5 técnicas de higiene interproximal | Clínicas PropDental
Inicio » 5 técnicas de higiene interproximal

5 técnicas de higiene interproximal

Publicado por Dr. Dario Vieira el 23 abril 2018 en Odontologia

El cepillo dental no consigue eliminar todos los restos de comida y bacterias que se quedan entre dientes y encías. Por ello es muy importante complementar el cepillado con las principales técnicas en higiene interproximal, cuáles son?

Eliminar los restos de comida y bacterias de los espacios interproximales es clave para conseguir una limpieza más profunda. Estos restos se acumulan con el tiempo y pueden formar sarro, que sólo se elimina mediante una higiene dental profesional. Además es una de las principales causas de desarrollo de patologías como la gingivitis y la caries. Una buena higiene interproximal diaria ayuda a mantener limpias las zonas más difíciles de la cavidad bucodental: espacios entre dientes, línea de las encías… Pero, ¿Cuáles son las claves de una buena higiene interproximal? Estos son los aspectos más importantes:

  • Constancia diaria. De nada sirve contar con los mejores productos si no mantenemos una constancia diaria. En este sentido, la higiene interproximal debe realizarse cada día y mínimo una vez después del cepillado.
  • Reponer los aparatos de limpieza. Los cepillos interdentales, como el cepillo dental, tienen una duración limitada. Por ello se recomienda reponerlos cada tres o cuatro meses.
  • Cuidado con la presión. Muchos pacientes ejercen una fuerte presión sobre los dientes y encías durante la limpieza. Esto crea una falsa sensación de una limpieza más profunda.
  • Complementos del cepillado. Estas técnicas son complementos del cepillado, pero no olvides que el primer paso para mantener una sonrisa sana es cepillar los dientes después de cada comida.

5 técnicas de higiene interproximal

Existen diversas pautas para una buena rutina de higiene interproximal:

1. Enjuague bucal

El colutorio es el complemento estrella del cepillado dental. La gran ventaja que tiene es que al ser líquido llega sin problemas a todos los rincones de la cavidad bucodental. Además muchos colutorios incorporan flúor, un aliado clave para remineralizar el esmalte, fortalecer las encías y prevenir el desarrollo de la caries. Otro beneficio del enjuague bucal diario es que ayuda a mantener el aliento fresco durante más tiempo. Se recomienda enjuagar los dientes justo después del cepillado, para remover los restos que no hemos eliminado con el cepillo.

2. Hilo dental

El hilo dental es el otro gran complemento del cepillado. La seda dental permite llegar a los espacios interproximales más estrechos. No obstante los movimientos con el hilo deben ser suaves, para evitar el sangrado de las encías. Si las encías sangran cada vez que pasamos el hilo, es señal de que algo no va bien en la salud bucodental. Para evitar el sangrado es importante mantener una buena técnica con el hilo dental:

  • Enroscar cada extremo del hilo alrededor del dedo de cada mano.
  • Doblar el hilo alrededor del borde lateral de los dientes. Se deben cubrir los espacios entre encías y piezas dentales.
  • Pasar el hilo con suavidad, haciendo forma de C y con repetidos movimientos hacia adelante y atrás.
  • Para repetir el proceso en otros dientes, es importante usar partes no usadas del hilo dental. De este modo evitamos la proliferación de bacterias.

3. Cepillo interdental

El uso del cepillo interdental es muy parecido al del hilo. Este cepillo es específico para limpiar los espacios interdentales más anchos. Sus filamentos son especiales y sus cerdas son suaves para evitar el sangrado. Además existen diferentes tamaños de cepillo interdental, en función del tamaño de los dientes y nuestras preferencias. ¿Cómo usarlo correctamente para no dañar los dientes? La clave está en introducirlo en los espacios interproximales y realizar movimientos muy suaves y lineales.

4. Irrigación bucal

La irrigación bucal es una técnica muy recomendada para pacientes que llevan ortodoncia fija. Consiste en el uso del irrigador, un aparato que aplica un chorro de agua a presión. Esta presión se puede regular y ayuda a remover los restos de comida y bacterias de la superficie y los espacios entre dientes. Algunos aparatos como los brackets retienen la comida y las bacterias en esos espacios, por ello es importante eliminarlos con el irrigador. Además, la irrigación también ayuda a refrescar el aliento.

5. Limpieza lingual

La lengua suele ser la gran olvidada durante la rutina de higiene bucodental. Pero, ¿Sabías que en la superficie lingual se almacenan centenares de bacterias relacionadas con el mal aliento? La falta de limpieza en la lengua puede provocar cambios en su aspecto. Una lengua sana debe tener un color rosáceo, sin manchas blancas y amarillentas. El limpiador lingual es un aparato específicamente diseñado para limpieza de la lengua; tiene un orificio que se introduce en la lengua para raspar la superficie.

Con estas técnicas podrás eliminar los restos de bacterias y lucir una sonrisa más sana. No olvides visitar al dentista de confianza una vez cada seis meses para tener unos dientes y encías más sanos y bonitos. En las clínicas PropDental realizamos un estudio personalizado y nos adaptamos a las necesidades de tu sonrisa.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "5 técnicas de higiene interproximal"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

    932 656 722
    Pide cita