CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Evaluación clínica del paciente periodontal

Evaluación clínica del paciente periodontal

En clínicas Propdental realizamos la evaluación clínica del paciente periodontal teniendo en cuenta el sondaje periodontal, la movilidad y pérdida ósea.

Los procesos anatomopatológicos que se producen en los tejidos periimplantarios tienen, igual que las periodontitis, una correlación en sus manifestaciones clínicas. Los elementos diagnósticos que utilizamos son similares a los de la patología periodontal, salvo diferencias claras en la interpretación de algunos de los signos como la movilidad y radiología.

Evaluación clínica del paciente periodontal paso a paso

evaluación clínica del paciente periodontalLos elementos a considerar en la evaluación clínica del paciente periodontal son los siguientes:

Inspección

Aunque los tejidos sanos periimplantarios se caracterizan por presentar un aspecto similar al de los tejidos periodontales sanos, la mera inspección puede presentarse a interpretaciones erróneas debido a que en ocasiones encías de aspecto bastante normal pueden ocultar una situación de inflamación profunda. Al contrario, cuando la encía muestra un aspecto inflamado con enrojecimiento y aumento de volumen suele siempre haber algún tipo de patología que podrá ser sólo de tejidos blandos o afectar también el hueso periimplantario.

Sondaje periodontal

El avance de la patología periimplantaria produce una profundización del surco periimplantario dando lugar a una bolsa similar a la periodontal, por lo tanto el sondaje es una forma eficaz de medir el avance de la destrucción periimplantaria. Como en caso de existir un tejido fino se produce una recesión del margen gingival, las determinaciones clínicas deberán incluir la profundidad de la bolsa y el nivel de inserción.

Estudios histológicos han demostrado que la mucosa periimplantaria ofrece una resistencia al sondaje menor que la periodontal. Esto se derivaría de la diferente arquitectura de las fibras colágenas de la encía periimplantaria que muestra ausencia de fibras supracrestales; por ello la resistencia a la sonda periodontal es menor o incluso en condiciones de salud se introduce en el conectivo tras pasar la adherencia epitelial. En consecuencia se produce una lesión del conectivo, que resulta con frecuencia en sangrado al sondaje, pero en este caso no sería representativo de inflamación.

Movilidad dental

Los dientes sanos no deben tener movilidad detectable clínicamente por los dentistas. La presencia de movilidad dental refleja una situación posiblemente irreversible.

Radiología

La radiología sólo es en la actualidad aplicable clínicamente en la determinación de modificaciones en la altura del hueso periimplantario, sin ser aún eficaz para detectar cambios de densidad que reflejarían alteraciones en la calidad del hueso. Ligeras modificaciones en la altura se manifiestan con mucha antelación a las situaciones irreversibles, por lo que este parámetro es eficaz para diagnosticas a tiempo la patología periimplantaria. Hoy día es sin duda elemento diagnóstico por excelencia.

La información obtenida es muy sensible a la técnica, fundamentalmente a la proyección, por lo que es aconsejable para estudiar modificaciones en la altura de la cresta, la utilización de sistemas de estandarización de las proyecciones.

Pruebas complementarias

El conocimiento cada vez más exhaustivo de la patogenia de las enfermedades periodontales está permitiendo disponer de métodos diagnósticos adicionales sobre la susceptibilidad frente a las periodontitis y actividad de las mismas. Estas pruebas cada vez gozan de mayor aplicabilidad clínica porque han aumentado su sensibilidad, especificidad y valor predictivo.

La mayor parte se derivan en obtención de muestras de la bolsa periodontal, tanto microbianas como de líquido gingival. La analogía existente entre los mecanismos patogénicos de las periodontitis y las periimplantitis hará que muchas de estas pruebas sean aplicables a las segundas, aunque aún se encuentran más en el terreno de la investigación que en la práctica clínica.