Inicio > Periodontitis > Absceso periodontal

Absceso periodontal

El absceso periodontal es un acumulo localizado de pus. La enfermedad periodontal es la principal causa de los abscesos dentales.

Este pus resulta de la actuación de los polimorfonucleares contra las bacterias o sus productos.

Yestá compuesto principalmente por células muertas, detritus, poliformonucleares y macrófagos.

Se caracteriza por una bolsa periodontal profunda con exudado inflamatorio en su interior y cuyo orificio de drenaje se cierra.

Como los productos tóxicos generados por las bacterias en el interior de la bolsa no tienen por donde salir.

Se acumulan en el fondo de la bolsa periodontal y con ellos todo el contenido inflamatorio lo que origina el absceso periodontal.

¿Que es un Absceso periodontal?

Un absceso periodontal es un cúmulo localizado de pus. Se caracteriza por un exudado inflamatorio en su interior y cuyo orificio de drenaje se cierra.

Se trata de una infección bacteriana que implica los tejidos periodontales. Ambos factores, ambientales y microbiológicos, juegan un papel importante en el desarrollo, progresión y tratamiento de la infección.

Los abscesos periodontales se presentan frecuentemente como emergencias en la clínica dental Propdental ya que cursan con dolor.

Para el periodoncista de clínicas Propdental es esencial realizar diagnóstico diferencial mediante test de vitalidad pulpar, y radiografías.

Es importante considerar que el 15% de los dolores dentales están causados por un absceso periodontal.

Tipos de abscesos dentales

Entre los tipos de abscesos dentales más frecuentes, junto con el pericoronario, están los periodontales y los endodóncicos.

Es importante diferenciarlos adecuadamente, para así poder aplicar una terapéutica rápida y adecuada.

Características del absceso periodontal

El absceso periodontal es una infección localizada purulenta de los tejidos periodontales que normalmente asiente en una bolsa periodontal preexistente.

Y que cursa con dolor e inflamación localizada por el súbito paso de bacterias a la pared blanda de la bolsa periodontal.

Los tejidos involucrados en el absceso periodontal son la raíz del diente, con depósitos de cálculo y placa bacteriana, y la pared interna de la bolsa periodontal.

Cuando más profunda sea la bolsa periodontal, más posibilidades hay de que se produzca el desequilibrio entre la microflora bacteriana de la bolsa y las defensas del huésped dando origen al absceso periodontal.

En este desequilibrio pueden influir factores locales como la eliminación incompleta del cálculo y placa bacteriana de la superficie radicular durante el tratamiento periodontal.

Lo que conduce al cierre en falso del tejido cervical y no deja salir el material purulento de la parte profunda de la bolsa.

También anomalías anatómicas como perlas de esmalte, surcos de desarrollo, furcas de molares muy invaginadas, maloclusiones o la impactación de alimentos u objetos.

Además pueden influir factores sistémicos como la diabetes, defectos genéticos y del sistema inmune, estrés, embarazo.

Clínica del absceso periodontal

La localización del absceso periodontal es junto a la región lateral de la raíz del diente.

Clínicamente se presenta como una inflamación aguda que aumenta de tamaño. La encía tiene un color enrojecidos y provoca un dolor intenso.

Es un dolor localizado en el diente afectado, continuo, que no se modifica con la temperatura, el diente no es doloroso a la percusión y responde normalmente a las pruebas de vitalidad.

En la fase crónica, el absceso periodontal origina una fístula a nivel de la encía por donde drenar exudado purulento y sangre.

El tratamiento del absceso periodontal consite en controlar el dolor y evacuar el pus para liberar la presión en los tejidos periodontales adyacentes.

Inicialmente se emplea un tratamiento con medicamentos que se complementa con un tratamiento periodontal quirúrgico.

Indicadores de que puedes tener un absceso periodontal

Los síntomas más frecuentes corresponden a una infección aguda como dolor e inflamación localizada.

Y signos de destrucción periodontal activa: bolsa periodontal profunda, sangrado al sondaje y movilidad dentaria.

