Corrige tu sensibilidad dental con estos sencillos pasos - Dentistas en Madrid y Barcelona
Inicio » Corrige tu sensibilidad dental con estos sencillos pasos

Corrige tu sensibilidad dental con estos sencillos pasos

Publicado por Imma Roca el 11 abril 2018 en Odontologia

La sensibilidad dental es un problema que afecta a mucha, mucha gente. Ya sea por caries, debido a la retracción gingival o en defintiva, por una buena lista de motivos, es posible que tú también hayas sufrido de este problema tan molesto.

Cuando decimos que la sensibilidad dental es un problema muy común no estamos exagerando: afecta a 7 de cada 10 pacientes adultos, y tiene su mayor incidencia entre los 18 y 40 años. Esta dolencia suele tener una mayor prevalencia en mujeres.

Pero… ¿Qué es la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental en esencia no es más que un dolor breve y muy agudo que se produce en una zona concreta en nuestra boca al entrar en contacto con un estímulo externo.

Para ser exactos, este se produce cuando la dentina se queda expuesta, entrando así en contacto con aquellos estímulos térmicos, táctiles o químicos.

Su sintomatología es fácilmente reconocible, casi tanto como desagradable:

Sus características son las siguientes:

  • Dolor intenso y localizado.
  • Es debido a un factor externo.
  • Desaparece al perder el estímulo en la zona afectada.

En caso de que la sensibilidad experimentada no es transitoria y sigue persistiendo una vez el estímulo se ha retirado, o si no está muy localizada, es recomendable acudir al dentista cuanto antes, ya que puede significar que existe una enfermedad oral subyacente.

Origen de la sensibilidad dental

El motivo por el que tienes los dientes sensibles es porque, generalmente, la dentina suele estar protegida por la encía, el cemento radicular y el esmalte dental. Una vez el diente ha perdido su protección natural, pasa a quedar a merced de los estímulos externos.

Causas de la hipersensibilidad dental

Una vez conocemos el origen de la sensibilidad dental, es hora de determinar el motivo por el que esta ocurre.

Generalmente esta se debe a unos hábitos mejorables en nuestra vida, así como a una higene oral deficiente. Veamos los motivos más comunes:

  • Caries: Al atravesar la caries el esmalte y llegar a la dentina sentiremos una enorme sensibilidad frente a alimentos fríos, calientes o ácidos. Para revertir esta situación deberemos empastarnos la muela.
  • Dientes rotos o astillados: Como con el caso de la caries, cuando se nos rompe un diente y esa fractura alcanza la dentina, la sensibilidad dental hace acto de presencia. Para solucionarlo, tendremos que colocar una corona dental
  • Empaste desgastado: Una vez que el empaste de un diente cariado se desgasta, ya sea por la erosión de los alimentos o por un cepillado agresivo, la dentina pasa a exponerse nuevamente, causando la sensación de hipersensibilidad dental. Para solucionarlo tendremos que acudir a nuestro dentista para que revise el empaste, y si es necesario, que vuelva a realizarlo
  • Esmalte dental desgastado: el esmalte dental se puede desgastar debido a diferentes motivos: utilizar pastas dentales abrasivas, realizar cepillados agresivos, el bruxismo… Al no regenerarse por sí mismo el esmalte, deberemos realizar una simple restauración con composite, colocar carillas de porcelana y composite o poner una corona en los casos más graves. Las personas cuyo desgaste esté originado en el bruxismo deberán utilizar una férula de descarga para evitar más consecuencias.
  • Retracción gingival: La retracción gingival puede ser debida a un cepillado dental agresivo, o debido a enfermedades de las encías. Independientemente del motivo, la retracción gingival provoca que la raíz dental quede expuesta, lo que hace que sintamos sensibilidad dental. La solución a este problema dependerá del motivo por el que ha ocurrido. Será el dentista quien indique si hay que realizar un injerto gingival o si deberemos realizar un tratamiento peridontal que frene cualquier enfermedad que se pueda estar desarrollando.
  • Erosión dental: Consumir alimentos y bebidas demasiado ácidas (refrescos, zumos de cítricos…) puede causar la erosión dental, lo que hará que sintamos esta desagradable sensación. Para evitar que aumente la sensibilidad debemos restringir el consumo de bebidas ácidas.
  • Tras una terapéutica en la clínica: Ya sea por un empaste dental, una limpieza o después de un blanqueamiento, es habitual que sintamos sensibilidad dental en nuestros dientes. No es algo que nos tenga que preocupar, pero si sentimos molestias durante algunos días, es recomendable que hables con tu dentista de confianza para tomar analgésicos mientras remiten los síntomas.
  • Durante una ortodoncia: La ortodoncia puede causar sensibilidad dental por la presión que esta ejerce en la boca. Los brackets tienden a debilitar los tejidos que se encargan de hacer de sostén del diente. Es habitual sentir molestias cuando hemos comenzado a portarlo hace poco, pero cesarán con el paso de los días, una vez nos hayamos adaptado correctamente.

Evita la sensibilidad dental

Para evitar la sensibilidad dental deberemos seguir unas sencillas instrucciones

Sigue unos buenos hábitos alimenticios

Las comidas y bebidas ácidas deberían ser eliminadas de tu dieta, puesto a que su acidez tiende a desgastar el esmalte. Zumo de limón, refrescos, vinagre… Deben ser restringidos, y es que consumirlos de forma diaria llevará inexorablemente a un desgaste dental prematuro.

Edúcate a ti mismo

Tu boca está pensada para lo que haces con ella diariamente: hablar, comer, beber… No está pensada para abrir botellas, picar hielo o morder bolígrafos. Eliminar estas conductas mejorará mucho tu estado de salud oral.

Sigue una buena higiene oral

La salud oral es fundamental, y no podemos mantenerla correctamente si no realizamos un cepillado dental después de cada comer. Aquí puedes leer cómo realizar esta rutina de higiene correctamente.

Acude al dentista

Realizar una visita anual es sencillo, barato y recomendable. Gracias a esta visita, tu dentista de confianza te indicará si tienes algún tipo de problema o enfermedad, y podrás tratarla cuando todavía no sea más que una ligera molestia en tu sonrisa. Dejar una enfermedad oral campar a sus anchas nunca es una buena opción.

Tal y como puedes ver, mantener una bonita sonrisa no es tan complicado, si sabes como. Asimismo,para comenzar la primavera con buen pie y disfrutar de todo lo que Madrid te ofrece sin temor a la sensibilidad, quizás sea una buena idea que hagas una visita a nuestro equipo médico en Propdental.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Corrige tu sensibilidad dental con estos sencillos pasos"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

    932 656 722
    Pide cita