CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Diferencias en la placa dental bacteriana

Diferencias en la placa dental bacteriana

Publicado por Dario Pereira el 8 septiembre 2013 en Odontologia

La mayoría de enfermedades o infecciones que sufrimos los humanos son producidas por un cúmulo de circunstancias que acaban desembocando en patologías.

La caries dental también es una enfermedad infecciosa que tiene una etiología multifactorial, entre los que están la susceptibilidad del huésped, la dieta y microorganismos cariogénicos. Estos microorganismos son los que a menudo se definen directamente como placa dental bacteriana y en esta entrada de hoy intentaremos explicar si esta definición se corresponde con la realidad o no.

Nuestra boca contiene una de las más concentradas y variadas poblaciones microbianas del organismo. El mayor número de microorganismos se encuentran en el dorso de la lengua, alrededor del surco gingival y en la superficie dentaria, o sea, los dientes. La placa dental corresponde únicamente a las acumulaciones blandas no calcificadas de bacterias y sus productos que se encuentran en el diente.

Definimos la placa dental bacteriana pues, como una masa bacteriana que se adhiere fuertemente a la superficie dentaria y que no está formada solo por restos de alimentos.

Otras definiciones han sido aportadas por Slots y Taubman, que apuntan que la placa dental es una acumulación de bacterias asociadas con la superficie dentaria que no puede ser fácilmente removida por enjuagues o un simple chorro de agua.

O la propuesta por Marsh y Martin quienes dicen que la placa dental es un término general para denominar a la comunidad microbiana compleja encontrada sobre la superficie dentaria, embebida en una matriz de polímeros de origen bacteriano y salival.

Estos pequeños matices en la definición no cambian los riesgos que, sin duda, conlleva una acumulación de placa y que intentamos evitar con los tratamientos en Clínicas Propdental.

Clasificamos la placa según el lugar de localización; supragingival y subgingiva, según su potencial patógeno, cariogénica o periodontopagénica y según sus propiedades, adherente o no adherente. A pesar que los estas clasificaciones no son excluyentes, en general la placa supragingival es adherente y cariogénica mientras que la subgingival es menos adherente y preferentemente periodontopagénica.

En cuanto al papel que juega la placa a la hora de infectar los dientes o las encías, se ha teorizado en dos sentidos distintos. Hay quién cree que todos los microorganismos que colonizan la superficie dentaria participan por igual en los procesos patológicos, siendo su cantidad excesiva la que determinará el avance de la infección. Mientras que por otro lado existe la teoría que el efecto nocivo de la placa dental depende no de la cantidad de microorganismos, sino del tipo específico de ellos que se encuentran en una determinada placa.

Actualmente es ésta segunda la teoría ampliamente aceptada. Sea como fuere, lo que está claro es que la placa se debe combatir con una buena higiene bucal para no aumentar el riego de caries o enfermedad periodontal. Su exceso dificultará cada vez más nuestra capacidad para removerla, por lo que los cepillados y enjuagues deben reforzarse con chequeos periódicos y limpiezas bucodentales realizados por dentistas.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Diferencias en la placa dental bacteriana"

Los comentarios están cerrados