CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Limpiador lingual

Limpiador lingual

Cuando se usa un limpiador lingual, el accesorio debe ser colocado en la superficie dorsal de la lengua, cerca de la base, y traccionarlo hacia fuera, presionando ligeramente contra la superficie lingual.

limpiador lingual En el mercado se dispone de varios diseños de limpiadores linguales.

También puede utilizarse un cepillo dental. El proceso se repite hasta cubrir la superficie total de la lengua.

Los fumadores o aquellas personas con lengua cubierta, lengua con fisuras profundas o con papilas elongadas (lengua pilosa) encontrarán que la limpieza es especialmente benéfica en la reducción de bacterias orales.

limpiar la lengua La limpieza y el raspado de la lengua se han practicado desde la antigüedad. Los estudios acerca de la limpieza de la lengua han renovado el interés en esta medida suplementaria para reducir en mayor medida la placa bacteriana, más allá del cepillado dental y la limpieza interproximal.

La gran superficie papilar del dorso de la lengua favorece la acumulación de microorganismos y detritos orales. Anatómicamente, las papilas fungiformes, que son más pequeñas, y las filiformes, que son las más largar, crean elevaciones y depresiones que pueden atrapar detritos y albergar microorganismos, haciendo de la lengua una localización ideal para el crecimiento bacteriano.

La halitosis, también denominada mal aliento o mal olor de la boca, puede tener un origen sistémico o en la cavidad oral.

Por lo general, los olores en la cavidad bucal se presentan cuando las bacterias gramnegativas hidrolizan las proteínas y los péptidos con azufre, en ambiente alcalino. Las consideraciones del tratamiento pueden incluir la institución pueden incluir la instrucción sobre el cepillado o el raspado linguales, ya que la superficie dorsal posterior de la lengua parece constituir un sitio frecuente para la producción de compuestos azufrados volátiles.

Además, algunos odontólogos recomiendan el uso intraoral del enjuague de bióxido de cloro, el cual oxida los sulfuros malolientes y ha demostrado eliminar efectivamente el mal olor.