Sangrado de encías ¿A que se debe el sangrado de tus encías?
Inicio » Sangrado de encías

Sangrado de encías

Publicado por Dra. Blanca Martínez de Aguirre Calvo el 21 enero 2019 en Artículos sobre Odontologia general

Actualizado el 28 enero 2019

El sangrado de encías es una situación muy común entre los pacientes de Clínicas Propdental.

Las encías pueden sangrar en varios momentos: durante el cepillado, al pasar el hilo dental, tras un golpe… Aunque este tipo de sangrado es común, resulta antiestético y molesto.

Además, puede ser síntoma de enfermedades como la gingivitis.

Sin embargo aunque sean muchas las personas que padecen esta situación hay que recordar que no es algo natural si no que responde, en la gran mayoría de los casos, a la enfermedad periodontal.

Ante esta situación es de vital importancia acudir al especialista puesto que estamos ante una patología que puede llegar a agravarse hasta provocar la pérdida y destrucción del tejido que sostiene el diente, siendo de esta forma una de las principales causas por la cual se produce la pérdida de las piezas dentales.

A continuación vamos a hablar acerca del sangrado del tejido gingival así como hablaremos de las soluciones que tenemos al respecto. ¡No te lo pierdas!

¿Por que me sangran mucho las encías?

Normalmente la encía sangra por el acúmulo de placa bacteriana y sarro en ella.

No obstante las causas del sangrado pueden ser muy diversas. La más común es una higiene oral insuficiente.

La placa y los restos de comida provocan la inflamación de las encías, que provocan el sangrado.

Es importante cepillarse los dientes correctamente y realizar, al menos una vez al año, una profilaxis o higiene dental en la clínica dental.

Cambios hormonales (normalmente en mujeres), estrés, etc. pueden conllevar la inflamación y sangrado de las encías.

Mi consejo es que acudas a tu dentista para que pueda revisarte.

¿Te sangran las encías al cepillarte los dientes?

Aunque pueda parecer normal experimentar un poco de sangrado al cepillarte o pasarte el hilo dental por los dientes, es un signo que no debes ignorar.

El sangrado puede ser un síntoma de varios problemas dentales, pero normalmente es el indicador de la enfermedad periodontal.

¿Qué hacer ante el sangrado de las encías?

Unas encías sanas tienen un aspecto rosado y no sangran con facilidad.

Con las pautas que te explicaremos podrás mantener unos dientes y encías sanos. Una sonrisa sana luce mucho más radiante y bonita.

¿La enfermedad periodontal provoca el sangrado de las encías?

La enfermedad periodontal no suele ser dolorosa, de modo que muchas personas desconocen que la sufren hasta que avanza.

Conocer sus síntomas te ayuda a detectarla de manera temprana y revertir su prevalencia mediante el tratamiento indicado.

El sangrado de las encías suele ser uno de los primeros síntomas de la infección y suele ir acompañado por su enrojecimiento, hinchazón, dolor, mal aliento o aumento de la sensibilidad dental.

La recesión gingival es un síntoma que muestra una mayor complicación de la situación.

Otras causas no periodontales del sangrado de las encías

Raramente, el sangrado de las encías puede ser un síntoma de otros problemas en tu boca o cuerpo. Si la enfermedad periodontal no es la causa del problema, lo pueden ser estas:

  • Cepillado demasiado agresivo
  • Deficiencia vitamínica
  • Tomar anticoagulantes
  • Trastornos de coagulación
  • Cambios hormonales durante el embarazo, resultando en gingivitis
  • Dentaduras que no se fijan bien
  • Aftas orales
  • Otros problemas de salud como la diabetes, la enfermedad de corazón o la leucemia

Sea cual sea la causa del problema, es importante que cuentes con la ayuda de un dentista para que establezca el mejor tratamiento a seguir.

