PIDE CITA GRATIS AQUÍ
PRIMERA VISITA GRATIS 932 656 722 ¡LLÁMANOS!

Morderse las uñas: Un hábito peligroso para tus dientes

Morderse las uñas: Un hábito peligroso para tus dientes

El acto de morderse las uñas, un trastorno médico conocido como onicofagia, es un problema de control de impulsos, lo que provoca que aquella persona afectada por este se muerda las uñas de los dedos y la piel de alrededor cuando está en un estado de nervios o ansiedad. Para todos aquellos afectados, la sensación de morderse las uñas es un acto auto – calmante, o una forma de mantenerse despiertos y bien alerta.

Las consecuencias de morderse las uñas

No sólo transmitimos el nerviosismo a los demás, sino que, como de buen seguro todos hemos visto, mordernos las uñas termina por dejar un aspecto totalmente antiestético en estas. Aquellas personas afectadas por este problema pueden llegar a sufrir dolor alrededor de los dientes cuando se muerden las uñas de forma excesiva, pero los dientes no son los únicos afectados. Por el número de bacterias existentes debajo de las uñas, aquellas personas que tienen el hábito de morderse las uñas corren un mayor riesgo de contraer una enfermedad, o como mínimo, sufrir malestar digestivo. Por último, pero no menos importante, debemos decir que también puede afectar a nuestra salud dental.

Seguro que hemos escuchado que morder cosas duras como los cubitos de hielo puede provocar el astillamiento dental. Bien, el mismo aviso debe ser aplicado para los pacientes que tienen el hábito de morderse las uñas. Al ser duras las uñas, cuando nos las mordemos podemos provocar un exceso de estrés a la dentición, lo que puede desembocar en su rotura.

Mordernos las uñas también causa estrés a las encías, además de que los trozos de las uñas podrían llegar a entrar en ellas. Esto puede provocar una enfermedad periodontal, pudiendo llegar a conllevar pérdida dental.

Existen muchos motivos por los cuales los afectados deben parar de morderse las uñas, antes de que esto se convierta en un hábito, a no ser que no tengan inconveniente en comprometer su dentadura.

En caso de ya haber sufrido daños dentales, tenemos que seguir dos pasos: El primero, pedir ayuda profesional para acabar con este hábito. El segundo, acudir al dentista de confianza en las Clínicas Propdental, para tratar el problema en tu dentadura.

Como se ve, este hábito puede salirnos demasiado caro para lo que realmente es, ya que puede requerir la necesidad de un tratamiento de reconstrucción dental. Si tienes esta mala costumbre, un consejo es aplicar esmalte de uñas transparente con un mal saborizante, para así evitar tener ganas de ello.

Sobre el autor:

Licenciado en odontología. Se ha especializado con el Máster en Cirugía e implantología por la Universidad de Barcelona, y completó su formación con el Diploma de Estudios Avanzados en la Facultad de Odontología de la misma Universidad.

Licenciado en Odontologia 1996-2001
Master de cirugía bucal e implantología bucofacial, Facultad de odontología, Universidad de Barcelona 2001-2004
Diploma de estudios avanzados del Doctorado con clasificación de excelente 2006.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.