CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Errores de limpieza comunes con cepillo manual

Errores de limpieza comunes con cepillo manual

Publicado por Dr. Dario Vieira el 18 diciembre 2015 en Odontologia

Sabemos que el cepillado dental es esencial para mantener la boca en un estado de higiene óptimo. Aunque no es la única medida que se debe tomar – también hay las visitas regulares al dentista, las limpiezas dentales, el uso de hilo dental, de enjuague… – es el pilar de todo proceso de limpieza. En la actualidad, a pesar del auge del cepillo eléctrico, muchos son los pacientes que aún se decantan por el cepillo manual. Es más fácil de manejar, más rápido y piensan que ya dominan la técnica. Pero a menudo no es así. No nos lo parece, pero cometemos errores de cepillado que son comunes en la mayoría de países. ¿Cuáles son estos errores? Los dentistas en Clínicas Propdental te indican qué es lo que no estás haciendo bien y cómo debes utilizar el cepillo manual de forma correcta.

Cepillo manual: 9 fallos muy habituales

Como ya hemos comentado, el cepillado dental diario, que parece una tarea sencilla, no puede realizarse de cualquier manera. La verdad, es necesario que se lleve a cabo a partir de una técnica correcta, para así conseguir buenos resultados, eliminar la placa bacteriana y evitar enfermedades severas. Mantener una sonrisa sana debería ser nuestra prioridad, y llama la atención como algo tan habitual como es cepillado puede suscitar tantos errores. Incluso podríamos afirmar que muchas personas ignoran la técnica universalmente correcta. Seguramente será porque nunca han recibido las instrucciones adecuadas de su odontólogo. Aquí tienes los 9 fallos más habituales que se cometen utilizando el cepillo manual:

  1. No cepillarse al menos dos veces al día: todos los dentistas recomiendan cepillarse los dientes al menos dos veces al día y, si es posible, mejor tres. Además, es preciso hacerlo durante dos-tres minutos, que es el tiempo suficiente para limpiar ambas arcadas. Simplificando un poco, podemos decir que cada cuarto de la boca debe cepillarse durante unos 30 segundos. Tiene que hacerse esencialmente después de levantarnos, de la comida del mediodía y antes de acostarnos.
  2. Ejercer demasiada fuerza: en muchas ocasiones, los pacientes piensan que cuánta más presión ejercemos sobre los dientes, más limpios quedarán. Pero cepillarse con fuerza sólo perjudica las cosas: puede afectar al esmalte de los dientes y a las encías. No se realiza una mejor limpieza por utilizar más fuerza, si no por aplicar la técnica de cepillado adecuada.
  3. No escoger el cepillo manual óptimo: este es uno de los errores más frecuentes. Aunque la gran variedad de cepillos que existen hoy en el mercado nos puede confundir, hay que saber elegir el más adecuado para nuestra boca, el modelo que mejor se ajuste a nuestras necesidades. Es esencial que se adapte al tamaño de nuestra boca, pero por lo general se aconsejan los cepillos con cabezal más pequeño, que nos ayudan a limpiar las zonas de difícil acceso.
  4. No seguir una pauta: llevar un orden en el momento de cepillarse es una buena idea para no dejarse ningún rincón sin limpiar. Puedes empezar por la parte más lejana (los molares del lado derecho) y cepillar toda la arcada por delante, y luego pasar a la parte del paladar. Finalmente, debes repetir todos estos pasos en la otra arcada.
  5. Una técnica de cepillado incorrecta…: el cepillado debe hacerse con un movimiento de barrido y verticalmente (de la encía a diente en ambas arcadas). Las cerdas del cepillo manual deben inclinarse unos 45º y nunca debemos pasarlo en dirección horizontal.
  6. No limpiar ni secar el cepillo manual: después de usarlo, el cepillo tiene que enjuagarse con agua y secarse (al aire o bien con una toalla). De esta forma, evitaremos que se desarrollen hongos debido a la humedad.
  7. No cambiarlo cada 3 meses: al cabo de un trimestre, las cerdas del cepillo manual ya están en mal estado y es preciso cambiarlo por uno de nuevo.
  8. Cepillarse inmediatamente después de comer: si comes alimentos ácidos (como bebidas energéticas, sodas, zumos…), lo mejor es esperar unos veinte minutos antes de cepillarte los dientes. Así, dejarás que la saliva neutralice el ácido y que no ataque a tu boca incluso después de una buena limpieza.
  9. Utilizar un cepillo manual de cerdas demasiado duras: de forma general, se suelen aconsejar los cepillos de cerdas blandas o medias, nunca duras y rígidas. Así, evitamos daños en los dientes y, sobre todo, en las encías.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Errores de limpieza comunes con cepillo manual"

    Deja tu comentario