CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Anatomía radiológica en las técnicas radiográficas

Anatomía radiológica en las técnicas radiográficas

Publicado por Dr. Dario Vieira el 29 noviembre 2015 en Odontologia

Para realizar la correcta interpretación de una radiografía resulta imprescindible que conozcamos la anatomía de la región estudiada, pero además también es necesario que conozcamos la proyección co la que se ha efectuado, ya que de ella dependerá la imagen radiográfica normal que se debe tomar como patrón radiográfico de referencia.

El odontoestomatólogo dispone de un elevado número de técnicas de diagnóstico porimagen que le pueden ayudar a efectuar un diagnóstico en el ámbito de su especializad, unas basadas en la utilización de las radiaciones ionizantes y otras apoyadas en otros principios distintos como la ecografía o la resonancia magnética (RM). Sin embargo, entre todas las técnicas que se pueden aplicar, existen algunas que son específicamente suyas, siendo en gran parte de los casos el propio odontoestomatólogo el que las realiza y naturalmente interpreta. Otras son emitidas a diferentes especialistas para su realización, contando con la ayuda de estos para su evaluación. Por este motivo, se desarrollarán aquellas técnicas empleadas en odontología y que de forma inexcusable deben ser conocidas por sus profesionales ya que en su trabajo habitual van a ser métodos de manejo común a fin de obtener información importante para el diagnóstico y tratamiento del paciente.

La clasificación más lógica en nuestro campo de las técnicas radiográficas basadas en la utilización de los rayos X, parece ser aquella que las divide según el lugar de colocación de las películas o sensores digitales de captación en técnicas intraorales y técnicas extraorales.

Tipos de técnicas radiográficas

Técnicas radiográficas intraorales

Son aquellas en los que el sistema de registro de la imagen se coloca en el interior de la cavidad oral. Atendiendo al tamaño y al lugar de colocaciónd e las películas pueden dividirse en:

Técnica retroalveolar o periapical:
Permite la observación de la totalidad del diente y los tejidos peridentarios. En algunas ocasiones, se utilizan para observación de zonas determinadas de hueso. Por lo tanto, sus indicaciones son todas aquellas relacionadas con los dientes o bien con zonas determinadas de hueso que se quieran localizar con gran detalle. Según la forma realización, pueden clasificarse en:

  • A) Técnica retroalveolar con Bisección:

Su realización implica que el rayo central se dirija perpendicular a la bisectriz que se forma entre el eje del diente y el eje de la película, pasando a través del ápice dentario. Fue descrita en el año 1904 Por Weston A. Price, y se basa en el principio de la isometría, que señala las normas que se deben cumplir para que un objeto y su imagen tengan la misma medida. En su contra, se puede señalar la deformación geométrica que produce del objeto radiografiado.

  • B) Técnica retroalveolar con paralelismo

También llamada telerradiografía intrabucal, técnica de McCormack o técnica de cono largo. Produce una menor deformación geométrica del objeto radiografiado, por lo que salvo en algunas excepciones debe ser empleada de forma preferente. Se basa en el principio de los planos paralelos por lo que la película debe ser colocada paralela al diente y el rayo incidir de forma perpendicular a ambos. La primera condición implica la utilización de dispositivos paralelizadores y un aumento de la distancia diente – película, lo que debe ser compensado por un aumento en la distancia foco – diente. En aquellos casos en los que se pretenda efectuar un diagnóstico periodontal es el único procedimiento que está indicado.

La anatomía radiográfica normal de la técnica radiográfica retroalveolar o periapical estará, como es lógico, relacionada con la localización de la zona radiografiada. De este modo, se observarán la mayoría de los accidentes anatómicos maxilares señalados. En aquellos casos en los que se pretenda efectuar un estudio radiográfico completo mediante esta técnica, será necesario realizar un número suficiente de proyecciones. La ventaja de este método es la definición que se obtiene tanto de los dientes como del hueso pero sin embargo, implica una mayor dosis de radiación para el paciente que la radiografía panorámica, un campo de imagen menor y una incomodidad para el paciente que deberá soportar la colocación de las películas dentro de la boca.

Técnica interproximal o de aleta de mordida

Esta técnica, descrita por Raper en el año 1920, recibe su nombre por estar indicada principalmente para el diagnóstico de caries interproximales, y porque el paquete donde se aloja la película presenta una aleta que debe ser mordida por el paciente. Presenta otras indicaciones, como la observación de obturaciones desbordantes, ajustes de prótesis dijas, valoración del límite amelo – cementario, valoración del reborde alveolar en periodoncia, visualización de depósitos tártricos, etc.

