CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Anclajes en ortodoncia

Anclajes en ortodoncia

El anclaje en ortodoncia es la resistencia al movimiento que presentan los dientes ante la aplicación de una fuerza. Dicho de una manera más sencilla, el anclaje es la cantidad de milímetros que se mueven los dientes para cerrar el espacio que ha dejado la extracción.

El control del anclaje durante el tratamiento con ortodoncia es un factor muy importante que interfiere en el resultado final.

Cuando el ortodoncista en Clínicas Propdental realiza un tratamiento de ortodoncia, utiliza una serie de fuerzas que hacen desplazar un grupo de dientes en cierta dirección. Según la tercera ley de Newton, siempre encontraremos otra fuerza igual y en sentido opuesto a la aplicada, y por este motivo el anclaje es el factor clave durante todo el proceso. Dependiendo del tipo de anclaje utilizado, el especialista limitará el movimiento de los dientes que le interese para que no se desplacen todos a la vez.

Una de las ventajas principales del uso de dispositivos de anclaje es el control en el desplazamiento de los dientes anclados. De esta manera, se disminuye su movimiento pero no los deja inmovilizados.

Los dientes, el paladar duro, el hueso alveolar, el hueso occipital y el dorso del cuello, son las estructuras anatómicas de las que se vale el ortodoncista para mejorar el control del anclaje en el tratamiento de ortodoncia.

Indicaciones para la colocación del anclajes en ortodoncia

Para poder colocar los anclajes en ortodoncia, el paciente debe tener un buen soporte de hueso y no tener movilidad dental. El ortodoncista valora la ortopantomografía para conocer la salud periodontal de los dientes que van a servir de soporte.

Clasificación de los anclajes en ortodoncia.

  1. Anclaje mínimo. El anclaje mínimo se puede colocar tanto en molares como en dientes anteriores. El cierre de los espacios se consigue desplazando hacia mesial los dientes posteriores. Hay varios tipos, entre los cuales destacamos los stops, las retroligaduras y los elásticos intermaxilares.
  2. Anclaje moderado. El anclaje moderado se utiliza para realizar un cierre de espacios casi simétrico, ya que los dientes posteriores y los anteriores se desplazan de igual manera. Algunos ejemplos de este tipo de anclaje son el botón de Nance, el arco transpalatino y el arco lingual. Proporciona un 50% de migración mesial de los molares y un 50% de anclaje.
  3. Anclaje máximo o severo. El anclaje máximo o severo lo utiliza el ortodoncista en Clínicas Propdental para casos en los que hay un apiñamiento severo o cuando se necesita un cambio facial importante. Los molares pueden migrar hacia mesial hasta un 30% y proporcionan un 70% de anclaje. Los más utilizados son el arco RN (Rodríguez-Natera) y el transpalanance.
  4. Anclaje absoluto. El anclaje absoluto tiene como objetivo que los molares no migren hacia mesial para conservar el 100% del espacio después de realizar la extracción. El sistema utilizado son los micro implantes de titanio, que coloca el cirujano en Clínicas Propdental bajo la petición del ortodoncista. Las ventajas son que no se necesita la colaboración del paciente para obtener los resultados, y que los micro implantes son de un tamaño tan pequeño que se pueden colocar en diferentes áreas del hueso alveolar.

Antes de colocar el micro implantes de ortodoncia, el cirujano realiza un estudio del paciente para verificar radiográficamente la densidad y espesor del hueso alveolar, y también comprobar que existe suficiente profundidad de hueso para colocarlos.

Ventajas de los mini implantes de ortodoncia

Proporcionan un anclaje extraordinario en el tratamiento con ortodoncia.
El paciente no tiene que cooperar durante el tratamiento.
El tratamiento es más corto en la retracción del segmento anterosuperior.
Se necesita menos instrumental quirúrgico.
Se puede corregir la desviación de la línea media.
Se pueden cerrar espacios posteriores edéntulos para evitar el uso de prótesis.

Desventajas de los mini implantes:

Representa un pequeño gasto económico para el paciente.
No se pueden colocar en pacientes con procesos de infección aguda y en diabéticos no controlados.