Tratamiento para el sangrado de las encías

El mejor tratamiento para eliminar el problema suele ser remover la placa y el sarro que se acumulan en los dientes y provocan la infección de las encías. Las limpiezas dentales periódicas eliminan esta acumulación, pero en caso que avance es necesario realizar un raspado y pulido radicular para frenar la prevalencia de la enfermedad periodontal.

¿Cómo frenar el sangrado de las encías?

La mejor manera de frenar este problema es visitar a tu dentista de Propdental. Él te dará los mejores consejos para terminar con el sangrado, que suelen incluir:

  • Utilizar un cepillo dental suave: cepíllate los dientes durante dos minutos dos veces al día. Cepillarte demasiado fuerte puede dañar tus dientes y encías
  • Pásate el hilo dental a diario
  • Deja de fumar
  • Sigue una dieta equilibrada
  • Sométete a ortodoncia si tienes los dientes apiñados

Si sufres sangrado e las encías, visita al dentista.

¿A que se debe el sangrado de tus encías?

La principal causa por la cual se produce el sangrado de las encías se debe a la presencia de bacterias entre la encía y el diente.

Una situación que afecta principalmente al colectivo de pacientes que no mantienen una rutina de higiene oral correcta y completa que no solamente se compone del cepillado dental después de las comidas puesto que hay que añadir la importancia de utilizar el hilo dental para eliminar los restos de alimentos alojados en los espacios interdentarios.

Por norma general el sangrado de encías responde a la gingivitis, una enfermedad periodontal leve y reversible que podremos controlar mejorando los hábitos de higiene bucodental.

En este caso también se recomienda visitar al dentista para que nos practique una limpieza dental profesional.

Es decir, un sencillo proceso que consiste en la eliminación del sarro y placa bacteriana a través de un instrumental de ultrasonido.

Es de vital importancia tratar a tiempo una gingivitis y es que aunque estemos ante una patología leve debemos saber que tiene la capacidad de desarrollarse hasta convertirse en una periodontitis.

La periodontitis es una enfermedad mucho más grave y que no solamente causará el sangrado gingival o la inflamación de este tejido puesto que además afectará al hueso que sostiene el diente.

La principal particularidad de la periodontitis es que es irreversible.

El remedio definitivo para frenar el sangrado de encías

Experimentar sangrado de encías no sólo no es agradable, sino que es un claro síntoma de que en tu boca hay algo que no va como debería.

El sangrado espontáneo generalmente ocurre debido a una respuesta ante la presencia permanente de bacterias en nuestra boca, por lo que debe ser tomado como un signo de que se está desarrollando una patología oral.

¿Por qué me sangran las encías?

Cuando encontramos una alteración en el equilibrio de las bacterias que encontramos en la boca, normalmente debida al acúmulo de los restos de comida entre los dientes, se da una inflamación y sangrado gingival. Esto es un claro síntoma de que nos estamos enfrentando a una enfermedad periodontal.

Podemos discernir dos estados claros de la enfermedad periodontal:

  • Gingivitis: Esta es la enfermedad periodontal donde se produce una inflamación de las encías, es posible experimentar sangrado y la sintomatología responde a la acumulación de placabacteriana. Puede darse en personas de todas las edades, pese a que encontramos una mayor rpevalencia en pacientes adultos, mayores de 35 años. Esta patología tiene una enorme incidencia en nuestra sociedad, llegando a encontrar estudios que determinan que afecta casi a un 60% de la población.
  • Periodontitis: Este es el estado avanzado de la enfermedad periodontal. En este caso, además del sangrado y la inflamación de los tejidos gingivales, el acúmulo de sarro que encontramos en la capa infragingival afecta a los tejidos y huesos que hacen de sostén del diente, lo que pone en riesgo y compromete su mantenimiento. Esta patología tiene un menor íncide de prevalencia en la población (algo más del 25% de personas), pero su capacidad para destruir nuestra sonrisa hace que debamos actuar rápidamente para combatirla.

