CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Utensilios para una buena higiene oral

Utensilios para una buena higiene oral

Publicado por Dr. Dario Vieira el 5 noviembre 2015 en Odontologia

La higiene oral es uno de los aspectos que se consideran más importantes en el sector de la odontología: dentistas y demás especialistas insisten constantemente en lo esencial que es llevar a cabo una limpieza exhaustiva de la boca al menos dos veces al día, o bien después de cada comida. De hecho, es la única responsabilidad que le piden al paciente: mantener una cavidad bucal libre (o casi libre) de bacterias, para así evitar la acumulación de placa y sarro entre los dientes. Seguir una higiene oral constante es la mejor forma de combatir enfermedades como la caries dental o la gingivitis, entre otras más severas.

Aunque siempre se insiste en la técnica de cepillado, también hay otros utensilios que es importante conocer. Una buena higiene oral empieza por el uso del cepillo convencional, pero no acaba en este punto. El hilo dental, el cepillo interdental y el irrigador bucal también son herramientas que nos pueden ayudar. A pesar de que algunas no hace falta utilizarlas tan a menudo, usarlas de vez en cuando fortalece nuestra salud oral y nos permite mostrar unos dientes mucho más bonitos. ¿Qué es y cómo se utiliza cada una de estas herramientas?

El cepillo dental: la calve de la higiene oral

Es la base de toda higiene oral; el cepillo de dientes es irreemplazable e imprescindible, y lo ideal sería utilizarlo al menos tres veces al día. Gracias al cepillado conseguimos eliminar la placa depositada en los dientes y prevenir, así, su acumulación. Puede ser manual o eléctrico, y de cerdas suaves, medias o duras. En general, los más recomendables son los cepillos blandos para todos. Elegir un cepillo de dientes adecuado a nuestras necesidades es muy importante. Para evitar equivocaciones, puedes consultar a tu dentista en Clínicas Propdental.

El cepillo eléctrico

Como ya hemos mencionado, los cepillos de dientes pueden ser manuales o eléctricos. En la actualidad, los especialistas suelen recomendar los eléctricos, puesto que llegan a zonas de la boca que para los manuales son inaccesibles. Así pues, permite una higiene oral realmente completa. Sus cabezas giratorias y redondeadas están diseñadas para limpiar los dientes, los intersticios y los surcos gingivales. Si el cepillo manual debe renovarse cada 3 meses aproximadamente, las cabezas del cepillo eléctrico, también.

El hilo dental

Es el complemento esencial del cepillado. El uso regular del hilo dental permite una higiene oral mucho más precisa y profunda, puesto que elimina los restos de comida y bacterias que se acumulan en los espacios entre los dientes. Es recomendable utilizarlo al menos una vez al día y cabe tener cuidado de no hacer movimientos bruscos, puesto que podrían dañar las encías.

El cepillo interdental

Se suele recomendar a aquellos pacientes que tienen dientes descamados o dentaduras postizas, que tienen más espacio entre las piezas dentales y, como consecuencia, tiene más probabilidades de acumulación de placa y restos de alientos. El cepillo interdental nos permite acceder a zonas de la boca que, de no usarlo, no podríamos alcanzar jamás con un cepillado convencional. Después de usarlo, puedes enjuagarte la boca y eliminar todas las partículas que quedan diseminadas por la boca.

El irrigador bucal

Se trata de un dispositivo que emite agua a presión y se utiliza para eliminar la placa, los restos de comida y, simultáneamente, masajear las encías. Como el cepillo interdental, el agua a presión permite eliminar desechos que quedan esparcidos por la boca. A pesar de que puede limpiar de forma general, nunca debemos usar el irrigador bucal como sustitutorio del cepillado, puesto que no consigue eliminar todas las bacterias de la placa.

El enjuague bucal

Es también un complemento importante del cepillado dental que ayuda a eliminar las bacterias nocivas de la boca. De hecho, el enjuague bucal consigue eliminar hasta el 97% de bacterias y restos de alimentos. Los dentistas recomiendan utilizarlo al menos dos veces al día para mantener unos dientes y unas encías más sanos.

El limpiador lingual

El limpiador lingual es un complemento de la higiene oral que no es muy conocido. Se trata de un accesorio que tiene forma ovalada y que se coloca en la superficie dorsal de la lengua para retirar las bacterias orales que se acumulan sobre ella. Es realmente útil para evitar, por ejemplo, episodios de halitosis (mal aliento).

El revelador de placa

El revelador de placa es un líquido que se aplica a los dientes y tiñe la placa, generalmente de color rojo, para así hacerla visible. Gracias a este utensilio, el paciente puede saber dónde es necesario cepillar con más insistencia y precisión. Si, después de la higiene oral completa, el área sigue estando colorada, significa que no hemos conseguido eliminar totalmente la placa.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Utensilios para una buena higiene oral"

Deja tu comentario