CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El mantenimiento periodontal

El mantenimiento periodontal

Publicado por Dr. Dario Vieira el 15 Abril 2014 en Odontologia

El mantenimiento periodontal es, según los dentistas especialistas en periodoncia, el seguro dental de aquellos pacientes afectados por la enfermedad, además de una de las garantías del éxito terapéutico de los mismos dentistas. En términos generales, podríamos definir el mantenimiento periodontal como aquella suma de procedimientos llevados a cabo en intervalos concretos, todos ellos encaminados a mantener la salud oral del paciente. Además, también permiten la detección y el tratamiento precoces de la enfermedad periodontal.

La importancia del procedimiento radica en la cronicidad de las enfermedades periodontales, es decir, en el hecho de que las patologías sean crónicas por definición. Sin embargo, además de este hecho esencial también se incluyen múltiples razones por las que apostar por el mantenimiento periodontal: para controlar el desarrollo de la placa dental, para evitar que la enfermedad periodontal avance y porque existen factores de riesgo que persisten en el tiempo y que se son difíciles de controlar sin un plan de mantenimiento. Por todas ellas y muchas más razones, el mantenimiento periodontal es esencial y, además de ello, altamente eficaz. Especialmente en pacientes periodontales que han sido tratados con implantes, el mantenimiento es muy importante, ya que existen algunos factores implantarios que favorecen su incidencia, como una mala higiene oral o incluso una inadecuada posición de los implantes.

Los objetivos del mantenimiento periodontal

Existen dos tipos de objetivos alrededor del mantenimiento periodontal: generales y particulares.

Generales

  • Prevenir que la enfermedad periodontal progrese o recurra en los pacientes tratados previamente de gingivitis, periodontitis o periimplantitis.
  • Reducir o prevenir la incidencia de pérdida dentaria entre los pacientes derivada de la misma enfermedad
  • Mantener las funciones y la estética de los dientes
  • Tener la posibilidad de detectar más fácilmente y de manera precoz otras enfermedades de la cavidad bucal

Particulares

  • Controlar de forma adecuada una posible inflamación existente
  • Educar al paciente con la higiene bucodental adecuada, así como reforzar la existente y motivar el sujeto
  • Preservar el hueso alveolar de soporte
  • Evitar la colonización de bacterias no compatibles con la salud, y permitir la colonización de aquellas que sí lo son

La enfermedad periodontal tiene una elevada prevalencia entre la población. Por ello, la planificación del mantenimiento periodontal debería incluir a una gran parte de la población, siendo los métodos a seguir muy variables en función de las características individuales de cada paciente. En este sentido, las medidas se sitúan entre la prevención y el control de placa y posibles factores de riesgo, hasta la realización de pruebas complementarias sofisticadas u otros recursos, tales como la suministración de antibióticos. En las fases más avanzadas de la enfermedad, se incluirá como medida la planificación la extracción o la sustitución de los dientes que se pueden perder.

El protocolo de mantenimiento periodontal debe ser realizado por una conjunción de sujetos, tales como el dentista, el periodoncista, el higienista dental y el mismo paciente. En función de la situación periodontal del paciente, cada uno de los actores mencionados adquirirá más o menos relevancia, así como unas funciones concretas dentro de sus habilidades específicas. Por otro lado, en el momento de citar al paciente para el mantenimiento periodontal deben valorarse dos aspectos concretos: la situación periodontal del paciente y los posibles factores que puedan modificar el protocolo principal, tales como el tipo de enfermedad, la cantidad de dientes perdidos o la higiene oral del paciente. Así pues, actualmente no es posible determinar un programa estandarizado de citación del paciente, ya que éste está sujeto a las variaciones del contexto y el caso concreto de cada uno de ellos. Sin embargo, para facilitar la organización de un plan de mantenimiento es útil clasificar los pacientes en función de su patología y perfiles de riesgo. Generalmente, las citas suelen durar entre 45 y 60 minutos en clínica.

Es importante destacar que, antes de empezar el mantenimiento periodontal y una vez finalizado el tratamiento, debe evaluarse el paciente a las 4 u 8 semanas de haber concluido la terapia. En esta sesión de evaluación el dentista evalúa los parámetros siguientes.

  • Si el paciente ejerce medidas de control sobre su higiene oral doméstica, incluyendo el manejo de los factores de riesgo relacionados con su enfermedad
  • Si se han completado todos los procedimientos terapéuticos
  • Si se han cumplido los objetivos marcados en cuanto a resultados y respuesta del paciente
  • Si se ha aconsejado o programado algún tipo de restauración estética, prótesis o corrección de forma o posición de los dientes que pueda contribuir al proceso periodontal
  • Si se ha programado y planificado un mantenimiento periodontal a largo plazo, siempre adecuado a las características, individualidades y circunstancias del paciente

Desde Clínicas Propdental queremos transmitir la importancia del programa de mantenimiento periodontal tras el tratamiento, puesto que, de no llevarlo a cabo, los resultados no llegarían al éxito.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El mantenimiento periodontal"

    Deja tu comentario