El motivo principal por el que se produce un acúmulo excesivo de placa bacteriana que hace que se desarrollen patologías como la gingivitis o la periodontitis suele ser una higiene oral deficiente, pese a que podemos encontrar otros factores que también favorezcan el acúmulo de sarro, con la consiguiente patología periodontal:

  • Malposición dental
  • Maloclusiones
  • Ortodoncia fija
  • Prótesis dentales mal colocadas o deterioradas

Pese a esto, el sangrado de encías no se produce debido únicamente a este motivo, también podemos encontrar otras causas y debemos conocerlas para saber actuar contra estas.

Otros motivos por los que sangran las encías

Pasamos a enumerar algunos factores que también pueden favorecer al sangrado de encías:

  • Aplicar demasiada fuerza en el cepillado, o hacerlo de forma demasiado agresiva
  • Cambios hormonales derivados del embarazo, la pubertad, el ciclo menstrual…
  • Factores genéticos
  • Cardiopatías
  • Determinados medicamentos
  • Estrés
  • Patologías como el escorbuto, leucemia, anemia, cáncer, hepatitis…
  • Trastornos hemorrágicos que afectan a la coagulación normal de la sangre

Sintomatología que acompaña al sangrado de las encías:

Cuando encontramos enfermedad de las encís es normal que además del sangrado también se produzcan otros síntomas que nos ayudan a identificar el problema.
En caso de la gingivitis podemos observar síntomas como inflamación localizada, acompañada de enrojecimiento y sensibilidad ante presión. Asimismo, también puede afectar el sangrado de las encías, junto con mal aliento (debido a la acumulación de sarro).

En los casos de periodontitis, donde la patología es más avanzada, además de la sintomatología descrita anteriormente también encontramos recesión gingival y pérdida de tejido óseo, dando lugar a la temida movilidad dentaria.

Dile adiós a la gingivitis a través del una buena higiene oral

Para remediar el sangrado de encías debemos tener muy presente el motivo por el que lo estamos sufriendo. En caso de encontrarnos frente a una hemorragia ocasional y leve podemos sencillamente detenerla usando un enjuague bucal específicamente formulado para proteger las encías mientras realizamos las técnicas de higiene oral. 30 segundos tras el cepillado deberían bastar para asegurar una buena salud gingival

El remedio definitivo para frenar el sangrado de encías

Hay que tener en cuenta que el cepillado dental es la mejor forma de que tanto el tejido inflamado como las encías sangrantes vuelvan a un estado de normalidad. Por norma general, cuando se produce sangrado cuando nos cepillamos los dientes, la primera reacción suele ser la de detener el cepillado, pero si dejamos de lado esta rutina de higiene oral sólo estaremos favoreciendo que el problema se agrave. Un cepillado realizado de forma suave y disciplinada (después de cada comida) sobre todo de forma insistente en las zonas donde más afectación encontramos nos ayudará a mejorar los síntomas.

En los casos más graves, donde encontramos sangrado abundante y algunos de los síntomas descritos anteriormente debemos acudir a un periodoncista profesional. Él será el encargado de hacernos un examen de las encías, y se encargará de medir la profundidad que haya alcanzado el sarro con una sonda periodontal. Revisará la propensión del sangrado y la inflamación, y también valorará si se ha llegado a sufrir recesión gingival y cuán grave ha sido esta. En caso de no haberse producido mayor complicación, una limpieza dental rpofesional será capaz de eliminar la placa bacteriana que se haya acumulado, lo que se traducirá en una mejora del tejido inflamado, además de solventar el problema de sangrado gingival.

Prevención, el factor más importante

Ahora pasaremos a ofrecer un seguido de recomendaciones que nos serán muy útiles para prevenir la inflamación y el sangrado gingival para que siempre gocemos de una sonrisa bonita y libre de patología.

