Inicio > Blog > Encías inflamadas

Encías inflamadas

Publicado por Dr Daniel Jimenez el 2 enero 2019 en Artículos sobre Odontologia general

La inflamación de las encías suele ser el primer síntoma de gingivitis y de la enfermedad periodontal. ¿A quién le preocupa tener las encías inflamadas o rojas?

Si no te preocupa, debería hacerlo. Ambas características son signos de un problema oral que puede llegar a ser muy serio: la enfermedad periodontal.

Todo el mundo sabe que tiene que cuidar sus dientes, pero no todos saben que también se deben de cuidar de sus encías.

Las encías inflamadas, tienen un color enrojecido, aumentan la sensibilidad y suelen sangrar cuando las cepillamos.

¿Por qué tengo las encías inflamadas?

Las encías inflamadas suelen ser causadas por la acumulación de placa bacteriana. Que provoca las enfermedades de las encías como gingivitis y periodontitis.

Sin embargo, las encías inflamadas no solo están causadas por la enfermedad periodontal. Hay otras causas que también pueden provocar este efecto:

  • Una infección viral o fúngica
  • Una mala nutrición
  • Sensibilidad a la pasta dental o al cepillo de dientes
  • Dentaduras mal fijadas
  • Cambios hormonales propios de embarazo
  • Efectos secundarios de algunas medicinas

Suele comportar sangrado cuando te cepillas los dientes, mal aliento y sensibilidad dental. Estos son motivos suficientes para acudir a tu dentista de inmediato.

¿Debe preocuparme la inflamación de mis encías?

Sí. De no tratarse la enfermedad periodontal ni mejorar la higiene oral. La placa dental se convierte en sarro que destruye el hueso, llegando a provocar la pérdida de los dientes.

¿Cómo se tratan las encías inflamadas?

El mejor tratamiento para las encías inflamadas es la remoción de la placa bacteriana y el sarro acumulados en el dentista.

Las limpiezas dentales periódicos así como los raspados y alisados radiculares pueden frenar la gingivitis y revertir sus efectos.

Tengo las encías inflamadas, ¿qué hago?

Esencialmente hasta que acudas al dentista, cepilla correctamente los dientes y encías y puedes usar un enjuague bucal para reducir la inflamación.

En caso que sufras una fase más avanzada de la enfermedad periodontal, puede que tengas que someterte a un tratamiento más invasivo. Para evitar llegar a esta situación, sigue estos consejos:

  • Mantén una buena higiene oral: cepíllate los dientes dos veces al día, pásate el hilo dental a diario y visita al dentista una o dos veces al año.
  • Come bien: seguir una dieta equilibrada que incluya una gran cantidad de vitamina C y calcio puede reducir las posibilidades de sufrir enfermedad periodontal. Beber mucha agua también ayuda a eliminar los restos de comida y a mantener la boca limpia.
  • Evita productos que irritan las encías: la inflamación de las encías puede agravarse por el uso de ciertos colutorios, el consumo de alcohol o el tabaco.
  • Relájate: el estrés no solo es malo para tu salud general, también es un factor de riesgo de la enfermedad periodontal debido al aumento del nivel de la hormona cortisol.

¿Por qué se inflaman mis encías?

Unas encías sanas tienen un aspecto rosado. En cambio, unas encías enfermas están enrojecidas, se inflaman y sangran con más facilidad. Pero, ¿Por qué se inflaman las encías y cómo evitarlo?

Según un estudio sólo el 14% de la población adulta tiene las encías sanas en nuestro país. El resto tiene alguna enfermedad periodontal, lo que conlleva la inflamación gingival. Esa es la causa principal de la inflamación, y es un síntoma por el que acudir al dentista de confianza.

¿Por qué se inflaman mis encías?

3 causas de las encías inflamadas

Estas son las principales causas por las que las encías se inflaman y enrojecen:

  • Mala higiene bucodental. Es uno de los principales factores que provocan estas enfermedades. No limpiar la boca a diario conlleva la acumulación de placa bacteriana, principal factor de la gingivitis y la periodontitis. Por ello recomendamos cepillarse los dientes después de cada comida. También conviene complementar el cepillado con el uso de enjuague bucal e hilo dental. La posición de los dientes también influye en la salud gingival: Los dientes apiñados y con pocos espacios tienen más tendencia al desarrollo de las enfermedades periodontales. Esto es porque crean más zonas de retención de placa, a las cuales el cepillo no consigue llegar por su posición defectuosa.
  • Mala alimentación. Si además de una higiene oral deficiente no hay una alimentación adecuada para una buena salud bucodental, es más probable desarrollar gingivitis y periodontitis. Se recomienda evitar los alimentos ácidos y también aquellos muy azucarados.
  • Estilo de vida. El tabaquismo y el consumo de alcohol son hábitos muy perjudiciales para la salud oral. Aumentan notablemente el riesgo de desarrollar estas enfermedades, así como otras patologías orales graves. También los cambios hormonales como la pubertad o el embarazo aumentan los riesgos de inflamación de las encías. Además, según diversos estudios, enfermedades como la diabetes aumentan las posibilidades de desarrollar periodontitis.

