Inicio > Ortodoncia > Tipos de maloclusión

Tipos de maloclusión

Entendemos como maloclusión cuando las dos arcadas dentales o maxilares no encajan correctamente y/o cuando la dentición no está perfectamente alineada.

Asimismo, la maloclusión, hace referencia a la posición que las estructuras dento-faciales adquieren en sus facetas funcionales, estéticas y morfológicas. La maloclusión no es solo un tema o un agravio estético sino que esta puede perjudicar tus dientes, afectar a tu masticación y fonación,…

Es decir, podemos definir la maloclusión como una mala alineación de los dientes. La mal-oclusión puede originarse por un tamaño anómalo de los dientes, por una mala posición de estos, la relación entre el tamaño de los dientes y el de las arcadas dentarias,…

Existen varios tipos de maloclusiones que pueden ser tratadas en Clínicas Propdental de Barcelona o Madrid mediante ortodoncia. La ortodoncista reconoce una maloclusión se aprecia una mala disposición de los dientes creando un problema para el paciente, tanto desde el punto de vista funcional como psicosocial.

¿Qué es la maloclusión dental?

Es un mal posicionamiento o alineamiento de los dientes en relación con sus dientes antagonistas (opuestas). Es decir, las piezas dentales no encajan entre sí.

Ello impedirá un correcto funcionamiento del complejo masticatorio y asimismo, provocará una alteración estética. El 75% de los niños y adolescentes presentan un cierto grado de trastorno oclusal, siendo únicamente un 37% mal-oclusiones severas.

La maloclusión dental es más que un problema de estética de no tener una bonita sonrisa. Esta anomalía en la posición e interrelación  de las piezas dentales nos puede desencadenar problemas orales y dentales, además de facilitar ciertas patologías dentales. Conocer y tratar correctamente las maloclusiones dentales es capital para una correcta salud oral.

El tratamiento correcto de las maloclusiones reduce exponencialmente el riesgo de la pérdida prematura de los dientes y asimismo, ayuda a mantener la salud de la articulación temporo-mandibular o ATM.

La primera visita con un ortodoncista, que será el responsable de diagnosticar o no un  trastorno de maloclusión, se debería realizar sobre los seis años de edad.

¿Cómo se diagnostica una maloclusión dental?

La valoración o diagnostico de una maloclusión se realizará en la consulta dental y constará de una exploración oral y de un estudio radiográfico. Asimismo, puede ser necesaria la realización de unos modelos de estudio tuyos para el análisis de tu caso. 

Una correcta oclusión puede influir enormemente en tu salud buco-dental.  No dudes en consultar con un especialista, un ortodoncista, si presentas una mal-oclusión dental. Si presentas una mal-oclusión dental y/o quieres saber más sobre estas consúltanos sin compromiso en nuestras clínicas dentales de Madrid, Barcelona y Badalona. Quedamos a tu entera disposición.

¿Cuáles son las posibles causas de una maloclusión dental?

Las maloclusiones dentales pueden estar causadas por distintos motivos o factores, como puede ser la herencia.

Una maloclusión dental puede estar provocada por:

  • Factores hereditarios (genética).
  • Hábitos adquiridos (chuparse el dedo, utilizar el chupete durante un largo espacio de tiempo,…)
  • Utilizar el biberón después de los tres años de edad.
  • Ejercer con la lengua presión sobre los dientes.
  • Respiración bucal.
  • Malos hábitos (morder objetos, las uñas,…)

Detectar precozmente una maloclusión y sus causas minimizará los efectos de esta. Por ello, es muy importante, que los niños a edad temprana realicen su primera visita en la clínica dental con un odontopediatra.

Hábitos anómalos o malos hábitos durante la infancia

Algunos hábitos durante la infancia como la succión digital (chuparse el dedo), empujar los dientes con la lengua, el uso del chupete durante mucho tiempo,… También una deglución atípica, una mala-interpoción de la lengua o labio, la respiración oral,…

Todo ello puede llegar a provocar una malposición dental. Si tienes hijos cuida y vigila sus hábitos ya que estos pueden originar un problema en su dentición.

