CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Enfermedad periodontal (II)

Enfermedad periodontal (II)

Publicado por Anabel Propdental el 16 enero 2015 en Odontologia

Como hemos podido apreciar en el anterior artículo Enfermedad Periodontal (I), el estado de las encías es determinante para asegurar un buena salud general. La verdad, éstas son un gran indicador acerca del estado general del paciente, de su bienestar, de su estilo de vida y de los riesgos que presenta de desarrollar problemas con causa odontológica primaria. Aunque la acumulación de placa bacteriana sea una de sus causas más comunes, desde Clínicas Propdental queremos destacar con qué otros aspectos se ha relacionado la enfermedad periodontal.

Otras causas de la enfermedad periodontal

La mala nutrición: una dieta pobre, especialmente con deficiencia de nutrientes como el calcio, el hierro o la vitamina C, puede agravar o dar lugar a problemas de salud en las encías. La vitamina C en particular mantiene el tejido de la encía intacto y, además, es un poderoso antioxidante.

Fumar: fumar o masticar tabaco aumenta la cantidad de bacterias que residen en nuestra boca, se debilita el sistema inmunológico y limita tanto la cantidad de oxígeno como el suministro de sangre en los tejidos de las encías. Estos factores pueden producir inflamación y, como consecuencia de ello, el paciente se vuelve más vulnerable a padecer enfermedad periodontal. Además, convierte el tratamiento de la condición en una labor más complicada y menos eficaz.

Medicamentos: algunos medicamentos recetados, como es el caso de los antidepresivos, disminuyen la segregación de saliva. La boca seca o xerostomía es uno de sus principales efectos. La saliva ayuda a limpiar los dientes y a ralentizar el crecimiento bacteriano, por lo que una falta de producción de la misma podría también conducirnos a la enfermedad periodontal. Sin la circulación adecuada de saliva y la cantidad idónea de flujo salival, el sarro se acumula más fácilmente en los dientes.

Infecciones: los virus o infecciones por hongos pueden afectar también las encías. Cuando padecemos un resfriado o la gripe, el estado de las encías empeora debido principalmente a que nuestro sistema inmunológico debe trabajar más intensamente. La candidiasis oral provoca áreas blancas en la lengua y las mejillas, algo que se puede propagar a las mismas encías, debilitando así su salud.

Enfermedades crónicas: un mal estado crónico de salud, enfermedades autoinmunes, la anemia, deficiencia de vitaminas e inflamación crónica son condiciones que pueden afectar directamente las encías. Los pacientes que vean su salud comprometida debido a alguno de los casos anteriores, deberían controlar el estado de sus encías regularmente y, si padecen de enfermedad periodontal, también controlarla de forma estricta según las indicaciones del odontólogo.

Diabetes: por lo general, la diabetes aumenta el riesgo de padecer caries dental, enfermedad de las encías, pérdida de dientes e infecciones como la candidiasis oral. Para cualquier paciente con diabetes o niveles elevados de azúcar en sangre, los controles dentales regulares y las limpiezas profesionales son una gran necesidad.

Hormonas: esta causa particular de la enfermedad periodontal suele aplicarse más comúnmente en mujeres. Durante el embarazo, la menopausia y, algunas veces, durante el ciclo menstrual, las encías se encuentran bajo el riesgo de ser dañadas por la placa bacteriana acumulada. Las náuseas durante el período de gestación dificultan un correcto cepillado dental y alimentan la reproducción de las bacterias en la boca. Es aconsejable que las mujeres embarazadas o que estén pasando por la menopausia no eviten las visitas al dentista; es el momento en que su salud oral requiere más atención profesional.

Respiración por vía oral: al respirar por vía oral, el paciente contribuye a generar sequedad en la boca. Así, se acelera la reproducción de las bacterias y éste es más propenso a contraer enfermedad periodontal. La respiración por la nariz es la mejor de las recomendaciones.

La falta de sueño: la falta de sueño puede debilitar la calidad de la respuesta inmune y, de este modo, hacernos más propensos al sangrado de las encías. La verdad, el sueño es realmente importante para la recuperación y regeneración del cuerpo.

El estrés: el estrés diario puede derivar al paciente a la causa anterior. Encontrar la forma de controlar el estrés supone una gran ventaja para la salud general del paciente, como también para evitar riesgos adicionales en cuanto a enfermedad de las encías. Aunque actualmente sea algo común, es recomendable contactar con un profesional para poder lidiar con el estrés de la forma correcta y velar por nuestra salud.

Como es posible apreciar, existen muchas causas que pueden llevar al paciente a padecer la enfermedad periodontal. Desde Clínicas Propdental recomendamos a nuestros pacientes que se informen de dichas causas y sepan detectarlas, para así poder contactar con su dentista en Barcelona. Sin embargo, programar visitas regulares a lo largo del año es el mejor de los métodos para combatir eficazmente dicha enfermedad.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Enfermedad periodontal (II)"

    Deja tu comentario