PIDE CITA GRATIS AQUÍ
PRIMERA VISITA GRATIS 932 656 722 ¡LLÁMANOS!

Retracción gingival: ¿Cómo evitarla?

Retracción gingival: ¿Cómo evitarla?

La retracción gingival o de las encías altera tanto la imagen como la funcionalidad de nuestra sonrisa. Pero, ¿En qué consiste y cómo evitarla?

La retracción gingival altera la calidad de vida del paciente. Provoca una pérdida del tejido gingival, de modo que se enseña más diente de lo normal al hablar y sonreír. Además dificulta la limpieza bucodental y favorece la hipersensibilidad dental.

Pero, ¿Por qué tengo las encías retraídas? Existen diversas causas de las encías retraídas:

  • Cepillado dental agresivo. Es la causa más habitual. Ejercer mucha presión con el cepillo provoca, a largo plazo, la retracción de las encías.
  • Enfermedades periodontales. La gingivitis y la periodontitis conllevan muchas complicaciones para la sonrisa; una de ellas es la retracción gingival.
  • Bruxismo. Es el hábito inconsciente de apretar y rechinar los dientes y en la mayoría de casos se debe al estrés.

Cómo evitar la retracción de tus encías

En función de las necesidades de cada paciente se escoge una técnica concreta para solucionar la retracción gingival. Una de las técnicas más usadas es el injerto de encía. Mediante una mínima incisión, se cubre parte de la encía. Otra técnica muy habitual es el estiramiento de encía, que permite cubrir la raíz del diente. Esta técnica permite cubrir la raíz del diente aprovechando la misma superficie, de modo que evitamos el injerto.

La prevención es muy importante para evitar la retracción de las encías. Existen diversas claves para conseguirlo:

  • Higiene bucodental óptima. Presionar con el cepillo es un grave error. No sólo eliminamos menos placa dental, sino que dañamos el esmalte y la encía. Entonces, ¿Cómo cepillarse correctamente? La clave está en usar un cepillo de cerdas suaves y realizar movimientos poco agresivos y giratorios. También es importante complementar el cepillado con otras técnicas para evitar la formación de sarro. Las más recomendadas son el enjuague bucal y la seda dental, pero el irrigador es una buena opción si tenemos los dientes sensibles.
  • Estilo de vida sano. Algunos hábitos perjudiciales como el tabaco favorecen la retracción gingival. Por otro lado, es importante mantener una alimentación equilibrada, evitando el exceso de azúcares y ácidos.
  • Acudir al dentista. Detectar la retracción gingival en sus primeras fases es clave para recuperar la encía de modo natural. Por ello es muy importante visitar a nuestro dentista una vez cada seis meses como mínimo. Para evitar la incrustación de placa bacteriana, también se recomienda realizar una higiene dental profesional una vez al año. En las clínicas PropDental realizamos un estudio personalizado para escoger el tratamiento que mejor se adapte a la sonrisa de cada paciente.

¿Cómo se podrá tratar la retracción de las encías?

Para tratar la retracción gingival se deberá determinar la causa que la ha provocado y actuar sobre esta inmediatamente.

Si la consecuencia es un cepillado dental agresivo se deberá corregir este adquiriendo una buena técnica de cepillado y de hábitos de higiene.

Si las causas de las retracciones gingivales son los piercings, estos  se deberán retirar estos.

Si el origen es una patología gingival o periodontal (piorrea) se deberá tratar esta con celeridad y asimismo, se deberá controlar su evolución en la consulta dental periódicamente.

Si presentas retracción de tus encías, no demores una visita con un periodoncista.

No hay ningún remedio casero o truco que pueda revertir la retracción gingival.

Existen dos principales tratamientos ante la retracción gingival: El injerto de encía o el estiramiento de encías.

Determinar un u otro tratamiento dependerá del grado de retracción gingival que se presente.

El injerto de encía

Esta técnica o tratamiento se trata de una cirugía en la que se extraerá una pequeña fracción de tejido de la cavidad oral para posteriormente posicionarla en la zona donde la encía se ha retraído.

Normalmente esta fracción de tejido se extraerá del paladar.

Este tipo de cirugía es realizado normalmente en la consulta dental por un periodoncista y es una cirugía sencilla con un post-operatorio pada nada complicado.

Tras este tipo de cirugía, durante los primeros días, se deberá seguir una dieta blanda y fría.

El injerto de encía tiene unos resultados óptimos en la zona de recesión o retracción gingival y el tejido injertado es más resiste que la propia encía del área tratada.

El estiramiento de la encía

Llamado también colgajo movilizado coronalmente.

Esta técnica se realizará cuando la retracción es menor o mínima y se preserva la papila interdental.

No será precisa la extracción de tejido con o cual el post-operatorio aún más que en el caso anterior, será más fácil.

El mejor tratamiento ante la retracción de las encías es la prevención.

Consúltanos si tienes dudas. Desde Clínicas Propdental Madrid, Barcelona y Badalona quedamos a tu entera disposición.

Sobre el autor:

Graduado en odontología por la Universidad Internacional de Catalunya (UIC)
Posgrado en oclusión y disfunción de la ATM por la Societat Catalana d’ Odontologia i estomatologia (SCOE)
Título experto en cirugía bucal por la Facultad de Odontología de la Universidad Católica de Murcia (UCAM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.