Dolor

El dolor es periodontal, es decir: constante, soportable en meseta.

La tumefacción roja o roja-azulada está localizada lateralmente al diente afectado, pero puede afectar también al diente vecino.

Fístula

Con frecuencia se puede observar la salida del exudado por el surco gingival de la bolsa, por lo que no es frecuente la presencia de fístula.

El escenario es periodontal: mala higiene, cálculo, placa bacteriana, bolsas periodontales generalizadas, dientes con movilidad, pero sin caries o restauraciones coronales.

El test electripulpar suele ser positivo.

Un absceso periodontal complica el pronóstico del diente afectado, pues significa una pérdida adicional de soporte periodontal añadida a la preexistente por la periodontitis.

Si la movilidad es invalidante, puede ser necesaria la extracción del diente.

Como cualquier absceso dental, pueden producir bacteriemias que pueden causar infecciones a distancia en otras partes del cuerpo.

Si el paciente tiene periodontitis se observan los signos típicos de destrucción ósea angular en el diente afectado: imagen radio-lúcida cervical.

Pero ésta puede verse enmascarada por la raíz si la destrucción ósea se produce en las caras vestibular o palatina/lingual.

Tratamiento del absceso periodontal

Lo primero que debemos de saber es que el objetivo del tratamiento es controlar la infección.

Así como también evitar la pérdida del diente y evitar todo tipo de complicaciones, tanto a nivel bucal como general.

En la gran mayoría de los casos se recomienda antibiótico y antiinflamatorios para controlar la infección presente en la zona.

Además de ello pueden ser muy útiles los enjuagues con agua tibia y sal.

El tratamiento puede ser de urgencia o diferido.

  1. Urgente: Drenaje y desbridamiento
  2. Diferido: Raspado y alisado radicular para eliminar el cálculo y la placa bacteriana. Si la movilidad del diente es invalidante se deberá a proceder con la extracción del diente.

No es necesario administrar antibióticos sistémicos; sino hay afectación del estado general del paciente y/o fiebre.

Si la hubiera, la opción más adecuada es el Metronidazol 250 mg. Cada 8 horas durante la fase aguda del absceso.

¿Como se forman los abscesos periodontales?

El absceso periodontal se asocia a menudo con una bolsa periodontal preexistente.

Algunos abscesos se encuentran con impactación de cuerpos extraños, tales como semillas, granos de maíz o nueces.

Si el orificio de la bolsa se ocluye por el impacto de un objeto extraño o por la curación, el material purulento dentro de la bolsa no puede drenar.

Se forma la infección

El material infeccioso se acumula en la bolsa, lo que resulta en muchos de los síntomas clínicos que acompañan a su apariencia.

Aparece el dolor

El síntoma más común que se presenta cuando se forma un absceso periodontal es el dolor. En la zona del dolor se suele ver tumefacción de la encía, la mucosa o ambas.

Hinchazón que varia

La hinchazón puede variar desde una pequeña ampliación de la encía a una gran hinchazón que implica la mucosa alveolar, siendo capaz de llegar a la cara y el cuello.

Los abscesos gingivales están normalmente presentes en zonas anteriormente libres de la enfermedad de la boca del paciente. Suele ser localizado, doloroso, y de rápida expansión.

Responde cuerpos extraños que entran en la zona, tales como alimentos o un cepillo de dientes de cerdas duras.

En la primera aparición de la lesión el tejido gingival aparecerá hinchado y en los primeros uno o dos días, el sitio suele fluctuar y aparecerá exudado purulento.

Si no se trata, normalmente se romperá espontáneamente.

El diente esta débil, sensible y puede tener movilidad

El diente o los dientes afectados por un absceso suelen ser débiles al masticar y sensibles al contacto.

Con frecuencia, el diente es móvil e incluso puede extrudir desde el alveolo.

Aparece el pus

El exudado purulento se puede notar frecuentemente en la bolsa periodontal alrededor del diente.

