Embarazo

El embarazo es una experiencia muy gratificante para la mujer. Buscas el bebé con alegría, lo encuentras con satisfacción y nervios, lo tienes con orgullo y felicidad.

Dar a luz a un hijo es una gran vivencia que todas las madres quieren compartir. Sin embargo, el período de gestación del pequeño puede ser arduo, con dolores, molestias y preocupaciones constantes.

La salud dental de la mujer embarazada padece cambios significativos que la pueden llevar a desarrollar enfermedades que nunca antes había sufrido.

La gingivitis en el embarazo es, sobre todo, la patología más común.

No obstante, no es sólo esta cuestión la que nos preocupa: si me someto a un tratamiento dental en el embarazo, ¿podría dañar al bebé? ¿Es mejor suspenderlo?

Muchas mujeres tienen estas dudas. Por ello, en Clínicas Propdental creemos importante respetar las siguientes recomendaciones para tratar la mujer embaraza en el dentista.

tratamiento dental de la mujer embarazada

Recomendaciones para tratar la mujer embarazada en el dentista

Hay una serie de normas a tener en cuenta cuando el dentista tenga que atender a una mujer embarazada.

  • Se colocará en el sillón del dentista un cojín a la altura de la cadera de la paciente para que permanezca en una posición semisentada, evitando que esté tumbada.
  • Con el cojín en esa posición se evita posibles molestias, el riesgo de aspiración gástrica, así como el síndrome hipotensión en decúbito supino (compresión de la vena cava inferior por el útero) que sufren entre el 15 y el 20% de las embarazadas.
  • Las visitas en el dentista serán lo más cortas posibles.
  • Las mujeres con alto riesgo de caries deberán ser tratadas con selladores.
  • El blanqueamiento dental no está indicado durante el embarazo.
  • Cuando se realicen radiografías se deberá proteger el abdomen y el cuello de la paciente con delantal y collarín de plomo. Las radiografía se deben evitar en el control rutinario de la paciente embarazada.

Complicaciones en la paciente embarazada

El embarazo en una mujer, es un estado fisiológico, que conlleva cambios dentales, psicológicos, cardiovasculares, en sus actitudes, humor y comportamiento.

Las complicaciones orales en la paciente embarazada, incluyen gingivitis y procesos periodontales persistentes en forma generalizada o bien en forma de una inflamación localizada.

Gingivitis del embarazo

La gingivitis del embarazo comienzan sobre el segundo mes, persistiendo hasta el parto.

Una mejora de a higiene mejora esta situación, que suele desaparecer después del parto.

En contra de la nefasta idea extendida entre la población, de que cada embarazo cuesta un diente.

Éste no pierde calcio por una demanda del feto, Por esto no es de esperar una mayor incidencia de caries dental.

A no ser que la higiene oral sea insuficiente y la madre cambie sus hábitos, como por ejemplo el antojo desmesurado por los dulces.

Tratamientos dentales en el embarazo: segundo trimestre

En caso de que no aparezca ninguna urgencia, es oportuno que la mujer embarazada acuda sobre todo al dentista el segundo trimestre del embarazo.

Que es ideal para la comodidad de la paciente.

Estas citas, sin embargo, tienen que ser breves y concisas, puesto que los niveles de ansiedad suelen aumentar durante el período de gestación.

Además, es muy incómoda la posición en el sillón dental para las embarazadas, y no deben permanecer mucho rato en esa postura.

Los tratamientos dentales en el embarazo no se tienen que posponer, sobre todo si hay dolores, infección o urgencias dentales varias, pues las consecuencias de la afección pueden ser peores.

Si la mujer padece enfermedad de las encías (gingivitis). El odontólogo tiene que proveer el tratamiento periodontal adecuado al estadio de la patología. Independientemente de la evolución y el mes de la gestación.

Actuaremos de la misma forma contra la caries dental: la eliminaremos para reducir los niveles de bacterias en la boca.

Si la paciente no recibe los tratamientos oportunos a tiempo, el riesgo de transmisión salivar al recién nacido es muy elevado.

¿Qué hago después de dar a luz?

Una vez ya ha tenido el bebé, la paciente estará muy atareada como para programar una visita al dentista.

Por ello, recomendamos acudir a la clínica dental un poco más tarde, pero tampoco demasiado.

Es aconsejable no demorarse más de seis meses, para así controlar los tratamientos dentales en el embarazo que se hayan realizado y volver progresivamente a la normalidad.

Consideraciones y medicamentos a evitar en el embarazo

Es quizás el embarazo una buena oportunidad para iniciar y continuar una educación dental de prevención.

El tratamiento dental de la mujer embarazada, puede realizarse bajo anestesia local cuando un urgencia lo indique.

Los exámenes radiográficos deben evitarse, sobre todo en el primer trimestre.

Aun a pesar que los medios radiográficos que emplean los dentista en la clínica dental no tienen un riesgo significativo.

