CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Tienes los dientes manchados? Evita estas comidas

¿Tienes los dientes manchados? Evita estas comidas

Publicado por Dr. Dario Vieira el 23 febrero 2016 en Estetica dental

El esmalte dental es aquella capa exterior del diente, un material que, por cierto, es el más duro del cuerpo. Por debajo de este encontramos la dentina, una capa formada por una estructura de tubos vacíos, que se encarga de separar el esmalte de la pulpa del diente. Ciertas personas terminan por desarrollar un esmalte dental más duro durante la infancia, gracias a las influencias de la genética y al cepillado dental. Por desgracia, esto no incluye a todas las personas; algunas tienen un esmalte más débil y su esmalte absorbe aquello que comen y beben mediante los tubos del esmalte, lo que provoca que la superficie de sus dientes se manche y oscurezca.

Evita los dientes manchados dejando de consumir estos alimentos

La lista contiene alimentos que si bien algunos conoceremos, puede que otros no tanto, y de hecho son algunas comidas y bebidas que consumimos incluso con frecuencia diaria (puede que alguno de nosotros más de una vez al día). Para conocer cuáles son, sigue leyendo:

  • Frutos rojos

Esto incluye a las cerezas, los arándanos, las frambuesas y las moras. Todas las frutas que comentamos, cuyo color es de un rojo intenso son buenas para la salud, pero éstas no lo son necesariamente para los dientes. En caso de que estés llevando un proceso de blanqueamiento dental o acabes de realizarlo deberás eliminarlas por completo de tu dieta, o de lo contrario podrías terminar manchando tu esmalte.

  • Refrescos

Los refrescos han terminado siendo un grave problema para la salud de los dientes de los más pequeños, y es que podemos encontrar afectaciones dentales graves en el esmalte, incluyendo la pérdida completa del esmalte en pacientes muy jóvenes; esta es una problemática que hasta ahora sólo encontrábamos en pacientes de la tercera edad. La pérdida completa del esmalte trae consigo sensación de sensibilidad dental y visión amarillenta de la sonrisa. El culpable de esto es el ácido fosfórico de los refrescos con gas, que ocasiona tanto la putrefacción de la pieza dental como problemas digestivos. Usualmente encontramos un pH de 7.4 en nuestra saliva, pero cuando consumimos este tipo de refrescos durante el día, incluso en repetidas ocasiones como suelen hacer algunos jóvenes, el ácido fosfórico se encarga de reducir este pH hasta grados donde se torna ácido. Para recuperar el nivel de pH nuevamente, el cuerpo tiene que hacer uso de los iones de calcio de los dientes, con lo que el esmalte termina desgastándose.

  • Vino tinto

Las manchas de vino tinto destacan por ser de las más complicadas de evitar. El único método para intentar evitar la fijación de estas es realizarse un cepillado dental justo después de haberlo tomado; esto no sería un problema si no fuera porque en muchas ocasiones que decidimos consumir este caldo no nos encontramos en casa. Una alternativa para seguir degustando este tipo de bebida pero sin poner en entredicho nuestra salud oral será consumir vino blanco.

  • Ponche de frutas

Esta es una bebida que si bien no está muy extendida en España, creemos que debido a los graves problemas que ocasiona en la coloración de nuestros dientes tenemos que hacer especial hincapié, poniendo en preaviso a potenciales consumidores. Si alguna vez hemos consumido este tipo de bebida, sabremos que el ponche tiñe los labios de aquellos que lo beben. Bien, igual ocurre con los dientes. Para evitar que esto ocurra, y de paso frenar el ataque de los azúcares que esta bebida contiene contra nuestros dientes, deberemos enjuagarnos la boca después de tomarlo

  • Zumos de frutas

Si bien no son tan problemáticos como el ponche, debemos decir que los zumos de frutas también tienen un alto contenido en azúcares, de hecho encontramos ciertos estudios donde se demuestra que este tipo de zumos pueden llegar a ser más dañinos para los dientes que los propios refrescos artificiales. Si somos unos “juice lovers” y no podemos vivir sin nuestro zumo para desayunar o merendar, lo mejor será que optemos por el método DIY: háztelos tú mismo en casa. No tendrán azúcares añadidos, no serán problemáticos para nuestra dentadura, serán más saludables gracias a sus aportes vitamínicos de primera calidad y además tendremos una maravillosa foto que subir a Instagram mientras los hacemos. ¿Qué más se puede pedir? Eso sí, procura limitar el consumo de diversos frutos de tonalidades oscuras, pues son especialmente eficaces colorando el esmalte.

