CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Los beneficios de la irrigación bucal

Los beneficios de la irrigación bucal

Publicado por Dr. Dario Vieira el 24 marzo 2016 en Odontologia

La eliminación de la placa bacteriana es fundamental para evitar enfermedades en la cavidad oral. Recuerda que las patologías periodontales son las más frecuentes en la actualidad, que se generan precisamente por la acumulación de bacterias en la boca. La gingivitis y la periodontitis pueden provocar consecuencias severas en el resto del cuerpo y, además, acelerar la pérdida prematura de los dientes. Para eludir estos episodios tan desagradables, la higiene oral en casa es fundamental: cepillarse los dientes después de cada comida, usar el hilo dental, los enjuagues bucales y utilizar el limpiador lingual. No obstante, hay otro procedimiento que sirve para completar las instrucciones que te acabamos de ofrecer: la irrigación bucal. Aunque poca gente lo realiza, es un procedimiento verdaderamente útil y necesario para limpiar la boca profundamente. Los dentistas en Clínicas Propdental lo recomiendan fervientemente.

El irrigador bucal es una especie de utensilio que dispensa agua a presión y que, gracias a su acción, provoca cambios cuantitativos y cualitativos en el biofilm. Disuelve y también disgrega la placa bacteriana que puede estar presente en la boca. La irrigación bucal es complementaria al cepillado dental, y es ideal para eliminar los restos de alimentos y bacterias que hayan podido quedar dispersos en la cavidad oral, también para masajear las encías. Si eres consciente de su importancia, no te costará incorporar el hábito en tus rutinas de higiene oral diaria. Recuerda, sobre todo, que el irrigador bucal es capaz de reducir la gingivitis y la periodontitis, con una disminución de 6 milímetros del nivel de bacterias subgingivales patógenas.

Pacientes que necesitan la irrigación bucal

Aunque la irrigación bucal es un procedimiento que debería incorporar todo el mundo, hay personas que verdaderamente lo necesitan, puesto que los hábitos clásicos de higiene oral no les son suficientes. Es el caso de los pacientes con diabetes, los que llevan implantes dentales, pacientes periodontales y aquellos que están en pleno tratamiento de ortodoncia. En los primeros casos, el control de las bacterias a través de la irrigación bucal es fundamental para controlar las enfermedades y para asegurar el éxito del tratamiento implantológico. Si no controlamos el nivel de placa bacteriana que se adhiere a nuestros dientes, favorecemos la aparición de periimplantitis. En el último caso, el de pacientes con ortodoncia, este procedimiento es necesario porque, muy a nuestro pesar, los aparatos no dejan completar la limpieza como sería deseable. Gracias a la irrigación bucal, el paciente con brackets podrá asegurar la salud de su boca.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Los beneficios de la irrigación bucal"

    Deja tu comentario