Sin embargo hay que tomar las medidas preventivas necesarias.
cuidados de la embarazada en el dentista

También hay que evitar en lo posible prescribir fármacos sobre todo en el primer trimestre, retrasándolos todo lo posible:

  • Los fármacos a evitar son: Aspirina, aines en general, tetraciclinas, metronidazol, sulfonamidas, benzodiacepinas de acción larga, antidepresivos, corticoides, etc.
  • Se pueden emplear bajo consentimiento del médico: paracetamol, penicilinas eritromicinas, cefalosporina.

En el tratamiento dental de la mujer embarazada. Si hay que realizarlo, hay que esperar el segundo trimestre en el cual haremos tratamientos dentales simples.

A finales del segundo trimestre y durante todo el tercero está absolutamente contraindicado el uso de AINES, ya que pueden cerrar el conducto arterioso.

En el tercer trimestre, el síndrome de la cava inferior puede ser un problema, por lo si vas al dentista debes tener un cojín para que estes sentada de lado.

También deben de postponerse tratamientos dentales no justificados hasta después del parto.

tratamiento dental de la paciente embarazada

Lactancia

A la hora de prescribir un fármaco a la mujer lactante.

Hay que tener en cuenta, que dependiendo del tipo de fármaco empleado, éste puede por la leche materna pasar al niño lactante, actuando sobre éste.

Fármacos contraindicados en la lactancia:

De analgésicos: Aspirina en altas dosis, dextropropoxifeno

De antibióticos: tetraciclinas, cotrimazol, metronidazol, sulfonamidas, aminoglucósidos.

Otros: atropina, beta bloqueantes, antidepresivos, corticoides.

Fármacos factibles de uso en lactancia bajo consentimiento médico:

Analgésicos: paracetamol

Antobióticos: penicilinas, eritromicinas, cefalosporinas

Preguntas frecuentes sobre tratamiento dentales en el embarazo

Preguntas frecuentes que realizan las mujeres embarazadas cuando tienen que acudir al dentista.

Lo ideal es que si estas planificando en quedar embarazada acudas primero a tu dentista.

Tu dentista te realizará una limpieza de boca y tratamiento de caries y todas las patologías que puedas tener, para que no tengas problemas en tus dientes durante el embarazo.

Tratamiento en el dentista antes de quedarte embarazada

Pregunta:

Me quiero quedar embarazada y no he ido al dentista por que le tengo pavor.

Se que tengo dos muelas mal tengo solo las raíces esto me traería problemas con el embarazo?

Respuesta:

Es importante que te realices una revisión con tu dentista. No sólo para valorar el estado de salud bucodental como para prevenir posibles complicaciones y enfermedades bucodentales.

Es importante que lo realices antes de quedarte embarazada ya que durante el estado de gestación se tiene que tener especial cuidado con cualquier tratamiento a realizar.

Si ya estas embarazada, el momento más seguro para hacer tratamiento dentales urgente es durante el segundo trimestre.

Antes del embarazo es importante realizar una higiene dental ya que con el cambio hormonal provocado por el estado de gestación las encías tienden a inflamarse considerablemente.

Se llama gingivitis gestacional. Y, si éstas ya presentan un acúmulo de sarro, el proceso puede derivar en un problema periodontal con afectación del hueso alveolar.

De tenerse que realizar cualquier tratamiento odontológico durante el embarazo éste, se debería realizar siempre bajo el consentimiento del ginecólogo y durante el segundo trimestre de gestación (del cuarto al sexto mes).

En tu caso, que presentas restos radiculares dentales, si se produjera un proceso infeccioso (va acompañado de gran dolor e inflamación). Sería complicado tratarlo con antibióticos, por el efecto que pueden tener en el feto. De ahí la importancia de realizar cualquier tratamiento antes de quedarte embarazada.

Te recomiendo que acudas a tu dentista para poder establecer cual es el mejor tratamiento en tu caso.

Extracción dental en el embarazo

Pregunta:

Hola doctor tengo 25 años estoy embarazada tengo 15 semanas y se me cayo un empaste de una muela. Y encima se me partio el mitad de la mueal.

Quiero saber si estando embarazada, si me la puedo sacar.

Y otra pregunta la anestesia local puede hacer q me duela al momento de estraer la muela y eso no le causaria daño a mi bebe espero su pronta respuesta y muchas gracias

Respuesta:

Durante el embarazo hay que intentar realizar los menos tratamientos posibles. Y siempre que sea imperativamente imprescindible.

Los tratamientos dentales se realizaran durante el segundo trimestre de gestación y bajo la aprobación del ginecólogo.

Sería conveniente valorar tu caso y tras la exploración verificar si se puede realizar el tratamiento o no.

Tu ginecólogo deberá estar informado de que van a visitarte en la clínica dental.

PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

Te llamamos
Pide cita