisis estética de los dientes mandibulares en prótesis dental

Para el diseño de los dientes y fabricación de las prótesis dentales en sectores mandibulares anteriores deberemos tener en cuenta:

  1. Contorno y proporción de los dientes: en una mirada rápida podremos considerarlos como los cuatro incisivos de tamaño idéntico e imagen en espejo, pero si miramos más detalladamente se encontraron pequeñas diferencias en el tamaño, siendo de 5mm el promedio para los centrales y 5.5mm para los laterales (aproximadamente un 10% mayor). La superficie vestibular es aplanada en el centro y tercio incisal y convexa en el tercio cervical. El canino tiene un lóbulo central bastante acentuado, con una convexidad que empieza justo por encima del margen gingival. Si no tenemos suficiente espacio, podemos reducir de la dimensión mesiodistal.
  2. Alineación dental: cuando no sea posible satisfacer completamente los deseos del paciente, es tarea del profesional hacer que el paciente entienda que, a menudo, las restauraciones que no estén completamente alineadas son correctas morfológicamente. Por eso restableceremos el alineamiento de los cuatro incisivos sin sacrificar espacio y contorno y haremos una ligera rotación y superposición para darle a la composición del diente una apariencia dinámica y natural.
  3. Borde incisal: en la adolescencia pueden presentar mamelones, que a menudo desaparecen como resultado de la abrasión. Con la edad éste se erosiona y estos son muy importantes para la estabilidad oclusal. Respecto los movimientos excursos, los caninos juegan un rol fundamental desocluyendo en los movimientos laterales, por eso el ápice de la cúspide lo situaremos más mesial. En general los contactos linguales se realizarán más altos que los vestibulares por motivos estéticos y funcionales. Restableceremos la inclinación del borde incisal en dirección anteroposterior.

Para que el mismo se adapte correctamente a la morfología de las concavidades palatinas de los incisivos maxilares, combinando tanto los aspectos estéticos como funcionales, el contorno lingual del borde incisal debe ser ligeramente más alto que el contorno vestibular. En los caninos, además de mover el ápice de la cúspide a una posición más mesial, también ocurre el fenómeno de abrasión llevado a cabo por la inclinación vestíbulo-lingual de los bordes incisales parecidos a aquellos de los incisivos.