En la mayoría de los casos, el absceso periodontal se produce en una bolsa periodontal preexistente. Por lo tanto, la bolsa es un factor de riesgo importante para la formación de un absceso.

Cuanto más profunda y más estrecha es la bolsa, es más probable que se produzca el absceso.

 ¿Como hace su diagnóstico y como se tratan los abscesos?

Los abscesos periodontales pueden presentar un desafío en términos de diagnóstico y tratamiento.

Un diagnóstico preciso y un tratamiento eficaz se deben dar tan pronto como sea posible.

Los dentistas en nuestras clínicas están altamente cualificados y son capaces de establecer el programa de tratamiento adecuado basado en el reconocimiento de los síntomas clínicos.

Tratamiento de los abscesos periodontales en Barcelona y Madrid en Clínicas Propdental

El tratamiento de los abscesos periodontales debe ser inmediato para aliviar el dolor y tratar la infección. La infección podría diseminarse y aumentar en severidad llevando a una pérdida de inserción irreversible.

El tratamiento de los abscesos periodontales debería incluir drenaje a través de una incisión. A través del surco gingival o mediante un orificio en la bolsa. Así como el uso de agentes antimicrobianos cuando sea necesario.

Aunque los abscesos periodontales normalmente conllevan una considerable pérdida ósea durante su fase más aguda. El potencial reparativo de la misma tras el tratamiento adecuado es excelente.

Es importante considerar el tratamiento  del diente afectado ya que de esta forma podemos esperar cierta regeneración y ganancia de inserción.

La localización y la forma de la destrucción ósea así como el grado de actividad afectan  al pronóstico del absceso periodontal.

Como tratamiento temprano se recomendaría incisión y drenaje del absceso periodontal para evitar la fase aguda seguido de colgajo periodontal y legrado óseo. Aunque  en base al poder reparativo que presentan en fases agudas, sería más lógico tratarlos en fases agudas.

Abordaje sin Colgajo de Acceso

  1. Tras haber anestesiado, abrimos la bolsa con una cureta afilada hasta la parte más profunda del absceso.
  2. Inmediatamente comenzará a drenar y es normal que se produzca cierta hemorragia.
  3. El periodoncista remueve la placa dental y cálculo de la superficie radicular del diente y esperaremos hasta que  deje de drenar.
  4. Irrigaremos con una solución salina esteril, povidona yodada al 0.1% y peróxido de hidrógeno al 3% tras el debridamiento y eliminación bacteriana.
  5. Administraremos antibióticos en caso de linfoadenopatías, fiebre o malestar.

Abordaje con Colgajo de Acceso

  1. Deberemos tratar el absceso durante la fase aguda.
  2. El periodoncista realiza un colgajo a espesor total tanto por vestibular como por lingual para mejorar la visualización de la raiz infectada.
  3. Podemos realizar incisiones intrasulculares o submarginales en base a la cantidad de encía queratinizada que queramos preservar y podremos extendernos lateralmente. O realizar descargas liberadoras en las líneas ángulo de dientes sanos.
  4. Desbridaremos mediante curetas afiladas todos los depósitos bacterianos visibles tanto de la superficie radicular como del hueso.
  5. Irrigaremos y recomendaremos al paciente el uso de un agente anti-placa durante al menos 1 semana con una frecuencia de 2 veces al día.

Uso de Antibióticos en el tratamiento de los abscesos periodontales

En presencia de signos o síntomas o en casos especiales administraremos antibióticos.

En base a estudios microbiológicos de microorganismos aerobios la penicilina es el tratamiento sistémico de elección.  Sin embargo se ha determinado un 26% de microorganismos anaerobios resistentes a este tratamiento.

El mejor modo de determinar el adecuado tratamiento para los abscesos periodontales sería recogiendo una muestra de pus de la bolsa.

La mayoría de abscesos periodontales responden bien al desbridamiento mecánico tanto abierto como cerrado sin el uso de antibióticos.

PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

Te llamamos
Pide cita