Pacientes diabéticos

28
feb
Pacientes diabéticos
Pacientes diabéticos, 5.0 out of 5 based on 1 rating
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

Los pacientes diabéticos deben vigilar aún más su boca, por ello es muy importante que los pacientes con diabetes tipo 1 o tipo 2 visiten regularmente el dentista.

En Clínicas Dentales Propdental recomendamos a los pacientes diabéticos que insistan en el cepillado, que acudan al dentista cada 6 meses, que cambien su cepillo dental cada 3 meses y que usen hilo dental a diario.

Diabetes y dentista

Una buena higiene bucodental es uno de los pilares básicos para que las personas con diabetes controlen sus niveles de glucosa, ya que, se ha comprobado que procesos infecciosos en la cavidad bucal y en los dientes aumentan la resistencia a la insulina.

Es muy importante por ello, acudir al dentista para mantener la salud bucal y realizar los tratamientos dentales necesarios para que no haya infecciones en la boca que puedan descontrolar la diabetes.

Pacientes diabeticos

Si tiene diabetes, su cuerpo no puede producir o utilizar la insulina adecuadamente. Esto conduce a una elevación del nivel de glucosa (azúcar) en la sangre

La diabetes es un desorden del metabolismo, el proceso que convierte el alimento que ingerimos en energía. La insulina es el factor más importante en este proceso. Durante la digestión se descomponen los alimentos para crear glucosa, la mayor fuente de combustible para el cuerpo. Esta glucosa pasa a la sangre, donde la insulina le permite entrar en las células. (La insulina es una hormona segregada por el páncreas, una glándula grande que se encuentra detrás del estómago).

Tipos de Diabetes

Hay dos tipos principales de diabetes.

Al tipo I, dependiente de la insulina, a veces se le llama diabetes juvenil, porque normalmente comienxa durante la infancia (aunque también puede ocurrir en adultos). Como el cuerpo no produce insulina, personas con diabetes del tipo I deben inyectarse insulina para poder vivir. Menos del 10% de los afectados por la diabetes padecen el tipo I.

En el tipo II, que surge en adultos, el cuerpo sí produce insulina, pero, o bien, no produce suficiente, o no puede aprovechar la que produce. La insulina no puede escoltar a la glucosa al interior de las células. El tipo II suele occurrir principalmente en personas a partir de los cuarenta años de edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *