CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Técnicas de acceso sin colgajo: Curetaje y ENAP

Técnicas de acceso sin colgajo: Curetaje y ENAP

Publicado por Dr. Dario Vieira el 1 marzo 2015 en Odontologia

Vamos a hablar sobre las técnicas de acceso sin colgajo. Comenzaremos por el curetaje: durante muchos años se ha utilizado un procedimiento poco invasivo para tratar las lesiones residuales, que ha gozado de gran popularidad entre los dentistas generales, por su aparente facilidad y resultados positivos. Esta técnica se denomina curetaje, y su popularidad se demuestra por el hecho de haber sido incluida en el estudio longitudinal de Michigan.

El curetaje consiste en la eliminación de la parte interna de la pared blanda de la bolsa con cureta, de manera que quede una superficie de conectivo al haber eliminado el epitelio inflamado de la bolsa. El curetaje puede ser gingival o subgingival, según el procedimiento que utilicemos en las bolsas de 3-4mm o superiores, respectivamente.

La técnica del curetaje incluye la anestesia de la zona a tratar, el desbordamiento con cureta de la pared interna de la bolsa, y aprovechando la circunstancia, el raspare de la pared dura de la bolsa (la superficie radicular). Finalmente, la pared gingival se comprime sobre la raíz, evitando así la formación de un coágulo, y por norma general se sutura con puntos interproximales. la sutura se debe al hecho de que el desbordamiento de la pared de la bolsa supone en muchos casos la ruptura de la unión entre las papilas bucales y las palatinas o linguales, unión que debe restablecerse.

no existen diferencias entre el curetaje gingival y el subgingival a nivel técnico, pero sí que encontramos diferencia en los resultados a largo plazo. Se ha demostrado que el curetaje gingival es innecesario, ya que no mejora los resultados obtenidos por el raspare obligatorio de la superficie radicular; es decir, en estos casos, realizar un curetaje significa sobretratar al paciente. por otro lado, los estudios longitudinales de Ramfjörd que incluían el curetaje subgingival como una de las modalidades de tratamiento, dejaron claro que a los cinco años de tratamiento, existía una tendencia a la recidiva más acentuada en el caso del curetaje. Esta recidiva se explica porque al ser la técnica del curetaje un procedimiento a cielo cerrado, el raspare radicular en bolsas profundas es incapaz de eliminar todo el cálculo y la placa acumulados. Aunque a corto y medio plazo la actividad periodontal se reduce y desaparecen los síntomas, al cabo de unos años la flora subgingival crece hasta resultar evidente de forma clínica en forma de un episodio agudo (absceso periodontal) o bien sangrado al sondare y presencia de bolsas. Es por eso que en caso de bolsas de moderada o gran profundidad, el curetaje subgingival es insuficiente.

La técnica que se denomina ENAP (de las siglas excisiones new attachment procedure) consiste en un curetaje subgingival realizado con bisturí, no con cureta, y se hizo popular allá en los años setenta del siglo pasado. Se ha utilizado principalmente en el tratamiento de bolsas del sector inferior, y por el contrario a lo que se suele entender, no es una técnica a colgajo, por lo que presenta los mismos inconvenientes que los señalados para el curetaje subgingival.

En definitiva, ninguna de estas técnicas es especialmente útil dentro de toda la gama terapéutica periodontal, y por lo tanto se puede descartarse su uso a menos de que se trate de casos muy determinados, como por ejemplo el tratamiento de la inflamación gingival muy localizada, con objeto de conseguir retracción tisular.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Técnicas de acceso sin colgajo: Curetaje y ENAP"

    Deja tu comentario