CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Hilo dental: las claves para un buen uso

Hilo dental: las claves para un buen uso

Publicado por Dr. Dario Vieira el 7 julio 2016 en Odontologia

Una buena limpieza de nuestra boca es fundamental para lucir unos dientes perfectos y evitar enfermedades en las encías. Para ello se recomienda cepillar los dientes mínimo dos veces al día. Sin embargo, a veces no hacemos una buena limpieza con el cepillo, por lo que es conveniente completar el cepillado con colutorios o hilo dental.

Si bien un buen cepillado es importante, el enjuague y el hilo dental pueden favorecer una eliminación más eficaz de la placa bacteriana en la boca. Existen distintas claves para cada uno de estos tratamientos de higiene bucal.

Respecto el cepillado, es importante que tenga una duración mínima de dos minutos y que se realice con una pasta que contenga flúor. Además debemos reforzar la limpieza en las partes posteriores de los dientes, que quedan ocultas pero tienen zonas con mucha acumulación de placa. Además es recomendable cambiar de cepillo cada tres meses, ya que como más desgastado esté menos placa podrá eliminar, aunque se puede recurrir a los cepillos eléctricos, que eliminan más placa bacteriana. También es importante limpiar la lengua, donde se concentra una gran cantidad de bacterias. El enjuague bucal se aplica después del cepillado. Los profesionales de PropDental recomiendan consultar al odontólogo antes de elegir, ya que hay mucha variedad.

Cómo usar bien el hilo dental

El hilo dental es otro gran aliado para combatir la acumulación de placa bacteriana en nuestra boca, ya que se centra en los espacios entre los dientes y la línea de las encías. El procedimiento para un buen uso del hilo dental es sencillo: se debe enroscar cada extremo del hilo alrededor del dedo de cada mano. Después se debe doblar el hilo alrededor del borde lateral de los dientes, para cubrir los espacios entre encías y éstos. Es más efectivo pasar el hilo dental haciendo forma de C.

Es importante mirarse al espejo mientras se pasa el hilo dental, para comprobar que se está haciendo correctamente y también observar la reacción de nuestra boca. Por ejemplo puede suceder que la encía sangre. Si bien no se debe dejar de limpiar en caso de sangrado, es recomendable acudir al odontólogo cuanto antes. Si las encías están sanas, en el momento de pasar el hilo dental deberían mostrar un color rosado. Si está enrojecido e incluso inflamado, puede ser señal de alguna de las enfermedades en las encías.

El uso diario de hilo dental favorecerá un buen mantenimiento de nuestra higiene bucal. Muchos pacientes no usan el hilo dental por falta de tiempo, pero se trata de uno de los métodos más efectivos para completar la limpieza de dientes y encías y lograr una sonrisa completamente sana.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Hilo dental: las claves para un buen uso"

    Deja tu comentario