Inflamación de las encías en edades tempranas

La inflamación de las encías en edades tempranas puede darse debido a multitud de factores. Cada paciente es un mundo y, como tal, está predispuesto a unas causas más que a otras. No obstante, en la mayoría de los casos esta afectación está relacionada con los factores que se presentan a continuación:

  1. Depósito de placa bacteriana: cuando la placa bacteriana se acumula en los dientes en forma de sarro, normalmente es símbolo de que no se realiza una buena higiene oral. Las bacterias son las principales responsables de los problemas y patologías que pueden surgir en las encías, por lo que enseñarlo a nuestros hijos a limpiar la boca adecuadamente puede actuar como prevención. Así, el pequeño se responsabilizará de su salud bucodental y, a medida que vaya creciendo, incorporará el cepillado dental, el uso del hilo o la seda y los enjuagues bucales en su rutina diaria.
  2. Presencia de caries y obturaciones: estos problemas dentales favorecen la presencia de bacterias y, además, dificultan la higiene oral. Los dentistas en Clínicas Propdental insisten en que es muy importante tratar la caries de los más pequeños, aunque haya atacado a dientes de leche. Es esencial contactar con un buen odontopediatra, quien realizará los tratamientos adecuados para evitar que se produzcan daños en la encía.
  3. Procesos de erupción y caída de dientes: cuando son pequeños, los niños sufren el cambio de los dientes de leche por las piezas dentales permanentes. Durante este proceso de caída y erupción, pueden producirse inflamaciones de las encías localizadas, que pueden provocar molestias y dolor al paciente. Por lo general, estos procesos no presentan síntomas, pero en algunos casos la encía puede ser una de las víctimas principales. Sin no se lleva a cabo una correcta higiene oral, el tejido gingival puede contaminarse e inflamarse. En estas situaciones es útil la toma de antiinflamatorios, que eliminarán el dolor.

Inflamación de las encías en edades tempranas

¿Cómo mantener unas encías más sanas?

Para evitar la inflamación de las encías y el desarrollo de la enfermedad periodontal es muy importante mantener una buena rutina de higiene bucodental. En el cepillado se recomienda la técnica de Bass, que permite limpiar con más profundidad los surcos gingivales.

También es importante complementar el cepillado con técnicas como el colutorio, que consigue llegar a todos los rincones de la boca y las encías. Por último, no olvides visitar a tu dentista de confianza.

La inflamación gingival s puede ser un síntoma de que la enfermedad periodontal ya está muy avanzada. Mediante una revisión cada seis meses nos podemos avanzar a estos síntomas y mantener una boca más sana.

Prevención de las encías inflamadas

La inflamación de las encías suele ser uno de los primeros síntomas de la enfermedad periodontal y es muy molesto. ¿Cómo evitarlo?

Las enfermedades periodontales afectan a las encías y las estructuras que soportan los dientes.

Además de la inflamación, experimentamos sangrado gingival, enrojecimiento de las encías.

Estos son los efectos de la enfermedad periodontal, que se divide en dos fases:

  • Gingivitis. consiste en una inflamación y enrojecimiento de las encías. En la mayoría de los casos se debe a la acumulación de placa bacteriana entre las encías y las piezas dentales. Aunque es reversible, si no es detectada o tratada a tiempo puede evolucionar a la periodontitis.
  • Periodontitis, también conocida como piorrea, es irreversible. Además de la inflamación y el sangrado, el paciente puede notar halitosis e incluso movilidad de los dientes. En sus fases más avanzadas, la periodontitis conlleva la pérdida del diente afectado.

Prevención de las encías inflamadas

Claves para prevenir el sangrado gingival

Existen diversos pasos para evitar el desarrollo de las enfermedades periodontales y en consecuencia la inflamación de las encías:

  • Higiene bucal diaria. Mantener unos buenos hábitos de limpieza oral es imprescindible para prevenir las enfermedades periodontales. Esto consiste en cepillarse los dientes después de cada comida y durante dos minutos como mínimo. Muy importante: si queremos evitar el sangrado gingival debemos mantener una técnica de cepillado poco agresiva con el esmalte.
  • Alimentación sana y equilibrada. Los alimentos que comemos influyen en el estado de nuestros dientes y encías. Por ello conviene evitar los alimentos muy azucarados y muy ácidos, ya que pueden erosionar las piezas dentales. Además el azúcar favorece la acumulación de biofilm oral, principal factor de desarrollo de las enfermedades periodontales. Por el contrario, se recomienda el consumo de alimentos como las frutas y las verduras para mantener una boca más sana.
  • Cuida tu salud. Varios estudios han demostrado la relación entre la periodontitis y enfermedades como la diabetes. También algunos cambios hormonales como la pubertad o el embarazo aumentan las posibilidades de desarrollar enfermedades periodontales. Mantener una buena salud general será clave para evitar su desarrollo.
  • Visita a tu dentista. Algunos síntomas de las enfermedades periodontales no son visibles a simple vista pero se pueden detectar en una visita rutinaria al dentista. También se recomienda realizar una limpieza dental profesional cada seis meses.

En las clínicas PropDental realizamos un estudio personalizado y aplicamos las técnicas más avanzadas y mínimamente invasivas para tu sonrisa.

Pide cita, ¡Y olvídate de las encías inflamadas!

Nos puedes encontrar en Barcelona, Madrid y Badalona.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Encías inflamadas"

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es

Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?

En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas de privacidad.

gdpr

Cookies de terceros

Cookies de Google Analytics, Cookies para colocar el botón de me gusta de Facebook y cookie de Google doubleclick.net

_ga, _gid, _gat, fr, IDE

Te llamamos
Pide cita