CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Tratamiento de la movilidad dental

Tratamiento de la movilidad dental

El tratamiento de la movilidad dental depende de sus causas (enfermedad periodontal o trauma). La movilidad dentaria refleja la falta de estabilidad del diente, lo que a su vez demuestra un desequilibrio entre la resistencia del diente y las fuerzas que debe soportar.

  1. Si existe una periodontitis y se pierde soporte, aparecerá una movilidad del diente a partir de cierto grado de destrucción ósea.
  2. Si un diente inmóvil debe soportar una fuerza excesiva (piénsese, por ejemplo, en una fuerza ortodóncica), no hay duda de que intentará escapar de ella, movilizándose. Si no es así, la fuerza excesiva podría, como sucede muchas veces, llegar a fracturar el diente.

Aunque el resultado es el mismo, es decir, movilidad dentaria, el mecanismo de aparición es diferente. En una periodontitis, el diente se mueve porque el soporte se reduce, mientras que como consecuencia de un trauma o una fuerza excesiva el diente se mueve porque se ensancha el espacio periodontal.

Causas de a movilidad dentaria

Precisamente las dos grandes causas de movilidad dentaria son:

  1. Enfermedades periodontales (porque reducen la resistencia del diente, al disminuir el soporte periodontal).
  2. Trauma oclusal (porque aumenta la fuerza ejercida sobre el diente, lo que se traduce en un ensanchamiento del espacio periodontal).

De esta manera resulta claro que comprender la movilidad dentaria exige ante todo conocer en cada caso sus causas y conocer también los mecanismos biológicos que rigen la respuesta de las estructuras periodontales a diferentes estímulos en diferentes circunstancias.

Tratamiento de la movilidad dental en Barcelona

El tratamiento de la movilidad dental en la clínica dental Propdental consiste en eliminar las causas que la provocan, o sea en el tratamiento de la enfermedad periodontal y en la reducción de las fuerzas excesivas o traumas oclusales. En la mayoría de los casos realizamos una conducta expectante, en otros se puede optar por la ferulización de los dientes. Cuando el diente tiene ya una movilidad excesiva y aparte duele al masticar suele ser necesario la extracción dental.

  • La movilidad dental no es una enfermedad, sino un signo, y muchas veces sólo un mecanismo de defensa.
  • El tratamiento de la movilidad exige la identificación, tratamiento o control de sus causas.
  • Sólo una mínima parte de dientes con movilidad necesitan tratamiento específico.
  • El trauma oclusal ni favorece ni provoca la aparición de gingivitis, ni transforma la gingivitis en periodontitis.

Hoy en día, el conocimiento de las bases biológicas que explican la acción del trauma oclusal sobre el periodonto permiten al odontólogo llevar a cabo tratamientos con soporte periodontal, de manera fiable y con excelentes resultados a largo plazo.