CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Claves del cepillado dental

Claves del cepillado dental

Publicado por Dr. Dario Vieira el 21 noviembre 2014 en Odontologia

La mayoría de nosotros ha aprendido a cepillarse los dientes cuando era pequeño. Desde entonces nos hemos ceñido a la misma técnica de cepillado hasta que nos hemos hecho mayores. Por desgracia, resulta que muchos de nosotros aprendimos a cepillarnos con una técnica incorrecta. Y, por otro lado, algunos de los que tuvieron la suerte de tener un buen maestro no se han mantenido fieles al buen estilo.

Cepillarse correctamente no es tan fácil como puede parecer. El objetivo principal es eliminar la placa y los restos de comida, pero no podemos cepillarnos demasiado fuerte, ya que si no podemos dañar los dientes y las encías.

Las claves del cepillado dental efectivo

Existen varias maneras de cepillarse los dientes correctamente. Tu dentista o higienista de Propdental te enseñará cuál es la mejor para tu caso en particular. En el caso del cepillado infantil, los padres deben supervisar a sus hijos hasta los 9 o 10 años para comprobar que utilizan la técnica adecuada que el odontólogo les ha explicado tanto al pequeño como a su progenitor. Os dejamos con algunas sugerencias generales sobre el cepillado dental:

Cepíllate los dientes dos veces al día. Una de estas veces debe ser justo antes de irte a la cama. Cuando duermes, su boca está más seca de modo que los ácidos de la bacteria lo tienen más fáciles para actuar. El otro cepillado debe ser por la mañana, ya sea antes o después del desayuno. Lo mejor es hacerlo después, aunque si no desayunas en casa, basta con hacerlo antes.

No te cepilles los dientes más de tres veces al día. Cepillarte los dientes después de comer te ayudará a eliminar los restos de comida y limpiar la mínima acumulación de placa desde la mañana, pero cepillarte más de tres veces al día puede dañar tanto tu esmalte como tus encías.

Cepíllate suavemente. Cepillarte los dientes demasiado fuerte puede dañar tus encías. Puede provocar que tus encías se retraigan y aumenta tu sensibilidad dental y el riesgo de padecer caries radiculares. El correcto cepillado es aquel que elimina la placa y los restos de comida sin provocar incomodidad o dolor en los dientes y encías.

Cepíllate durante dos minutos. Si no estás seguro de hacerlo durante 120 segundos, utiliza un cronómetro para comprobarlo. Este es el tiempo mínimo que necesitas para poderte limpiar todos los dientes. Un método para asegurarte de ello es cepillarte durante el tiempo que suena una canción en la radio, de este modo te entretienes mientras te aseguras de limpiar bien tus dientes.

Sigue una rutina estándar para el cepillado. Existen dos pensamientos acerca de esto. Hay dentistas que recomiendan seguir en cada cepillado la misma rutina de manera que no olvides ninguna superficie de la sonrisa. Empezar por la parte exterior de los dientes, de izquierda a derecha, de arriba abajo, después hacer lo mismo en la parte interior y por último cepillar la superficie masticatoria puede ser una buena opción.

Pero otros dentistas prefieren que empieces el cepillado dental cada vez con un orden distinto para asegurarse que, en caso que tus esfuerzos flaqueen en la última parte, no dejas siempre la misma parte mal cepillada.

Utiliza siempre un cepillo de cerdas blandas. Como más fuerte te cepilles los dientes, mayor riesgo de dañar tus encías.

Cambia tu cepillo regularmente. Tira a la basura tu cepillo después de tres meses o cuando las cerdas estén dañadas, sea cual sea la primera cosa que ocurra. En el caso del cepillo eléctrico, solo debes sustituir el cabezal.

El cepillo eléctrico va bien pero no siempre es necesario. Los cepillos eléctricos son una buena alternativa a los cepillos manuales pero no son necesariamente mejores. Son muy útiles para las personas que no utilizan la técnica de cepillado correcta. También son una buena opción para las personas con limitaciones físicas que tienen dificultades para cepillarse los dientes. En caso que lo utilices, no debes presionar demasiado fuerte y debes moverlo muy lentamente por la superficie dental, ya que él mismo ya se encarga de fregar los dientes.

Si aprendiste a cepillarte los dientes de manera autodidacta o dudas de tu capacidad para hacerlo correctamente, no dudes en pedirle consejo a tu dentista o higienista dental en la próxima visita que lleves a cabo en la clínica Propdental.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Claves del cepillado dental"

Deja tu comentario