Pérdida temprana de dientes

A consecuencia de traumatismos o un golpe, caries, procesos infecciosos,… La pérdida prematura de los dientes temporales o de leche puede originar una maloclusión y una malposición dental.

Siempre, cualquier patología dental se deberá valorar y tratar en la consulta dental con celeridad. Es importante que los niños/as realicen su primera visita en la consulta dental a los dos años de edad aproximadamente.

Asimismo, se deberán realizar revisiones periódicas cada seis meses para preservar su salud buco-dental. Siempre el mejor tratamiento será la prevención.

Diferencia de tamaño entre maxilares

Por una discrepancia entre el tamaño de los maxilares o de las arcadas dentales o la diferencia entre estos y los dientes puede originar una mal-oclusión dental.

En este caso podremos observar apiñamiento dental o  la aparición de espacios o diastemas entre los dientes. También se podrá observar una mordida u oclusión irregular.

¿Qué problemas puede originar una maloclusión dental?

Una maloclusión dental puede provocarte principalmente, a demás de un problema estético:

  • Una masticación deficiente al no encajar u ocluir correctamente los dientes en oclusión los unos con los otros. Ello podrá llegar a provocar problemas digestivos.
  • Los dientes apiñados son más difíciles de cepillar correctamente y por lo tanto estos son más susceptibles a padecer caries y asimismo, una patología periodontal.
  • Bruxismo.
  • Problemas de apneas nocturnas o durante el sueño.
  • Una alteración o patología en la ATM (articulación temporo-mandibular).
  • Una deficiente fonación.
  • Desgastes prematuros de los dientes por contactos oclusales erróneos en estos.

Consecuencias o efectos de la maloclusión dental

Algunos de los efectos de la maloclusión dental son:

Bruxismo

La maloclusión dental puede provocar bruxismo. Es la para-función o hábito de apretar o rechinar los dientes de forma consciente o inconsciente, diurna o nocturnamente. El bruxismo puede originar en nuestra cavidad oral:

  • Desgastes dentales anómalos y prematuros
  • Fracturas y fisuras dentales.
  • Dolores dentales, maxilares y cervicales.
  • Retracciones gingivales.
  • Ruidos articulares o “clicks” al abrir y cerrar la boca.
  • Bloqueos en la apertura de la boca.

El bruxismo se tratará normalmente mediante la utilización de una férula rígida de descarga superior.

Problemas de la ATM (Articulación temporo-mandibular)

Pueden aparecer dolores locales, artrósicos o masticatorios. Los problemas de la ATM se podrán agravar a su vez al presentar bruxismo.

Es muy importante valorar el estado de salud de dicha articulación y tratar la maloclusión dental mediante el tratamiento que se estime, que normalmente será la ortodoncia.

Desgastes en los dientes

Este desgaste anómalo puede provocar una mayor susceptibilidad a padecer caries dental.

Asimismo, el desgate de los dientes puede provocar hipersensibilidad y fisuras y fracturas dentales. Es muy importante tratar la maloclusión dental para mantener unos dientes sanos y fuertes.

También, las piezas dentales que presenten grandes desgastes deberán ser tratadas. El tratamiento dependerá del grado de destrucción que presenten estos dientes.

Gingivitis y periodontitis

La maloclusión y malposición dental dificultan el mantener unos correctos hábitos de higiene buco-dental o higiene, y en estos casos, estos se deberán extremar.

Es capital cepillar correctamente los dientes y encías tras cada comida durante tres minutos. Asimismo, se deberá utilizar tras el cepillado el hilo o la seda dental para limpiar los espacios interdentales.

Opciones alternativas al hilo o seda dental pueden ser los cepillos interdentales o un irrigador bucal. Asimismo, se deberán realizar revisiones periódicas en la consulta dental y los tratamientos que nuestro dentista estime: Higiene o profilaxis (en caso de gingivitis) o curetajes (en el caso de la periodontitis).

tipos de maloclusión

Tipos de Maloclusiones

Podemos decir que hay tres grandes tipos de mal-oclusiones, que son:

Las maloclusiones verticales

Esta mal-oclusión se manifiesta por una ausencia de contactos entre los dientes superiores e inferiores, es decir, hay un solapamiento de de la arcada superior sobre la inferior.

