CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Proceso de colocación de un empaste

Proceso de colocación de un empaste

Publicado por proptv el 29 marzo 2015 en Odontologia

A la hora de eliminar una caries tenemos a nuestra disposición el empaste como una de las alternativas más útiles y es que esta técnica, conocida también con el nombre de Obturación dental,  nos permite extraer la parte cariada del diente y seguidamente se rellena el hueco mediante resina compuesta. A continuación vamos a explicar, de forma detallada,  como es el proceso de colocación de un empaste.

Obturación dental | Proceso de colocación de un empaste

Esta intervención se inicia localizando el foco de caries que afecta al diente y seguidamente se procede a aplicar la anestesia local en la zona afectada. A día de hoy se suele colocar un gel anestésico previamente con el objetivo de no causar ninguna molestia al paciente con el pinchazo. Es necesario esperar unos minutos para que la anestesia haga efecto y adormezca la zona que va a ser tratada, durante este tiempo el especialista se encargará de cubrir la boca con un dique de goma, es decir una lámina de goma que quedará fijada a través de un marco de metal con la finalidad de evitar que el material del empaste se vaya hacia otras zonas de la boca siendo necesario hacer un pequeño agujero en el centro de la lámina para introducir el material utilizado en la reconstrucción.

Una vez que se ha aislado la pieza que va a ser tratada es momento de eliminar la parte cariada del diente así como también se removerán viejos empastes y para ello se utiliza una herramienta conocida como Torno, que es un pequeño taladro, y fresas dentales. De igual forma también se quitarán aquellas porciones del dientes que se encuentren en estado deteriorado o inestables de forma que la cavidad dental quedará completamente limpia.  Es en este momento cuando se procede a preparar la cavidad dental para recibir el empaste y en este sentido hay que destacar la importancia de los implantes de retención que se colocarán para asegurar la durabilidad de la obturación. ¿Qué tipos de implantes tenemos a nuestra disposición?.

  • Paredes convergentes: Se utilizan para evitar que el empaste se mueva de su localización de forma vertical.
  • Cajas: En este caso la funcionalidad de este retenedor radica en evitar que el empaste se mueva hacia los lados y para ello se colocan en los costados proximales de la pieza dental.
  • Surcos: Su objetivo es asegurar el eje de inserción tanto para colocar como para remover el empaste dental.
  • Pernos: Se colocan en la base de la pieza dental y tienen la función de soportar el empaste.
  • Ranuras: Se utilizan cuando las paredes del diente no son suficientes como para soportar la reconstrucción dental.

Ahora ya si que es momento de colocar el empaste, a día de hoy se utiliza la resina compuesta para llevar a cabo este proceso y es que estamos ante un material que no solamente destaca por su gran resistencia y durabilidad si no que además nos propone unos resultados estéticos óptimos debido a que el color de este material es muy similar en comparación al que presentan los dientes naturales.  Una vez que se coloca el composite se deberá comprobar que la mordida es correcta así como también verificar que la función anatómica del diente se ha establecido.

De esta sencilla forma y tras un pulido final habremos terminado este proceso, sencillo e indoloro, que tiene una duración aproximada de 20 minutos. Se trata de una de las alternativas más eficaces para aquellos pacientes que tengan una caries en su fase inicial y que aún no haya afectado al nervio del diente ya que en este caso será necesario realizar un proceso mucho más complejo como es la endodoncia.

Consejos para después de un empaste dental

A pesar de que la colocación de un empaste dental sea una de las intervenciones orales más sencillas que encontramos dentro del sector de la Odontología hay que tener en cuenta que serán necesario una serie de conductas tras este proceso. Por norma general el paciente que se haya sometido a esta intervención deberá estar un par de horas sin comer y cuando lo haga tendrá que evitar aquellos productos que tengan la capacidad de tincionar los dientes (café, té, bebidas con gas…) ya que podrían manchar el empaste.

Después de unas horas de la intervención el paciente podrá hacer vida completamente normal aunque si deseamos alargar los resultados del empaste será necesario practicar una serie de conductas sencillas. Son las siguientes:

  • Cepillarse los dientes después de cada comida a través de pasta dental con fluoruro.
  • Uso del hilo dental de forma diaria con el objetivo de eliminar aquellos restos de alimentos y placa bacteriana que se encuentra alojada en espacios de acceso difícil para el cepillo como por ejemplo las zonas interdentarias.
  • Vigilar el consumo excesivo de productos ricos en azúcar. En caso de consumirlos se recomienda el cepillado dental después de la ingesta con el objetivo de evitar la proliferación de las bacterias causantes de la caries, siendo el chicle sin azúcar una interesante alternativa para aquellas personas que no puedan proceder con el cepillado dental.
  • Tener especial cuidado al masticar alimentos duros.

En definitiva después de conocer tanto las características del proceso del empaste como los simples cuidados que deberemos realizar una vez que hayamos recuperado la pieza queda claro que estamos ante una de las intervenciones más recomendables que encontramos en la Odontología.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Proceso de colocación de un empaste"

Deja tu comentario