CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Cuidas tu esmalte? Entonces aléjate de esto

¿Cuidas tu esmalte? Entonces aléjate de esto

Publicado por Imma Roca el 9 mayo 2017 en Estetica dental

Como es evidente, a medida que las personas envejecen, el esmalte de sus dientes tiende a desgastarse, perdiendo así su característico blanco original. Como decimos, nada fuera de lo normal.

Por otro lado, también tenemos que decir que en gran medida, acortamos la vida de nuestro esmalte por nuestros hábitos de higiene y alimentación.

Frente a este problema podemos elegir dos opciones: tratar de evitar totalmente ciertas bebidas y alimentos (lo cual no parece muy plausible después de toda una vida sin privarnos) o bien optar por sencillamente restringir su consumo.

Tratando de limitar la ingesta sin obsesionarnos puede ayudarnos, aunque siempre deberá ir acompañado de una higiene adecuada.

Hoy hemos querido hacer una Black List de aquellos alimentos que representan una auténtica amenaza para el blanco de tu sonrisa. Si tu dieta está compuesta en parte de esto quizás vaya siendo hora de realizar algunos cambios a fin de evitar consecuencias desagradables en un futuro.

  • Cítricos

El ácido, aunque se encuentre naturalmente presente en ciertos alimentos, no es bueno para nuestros dientes. Parece lógico, pero por lo visto no siempre lo tenemos en cuenta. Al igual que sabemos que masticar piedras no va a ayudarnos a desarrollar una fuerte salud oral, tampoco deberíamos abusar de la capacidad de aguante de nuestro esmalte.

Es por esto que los cítricos son perjudiciales para nuestro esmalte. En el limón encontramos la mayor concentración, pero como raramente la gente tiende a beberse el zumo de un limón (siempre y cuando no sea en limonada o comiéndose el trozo de los limones decorativos de un refresco) tenemos que advertir que el zumo de naranja también es perjudicial para nuestros dientes, eso sí, en menor medida.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que estos dos alimentos son buenos para nuestra salud general, por lo que si bien recomendamos limitar el consumo, no deberíamos dejar de consumirlos.

Es recomendable que mientras los consumamos evitemos tenerlos mucho tiempo en la boca, y a ser posible beber mucho agua después para compensar su alto nivel en ácido.

Más allá de los alimentos cítricos debemos tener en cuenta aquellos procesados que ya lo lleven en su composición, así como el vinagre presente en los encurtidos.

  • Refrescos

Como toda bebida ácida, carbonatada o energética, los refrescos se merecen un lugar de honor en esta lista, debido a su altísimo contenido tanto en azúcar como en ácidos.

Como antes decíamos, consumir ácidos erosiona paulatinamente el esmalte dental. Una vez se ha reblandecido, termina por desgastarse.

Al contener grandes cantidades de azúcar, los refrescos contribuyen a que el cóctel explosivo que lleva en su composición afecte especialmente a nuestra boca, terminando por encontrar casos de destrucciones esmaltarias prematuras en jóvenes que deberían contar con una dentición perfecta.

Si sumamos el consumo habitual de este tipo de bebidas con una higiene oral insuficiente termina por causar que la placa bacteriana encuentre un caldo de cultivo perfecto en nuestra boca. Esto termina por causar patologías orales como la caries o la enfermedad periodontal.

Dejando a otro lado aquellos problemas localizados que el azúcar provoca en los dientes, consumir de forma continuada y frecuente este tipo de bebidas causa que encontremos también muchas personas con problemas de sobrepeso e inclusive adicción.

A su vez, este seguido de consecuencias generan importantes problemas, que van desde diabetes hasta trastornos cardiovasculares.

  • Dulces muy pegajosos

Ciertos alimentos dulces destacan por ser especialmente pegajosos, lo que hace que tengan mucha tendencia a dejar restos entre los dientes.

Buenos ejemplos de estos son las chucherías, el turrón, la leche condensada, la fruta deshidratada… ya que destacan por ser muy pastosos, y de difícil eliminación.

En caso de que no retiremos estos alimentos con sumo cuidado de no dejar restos tras haberlos ingerido, la exposición continuada a esta fuente de azúcar facilitará la aparición de caries dental.

  • Frutos secos duros y caramelos

Resulta evidentemente que los caramelos pueden ser doblemente perjudiciales para nuestra dentición: Por una parte tienen una alta concentración de azúcar, y por otra cuentan con un efecto dañino añadido derivado por nuestra forma de consumo: chuparlos durante un tiempo para terminar haciéndolos añicos con los dientes.

Esto es especialmente negativo si lo hacemos con los incisivos centrales en lugar de hacerlo con los molares. Partir caramelos con las paletas podría causar una fractura dental.

De igual manera ocurre con ciertos frutos secos como los kikos. Pese a que estos no contienen azúcar deberemos tener mucha precaución al masticarlos, sin forzar los dientes; de lo contrario podríamos partirlos

El esmalte, como se ve, tiene muchos enemigos, pero hay dos que destacan: el azúcar y el ácido. Es posible que el ácido sea más sencillo de evitar, pero no debemos olvidar los riesgos que el azúcar entraña.

El azúcar está presente en prácticamente todos los alimentos que consumimos en nuestro día a día: galletas, pan de molde, salsas, zumos envasados, platos precocinados… Hay mucho más azúcar del que podamos llegar a creer, y erradicarlo de nuestra dieta es poco menos que una utopía; uno no tiene que atiborrarse a Nocilla para estar ingiriendo azúcar en su día a día.

Si quieres restringir el consumo de azúcar al máximo a partir de hoy deberías comenzar a mirar la etiqueta de los productos que compras de forma más detallada, y verás como te llevas una sorpresa bastante importante: el azúcar que las personas consumimos al cabo del día, aunque no queramos, es mucho más importante del que creemos habitualmente. Disminuir este consumo no es una tarea sencilla, pero está en nuestra mano el hacerlo.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Cuidas tu esmalte? Entonces aléjate de esto"

Deja tu comentario