Una mordida correcta implicaría que un tercio de los dientes de la arcada superior solapasen los dientes de la arcada inferior. Dentro de esta mal-oclusión se puede observar:

  • La mordida abierta. No hay un solapamiento de los dientes en el plano vertical.
  • La sobremordida. Los dientes de la arcada superior al cerrar superan más un tercio los dientes de la arcada inferior. Se presenta cuando el maxilar superior se superpone de forma exagerada al maxilar inferior, es decir, hay una discrepancia de las de 2.5 mm.
  • Mordida borde a borde. Se observa cuando hay una sobremordida cero y hay un contacto entre los incisivos.

En casos severos, los dientes superiores pueden llegar a cubrir totalmente los dientes inferiores y en algunos casos se puede llegar a morder el paladar.

Las maloclusiones transversales

Estas se originan por una alteración en la anchura de los maxilares y/o a anomalías en la inclinación de los dientes.

Dentro de estas mal-oclusiones tenemos:

  • La mordida cruzada. Se da cuando la arcada dentaria superior se sitúa por dentro de la arcada inferior. Puede tener caudas dentales o esqueléticas.
  • Mordida de tijera. Se observa cuando en la mordida, la cúspide de los molares superiores están por fuera de los inferiores.

Las maloclusiones sagitales o en el plano antero-posterior

Estas se clasifican teniendo en cuenta la posición de los molares permanentes en el sentido antero-posterior. Así pues, tenemos tres tipos de maloclusiones que son:

  • Oclusión Clase I: Se considera como la  mordida correcta y normal. Se origina cuando el canino superior se sitúa por detrás del canino inferior.
  • Maloclusión de Clase II: La arcada dental superior se sitúa más adelantada que la arcada dental inferior a nivel de canino y molar. La División I. Los incisivos centrales superiores se encuentran en protusión, el resalta esta aumentado. La División II. Los incisivos centrales superiores están retroinclinados, los incisivos laterales proinclinados, el resalte está disminuido y la sobremordida aumentada.
  • Y la maloclusión de Clase III: La arcada dental inferior se sitúa adelantada con respecto a la superior y ello puede tener una causa dental o esquelética. Se presenta un resalte invertido.

Además de las tres clases de mal-oclusión que has visto, existe otro tipo de mal-oclusión que puede originarse en todas las anteriores llamada asimetría dentaria.

La asimetría dentaria consiste en una desviación de la línea media superior y/o inferior por una causa u origen dental o esquelético. Si crees que pueden padecer un tipo de mal-oclusión dental deberías consultar con un ortodoncista.

¿Cómo es el tratamiento de la maloclusión dental?

Como hemos comentado anteriormente, la maloclusión dental se podrá tratar mediante ortodoncia en la mayoría de los casos.

Debes saber primero de todo que las mal-oclusiones serán más fáciles de tratar o abordar si son detectadas a temprana edad. Tendrá mayor importancia en las mal-oclusiones de origen esquelético ya que a edades tempranas se produce el desarrollo de los maxilares y se puede intervenir en ellos para guiar su correcto crecimiento.

Si la mal-oclusión dental es detectada durante la infancia podremos realizar una ortodoncia interceptiva. Si por el contrario el tratamiento de corrección es en la fase adulta optaremos por una ortodoncia correctiva. En el caso que, en la fase adulta, la causa de la mal-oclusión dental sea esquelética se podrá requerir una cirugía ortognática.

Mediante una exploración oral clínica, modelos de tus arcadas dentarias y una radiografía oral y una telerradiografía se podrá establecer el plan de tratamiento de ortodoncia adecuado para tu caso en particular.

Tratar estas anomalías es crucial para una correcta salud dental y oral. En Clínicas Propdental Madrid, Barcelona y Badalona quedamos a tu disposición.

PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas de privacidad.

gdpr

Cookies de terceros

Cookies de Google Analytics, Cookies para colocar el botón de me gusta de Facebook y cookie de Google doubleclick.net

_ga, _gid, _gat, fr, IDE

Llámanos
Pide cita