CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Consideraciones fonéticas para la rehabilitación oral

Consideraciones fonéticas para la rehabilitación oral

Publicado por Dr. Dario Vieira el 18 febrero 2014 en Odontologia

Más allá de conseguir una estética perfecta y recuperar la capacidad de masticación normal, las rehabilitaciones orales con prótesis también deben cuidar otros aspectos relacionados con la funcionalidad de la boca. Hablamos de la fonética. Ya que no debemos olvidar que el hecho que nuestra sonrisa sea tan importante se debe en gran parte al protagonismo de la boca en la comunicación verbal. Del mismo modo que nuestros interlocutores nos miran a la boca y se extrañan al ver defectos en nuestros dientes, también notan de seguida cualquier cambio en la pronunciación de sonidos.

Las pruebas fonéticas pueden utilizarse como métodos complementarios para un diagnóstico funcional y estético confiable.

La fonética que se consigue con las prótesis es uno de los factores que determina la longitud y la posición de los dientes, en concreto de aquellos anteriores superiores, ya que son los que más afectan al habla. Por este motivo, antes de realizar cualquier rehabilitación oral que afecta a esta zona de la dentadura, nuestros dentistas realizan una prueba fonética con una estructura temporal que precede el posterior diseño y fabricación de las prótesis definitivas.

Estas pruebas realizadas por el implantólogo de Propdental consisten en que el paciente pronuncie aquellos sonidos que han sido afectados anteriormente o que se podrían ver afectados a partir de la colocación de las prótesis, para asegurarse que se pronuncian correctamente. Veamos cuales son los sonidos que debemos tener más en cuenta:

La pronunciación del sonido M

La pronunciación continua del sonido M promueve un contacto suave labio/labial, de forma que los labios se tocan manteniendo un espacio interoclusal de 2 a 4 mm, que representa el espacio funcional libre presente en la Dimensión Vertical de Reposo. Este método ayuda a determinar la Dimensión Vertical de Oclusión juntamente con otros métodos de determinación de la Dimensión Vertical. La determinación correcta de la Dimensión Vertical de Oclusión tiene una influencia directa sobre el posicionamiento y longitud de los incisivos.

Pronunciación de los sonidos F y V

La pronunciación correcta de los sonidos F y V presenta una relación labio/dental permitiendo evaluar el perfil y la longitud incisal. La pronunciación produce un leve contacto entre los incisivos centrales superiores y el borde del labio inferior. El borde rojo del labio inferior representa el límite vestibular dentro del cual, los bordes incisales deben posicionarse.

El posicionamiento del borde incisal de los incisivos superiores es el punto de partida para la construcción de la sonrisa, pues una vez definido su posicionamiento ella determinará la proporción de la longitud dental, del nivel gingival y del plano oclusal posterior.

El uso de la prueba fonética F y V es de gran ayuda para determinar la longitud incisal. El posicionamiento de los bordes incisales dirige el posicionamiento de los incisivos centrales superiores cuando estos están en reposo. Para realizar esta prueba hacemos poner el paciente de pie y le hacemos repetir el fonema M, con lo que logra un relajamiento de los labios. La superficie del incisivo central expuesta se evalúa y se mide, esta área visible del diente, con los labios en reposos es menor en hombres que en mujeres.

La porción que normalmente los incisivos centrales exhiben mide aproximadamente 3,5 mm en pacientes jóvenes del sexo femenino y de 2,0 mm en el sexo masculino. Al ir aumentando la edad, la superficie incisal expuesta es menor, además, los labios superiores pequeños en general exhiben más estructura del diente que labios más voluminosos. Los futuros márgenes incisales pueden relacionarse con el sexo, volumen labial y edad del paciente. Cuanto mayor es la exposición de los dientes, en reposos, más joven parecerá el paciente.

Pronunciación de los sonidos S y Z

Hay una gran variación en el movimiento mandibular durante la pronunciación de sonidos S y Z. A pesar de esto, el movimiento vertical y horizontal debe evaluarse cuando sea necesario modificar el posicionamiento dental de incisivos en el plano vestibulolingual. La pronunciación de fonemas sibilantes como “sesesta y seis”, “zaza” o “Misisispi”, promueven una gran aproximación incluso un leve toque de los bordes incisales superiores e inferiores, limitando el aumento de la longitud de los dientes anteriores. Cuando la dimensión vertical aumenta, los dientes no deben entrar en contacto al pronunciar estos sonidos.

Además de tener en cuenta todos estos aspectos generales de la fonética y la relación con las características de las prótesis dental, uno de los aspectos más importantes es que este estudio sea realizado de forma personalizada y tenga en cuenta todas las características específicas del paciente en cuestión. Sin embargo, la experiencia de nuestros implantólogos en este tipo de análisis previos a la rehabilitación final es básica para determinar cuáles serán los resultados una vez se proceda a la colocación de las prótesis definitivas.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Consideraciones fonéticas para la rehabilitación oral"

    Deja tu comentario