  • Salsa de soja

Para todos los amantes de la gastronomía asiática, debemos advertir del peligro que la salsa de soja tiene manchando los dientes de forma notable. El consumo de sushi ha aumentado en nuestro país de forma exponencial en los últimos años, y consigo el uso de la salsa de soja, implementándola en muchos platos que consumimos de forma ocasional (¡E incluso regular!). Para evitar las manchas derivadas de este alimento, podemos optar por una soja light. Esta, además tiene menos azúcar, almidón y sal.

  • Comidas con colorantes artificiales

Los colorantes artificiales pueden ser encontrados en multitud de comidas ya preparadas y envasadas. A día de hoy resultaría misión imposible que evitemos todo este tipo de comidas, pero sí que podemos intentar reducir su consumo, y por consiguiente nuestra afectación a los dientes.

  • Café

El que no se haya levantado nunca acompañado de un buen café para cargar las pilas y enfrentar su día que tire la primera piedra. Muchas son las personas que cada mañana optan por seguir este ritual, pero desgraciadamente, siguiendo este delicioso hábito puede que terminemos por pagar una factura pendiente con nuestra sonrisa. El color oscuro que los granos de café poseen son los responsables de la tinción de los dientes. Este oscurecimiento puede observarse sobre todo en los dientes anteriores, que, además, son los que más visibles se encuentran.
No puedes (o no quieres) abandonar tu rutina mañanera del café? No te juzgamos. Lo que sí podemos decirte es que puedes intentar beberlo sin que éste toque los dientes anteriores, o haciéndolo en sorbos que no lo escampen por toda la boca.

En caso de tener que escoger entre el té y el café, debemos decir que éste último será el menos malo de los dos para nuestra sonrisa, pese a que ambos tienen poder de tinción, indistintamente de que éste se consuma frío o caliente. Para evitar los dientes manchados por culpa del té, podemos optar por una de las alternativas a los tés tradicionales, que incluyen té blanco y té verde.

  • Extra: Tabaco

Si bien este no es un alimento, tenemos que mencionarlo necesariamente debido a los problemas que acarrea. No sólo es malo para tu boca, es malo para la salud de tus encías, tendrás más posibilidades de sufrir enfermedades que van desde la caries hasta el cáncer oral, afectará a tus pulmones, a la salud general, a la salud de tu piel, a tu cartera… Sino que, además, también te afectará a la sonrisa. Mucho se ha hablado en este blog acerca de los peligros y el daño que ocasiona el tabaco en nuestro cuerpo. Según la gravedad de las manchas dentales que encontremos en nuestra boca, algunas las podremos eliminar y otras no.

Y si tengo los dientes manchados, qué hago?

En el caso de que ya hayamos sucumbido a algunos de los alimentos que comentábamos antes y hayamos experimentado en nuestra boca los temidos resultados que os comentábamos más arriba, tendremos que someternos a un tratamiento de blanqueamiento dental. Éste se trata del tratamiento más conservador para restaurar la sonrisa a aquellas personas que buscan tener unos dientes blancos. Gracias a esta técnica, la tonalidad del esmalte se reducirá en varios tonos.

Gracias a la aplicación de unos productos en gel en nuestros dientes que penetran en los tejidos dentarios, obtenemos la desaturación de las tonalidades amarillas, logrando así un tono mucho más blanco. En las Clínicas Propdental, nuestro equipo especialista en estética dental te asesorará y solucionará los problemas que te impidan sonreír con naturalidad. Gracias a la experiencia que nos otorgan las miles de sonrisas que devolvemos cada año, podemos afirmar que nuestros pacientes satisfechos son nuestra mayor garantía de confianza.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Tienes los dientes manchados? Evita estas comidas"

Deja tu comentario