CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Causas de la halitosis

Causas de la halitosis

Publicado por Dr. Dario Vieira el 4 Junio 2014 en Odontologia

La halitosis es una patología muy común, y es que calcula que aproximadamente un 30% de la población adulta la padece o la ha padecido en distintas ocasiones. Se trata de una enfermedad muy compleja, ya que puede llegar a cambiar el hábito de vida del paciente. El mero hecho de su aparición produce una gran preocupación, y es que lejos de preocuparse por si su salud se ve comprometida, lo que al paciente realmente le preocupa es que se resientan sus relaciones sociales, personales o la vida diaria en general.

Causas de la halitosis

Ennumeremos las causas de la halitosis:

  • Podemos clasificar los casos de halitosis en tres tipos muy diferenciados:
    • La halitosis genuina, y es que realmente existe un mal olor en la cavidad bucal, se puede medir y objetivar.
    • Pseudohalitosis: En este supuesto el mal olor no es objetivable, pero el paciente cree que sí tiene halitosis.
    • Halitofobia: Después del tratamiento de la misma, el paciente sigue creyendo que tiene halitosis de manera persistente.
  • A su vez también, la halitosis genuina puede ser clasificada de diferentes formas:
    • Halitosis genuina fisiológica: Existe una situación de salud oral, y el problema tiene su origen en el recubrimiento lungual presente en la zona posterior de la lengua.
    • Halitosis genuina patológica: aquí tenemos que diferenciar dos tipos
      • De origen oral: Tiene su origen en el cubrimiento linguae que se encuentra presente en la zona posterior de la lengua a la que además también se le pueden sumar otras condiciones patológicas de la cavidad bucal, principalmente las patologías de origen periodontal (la gingivitis y periodontitis).
      • De origen extraoral: Suelen asociarse a problemas otorrinolaringológicos, y en un porcentaje muy bajo de situaciones, con otras patologías sistémicas.

Aproximadamente, en el 90% de los supuestos en los que se da la halitosis genuina, el origen del mal olor se encuentra en la boca (En más de un 60% de los casos se asocia a una patología periodontal). Así que el papel de los especialistas en odontología resultan clave en el control y el tratamiento de este tipo de pacientes.

Aparición de la halitosis

La aparición de la halitosis se debe básicamente a que exista la presencia de descompuestos sulfurados volátiles (CSV) en el aire, que son expelidos por la cavidad oral. Principalmente se tratan del sulfuro de hidrógeno (H2S) y el metilmercaptano (CH3SH) en los casos que existe la halitosis de origen oral, y del dimetil sulfuro (CH3)2S en los casos que existe halitosis patológica con orígen extraoral. A pesar de que aproximadamente los CSV representan el 90% de todos los componentes malolientes que ayudan a favorecer la aparición del mal aliento, también se han identificado diversos componentes que también contribuyen, aunque eso sí, en menor medida. Estos son productos como compuestos aromáticos volátiles (indos y escatol), ácidos orgánicos, como son el acético o el propiónico y aminas, como la cadavérica y putrescina.

El mecanismo de producción de los CSV está asociado de forma directa con el metabolismo de bacterias anaerobias gramnegativas, que están presentes sobre todo en el biofilm de la lengua, aunque también se pueden encontrar en la zona subgingival, la saliva y otras áreas. Los sustratos son aminoácidos que tienen sulfuro como la cisteína, la cistina y la metionina. Todas ellas están presentes libres en la saliva y el fluído crevicular, aunque también pueden aparecer tras la proteólisis de sustratos proteicos aportados por la descamación de los epitelios orales, mucosidades faríngeas, los leucocitos, las células hernáticas, y en menor medida aunque también es usual, de los nutrientes que son aportados por la dieta.

El tratamiento

Tenemos distintos objetivos a la hora de realizar el tratamiento de la halitosis oral, que se resume en:

  • Disminuir el número de bacterias que producen el mal olor.
  • Reducir los sustratos proteicos disponibles que intervengan en el proceso metabólico de estas bacterias.
  • Neutralizar la volatilización de los productos que causan el mal olor.

Esto lo conseguiremos realizando una limpieza y un pulido dental profesional en el caso de la halitosis genuina fisiológica, reforzando las instrucciones de higiene oral, incluyendo las instrucciones de cepillado, limpieza interdental con seda dental y/o cepillos interproximales, según las necesidades individuales, además de realizar una limpieza lingual suave con un raspador lingual.
En la halitosis genuina patológica oral, deberemos, además de aplicar el protocolo que hemos descrito con anterioridad, corregir todas las patologías orales, y principalmente, tratar la patología periodontal presente.

En ciertos supuestos, la halitosis puede convertiste en una patología crónica y es por eso que los pacientes tienen que utilizar colutorios específicos, de forma continuada, durante un periodo determinado de tiempo que le explicará el facultativo indicado.

Como ya hemos remarcado con anterioridad, si bien en un principio la idea de tener que cambiar nuestros malos hábitos a la hora de consumir productos que puedan favorecer la aparición de halitosis, o el mantener de forma continuada una mala salud bucodental, lo idea será que trabajemos todo lo posible en conseguir que esta patología desaparezca de nuestro organismo antes de que se termine convirtiendo en un problema crónico. Unos buenos hábitos, una correcta salud bucodentaly sobre todo, el visitar a nuestro dentista para hacernos un chequeo general del estado cada seis meses, deberían ser suficientes como para no tener que preocuparnos de sufrir una patología grave, así que recordemos seguir paso por paso las indicaciones y consejos que nuestro dentista nos indique, sólo así estaremos seguros de que no tendremos ningún problema bucal, y podremos evitar las enfermedades de la cavidad oral más frecuentes, como pueden ser desde enfermedades periodontales (como la gingivitis o en casos que revisten más gravedad la periodontitis), las caries o la retracción de las encías. En cualquiera de estos supuestos debemos tener muy en cuenta que como siempre nuestra mayor arma es la prevención.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Causas de la halitosis"

    Deja tu comentario