CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Placa bacteriana

Placa bacteriana

La placa bacteriana es una película incolora y pegajosa que se genera y deposita en las superficies de la boca, como los dientes o las encías. De no retirarse diariamente con un correcto cepillado puede provocar infecciones tanto en los dientes como en las encías, siendo la principal causa de la proliferación de las caries y de enfermedades periodontales.

formación de la placa bacteriana

Si no se tiene una correcta higiene bucodental, la placa bacteriana se endurece y se convierte en sarro o cálculo dental. La creación del sarro proporciona a la placa bacteriana una superficie más extensa dónde crecer y adherirse, ya que es más pegajoso que los propios dientes. Esto puede derivar en infecciones graves como las caries y enfermedades en las encías.

Clasificamos según su localización, su potencial patógeno y sus propiedades. Cuando la  placa bacteriana está localizada por encima de la encía es supragingival, mientras que si está localizada por debajo de la encía se llama subgingival. Puede ser cariogénica o periodontopatogénica dependiendo de sus propiedades será adherente o no adherente.

Estas clasificaciones de la placa bacteriana no son excluyentes entre sí, pero por lo general la placa supragingival es adherente y principalmente cariogénica. Así pues, la placa dental que recubre las superficies dentales tiende a provocar caries dental, siendo de hecho el principal causante de esta infección dental.

Por otro lado, la placa subgingival es menos adherente que la supragingival y es preferentemente periodontopatogénica. O sea, la placa que se deposita en el surco gingival y en la bolsa periodontal conlleva un mayor riesgo de padecer enfermedad periodontal, como es lógico.

sarro dental

Un requisito para que se dé la placa bacteriana subgingival es que primero se haya acumulado sarro dental por encima de la encía (supragingival). Por eso debemos extremar las exigencias higiénicas, ya que la placa subgingival es más difícil de retirar que la supragingival.

sarro en los dientes inferiores

Como la placa bacteriana es incolora existen métodos que puede utilizar el dentista para su detección, como por ejemplo enjuagues que identifican la pala bacteriana al colorearla.

La placa bacteriana se tiñe con Eritrosina y permite que el paciente se dé cuenta entonces donde más se acumula para así limpiar mejor los dientes en esa zona y evitar que se calcifique. Cabe decir que en las superficies de contacto masticatorio no se acumula por la mayor actividad de estas zonas.

Para reducir la formación del sarro dental es importante cepillarse muy bien los dientes, sobretodo en el margen gingival, ya que es la zona donde más se acumula. Debemos repetir el proceso de cepillado tres veces al día, preferiblemente después de las grandes comidas. También ayudará la utilización del hilo dental diariamente. En este caso en particular la dieta influye pero no de manera determinante.

Durante el día que masticamos y segregamos mucha saliva se forma menos placa bacteriana que por la noche, que no segregamos tanta saliva y no tenemos ese efecto protector que ejerce previniendo su formación. Por eso será importante eliminar el mayor número de microorganismos antes de ir a dormir con un buen cepillado acompañado de un enjuague bucal.

Placa bacteriana supragingival

Características fisiológicas de la placa supragingival:

  • Capa interna: Acumulación densa de cocos y bacilos. Poca matriz extracelular.
  • Capa superficial: Cocos y bacilos junto con formas filamentosas, células epiteliales descamadas y leucocitos en una matriz extracelular; Compuesta por polisacaridos (glucanos y fructanos) producidos por bacterias a partir de la sacarosa (dieta) y sustancias salivares.

placa dental

Placa bacteriana subgingival

Características de la placa bacteriana subgingival: en superficie dental adherida es similar a la placa supragingival. Está relacionada con depósitos de sales minerales y formación de cálculo.

Zona adyacente a la superficie dental: Cocos y bacilos Gram + y algunos cocos y bacilos Gram –. En superficie epitelial (no adherida): Desestructurada. Asociada a destrucción periodontal rápida. Bacilos y cocos gram – junto con flajelados y espirotecas:

  1. Porfiromonas gingivales
  2. Prevotella intermedia
  3. Actinobacillus actinomicetemcomitans
  4. Bacteroides forsythus
  5. Fusobacterium nucleatum

Los tres primeros estan muy relacionados con la destrucción periodontal rápida. El tercero además también esta relacionado con la periodontitis agresiva.

La formación de la placa bacteriana consta de dos procesos:

  1. Colonización: sería el primer paso si no contásemos la película adquirida. Se produce un crecimiento en surcos, fisuras e irregularidades de las superficies dentales.
  2. Maduración. se produce el crecimiento y coalescencia de colonias originales. Crecimiento continuado mediante agregación y coagregación. Incremento de la complejidad de la flora. Acumulación de sales inorgánicas con conservación de placa en cálculos.

La evolución de la placa bacteriana sigue tres fases en cuanto a su composición:

  • Fase I: en las primeras 24h. Cocos y bacilos gram + ( 80-90% ). Estreptococos y actinomyces.
  • Fase II: de 3 a 5 días. Reducción cocos gram +. Aparición de: bacilos gram -, bacterias filamentosas y fusobacterias.
  • Fase III: de 6 a 10 días. Aparición de vibrios y espirotecas. Incremento de gram – y anaerobios.

Es importante recordar que la prevención juega un papel determinante en la formación de la polaca dental y que cada paciente tiene las herramientas necesarias para combatirla antes de su creación. El mantener una buena higiene bucodental y realizarse los chequeos periódicos una o dos veces al año será determinante para no padecer ninguna infección relacionada con la placa bacteriana.