Un cepillo dental con cerdas suaves es fundamental en la higiene oral. Un cepillado después de cada comida, que no sea demasiado enérgico para prevenir lesiones en el tejido gingival será suficiente para eliminar los restos de placa y alimentos.

La seda dental será nuestro mejor aliado para eliminar la comida de los espacios interdentales a los que no llega el cepillo de dientes.

Complementar la higiene oral con productos como el irrigador bucal o cepillos interproximales terminarán de higienizar nuestra boca en profundidad.

La lengua debe ser higienizada también, y es que en ella se llegan a alojar el 70% de las bacterias de nuestra boca. Mantenerla limpia será toda una garantía para evitar la enfermedad periodontal.

Evitar el tabaco es algo fundamental, ya que el humo (y los componentes que hay en este) favorecen la inflamación de las encías.

El agua debe ser tu mejor aliado, ya que gracias al agua que consumimos también eliminamos una gran parte de bacterias que se alojan en nuestra boca, por lo que también evita la acumulación de sarro.

Si seguimos todos estos consejos, y tratamos de llevar una dieta equilibrada reduciendo el consumo de azúcar y alimentos precocinados, aumentando el consumo de fruta y verdura no sólo le haremos un favor a nuestra boca, sino que además también se lo haremos a nuestra salud en general.

¿Gingivitis y periodontitis provocan sangrado?

La principal razón por la cual sangran las encías se debe a la gingivitis, enfermedad periodontal que consiste en la acumulación de placa bacteriana en la zona de las encías.

Mientras que el sangrado es únicamente uno de los síntomas de este trastorno y que requiere un tratamiento para evitar que la situación se agrave a través de una periodontitis.

¿Cambios hormonales como el embarazo sangra las encías?

Otras causas por las cuales las encías sangran se deben a los cambios hormonales que tienen lugar en las mujeres embarazadas.

¿Como tratar el sangrado de las encías?

Son muchas las causas del sangrado de las encías y en este sentido es importante determinar cual es la razón para que tengas esta enfermedad.

Para ello una de las mejores opciones es acudir a tu dentista para que nos realice un examen en la zona que nos servirá para establecer tanto un diagnóstico como un plan de tratamiento eficaz y adaptado a tus necesidades.

Mientras que a día de hoy tenemos a nuestra disposición una amplia variedad de técnicas que tienen como objetivo frenar el avance del sangrado de las encias y es que solo de esta forma evitaremos la pérdida del diente.

Para detener el sangrado de las encías debes acudir a tu dentista para hacer una limpieza dental o curetajes según la gravedad de tu caso en particular.

Después o mientras tanto debes cepillar los dientes aunque sangren. Con el tiempo lograrás reducir las bacterias y con ello la inflamación gingival que es la causante de ese sangrado.

Los enjuagues bucales u otras medidas que hagan con que tengas una mejor higiene oral también ayudarán a reducir el sangrado en tus encías.

En definitiva podemos resumir diciendo que el sangrado gingival responde al mal cuidado de tus encías que se inflaman y sangran.

Por esta razón es recomendable tomar cartas al asunto ante esta situación.

Puedes encontrar tu Clínica Propdental en Madrid, Barcelona y Badalona.

Te explicaremos todo sobre tu caso en particular y nos encargaremos de conocer la causa del sangrado así como optaremos por un tratamiento personalizado dependiendo de tus necesidades.

Sobre el autor:

Dra. Blanca Martínez de Aguirre Calvo
La Dra. Blanca Martínez de Aguirre Calvo es odontóloga generalista en la Clínica Dental en Madrid de Propdental

Colegiada: 28008094
Experta en odontología conservadora, estética y prótesis
Licenciada en Odontología. Universidad Alfonso X El Sabio. (Madrid 2005).
Título de experto en Estética Dental y Postodoncia CEOdont (Madrid, 2008-2009)

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Sangrado de encías"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo
    PEDIR CITA
    TE LLAMAMOS

    Te llamamos
    Pide cita