La imagen radiográfica obtenida pone de manifiesto las coronas de los dientes superiores e inferiores, así como el reborde óseo margina,

Técnica oclusal

Así llamada por colocarse la película radiográfica entre las caras oclusales de los dientes. Proyecta las estructuras máxilo – dentarias sobre una película, en este caso de formato mayor que en los procedimientos intraorales anteriormente descritos, mantenida de forma horizontal. Según se proyecte el maxilar o la mandíbula, se puede dividir en superior o inferior. La primera de ellas es empleada de forma principal para la observación de dientes incluidos, generalmente caninos, mientras que la segunda además de la localización vestíbulo – lingual de dientes retenidos está indicada para la observación de cálculos radiopacos en los conductos de las glándulas submaxilares o bien para observación de posibles fracturas mandibualares como complemento a la radiografía panorámica. Dentro de este procedimiento, existen distintas proyecciones en función de la angulación con que incide el rayo central con respecto a la película. De este modo, podríamos clasificar las proyecciones oclusales en estrictas o perpendiculares y oblicuas.

La proyección perpendicular superior está contrainducada por la elevada dosis de radiación que supone, además de incidir directamente sobre estructuras muy radiosensibles.

Técnicas radiográficas extraorales:

Son aquellos en los que el sistema de registro de la imagen se colocan fuera de la cavidad bucal, pudiéndose por lo tanto usar formatos de mayor tamaño. Pueden dividirse en convencionales y especiales:

Convencionales: Están siendo desplazadas por el empleo del TAC. Sin embargo, pueden tener un cierto resurgir gracias al auge tomado por la radiología digital, que permite obtener mejores resultados de imagen con una dosis menor de radiación para el paciente, gracias a la sensibilidad de los sensores que registran la radiación. Puede clasificarse atendiendo al plano de referencia observado en:

  • A) Frontales

Pueden ser posteroanteriores o anteroposteriores, siendo de mayor utilidad las primeras por ofrecer una mayor definicición del mazico facial. A su vez, pueden realizarse de forma unilateral o bilateral, con ventaja para las segundas, ya que permiten la comparación entre ambos lados.

La clasificación de la técnica frontal se hace en:

Técnicas fronto – naso.

Técnicas naso – mento. Entre estas últimas tenemos que destacar la proyección para la visuializaciónd e los senos paranasales, fundamentalmente los maxilares, descrita por Waters en el 1915.

  • B) Laterales

Pueden incluirse dentro de este grupo las radiografías laterales estructas asi como sus variantes. Entre las primeras, como técnicas especial, resulta de gran utilidad y gran prevalencia la telerradiografía lateral de cráneo efectuada con cefalostato, cuya característica principal es la utilización de una distancia foco – objeto muy grande, que implica una escasa magnificación de la imagen, lo que la hace una proiyección ideal para efectuar mediciones y por lo tanto de gran aplicación en ortodoncia y cirugía ortognática. Por otro lado, la utilización de un cefalostato para la colocación de la cabeza de paciente proporciona otra gran ventaja, ser una técnica muy estandarizada y por lo tanto muy reproducible en la misma posición. La telerradiografía lateral de cráneo permite visualizar una serie de estructuras óseas y una serie muy extensa de puntos cefalométricos de gran interés en el diagnóstico ortodóntico. Gracias a la utilización de dispositivos especiales también se observa el perfil blando. Entre las variantes de la técnica radiográfica lateral, se encuentran las técnicas laterales localizadas en los huesos propios de la nariz, las técnicas laterales para visualización de la articulación temporomandibular o las técnicas laterales desefiladas para observar la mandíbula, hoy desplazadas por la radiografía panorámica.

  • C) Axiales

Técnicas utilizadas para observación axial del cráneo. La proyección clásica es la descrita por Hirtz que permite observar la angulación de los cóndilos articulares con relación a la línea media del cráneo, entre otras utilidades, pero también existen variantes que pueden ser de utilidad en nuestro campo como la técnica para visualizar la pirámide nasal o la técnica para observar los arcos cigomáticos, de gran utilidad en traumatología maxilofacial.

 

En el caso de necesitar cualquier prueba radiográfica, sólo tendrá que dirigirse a cualquiera de las Clínicas Propdental y exponer su caso al dentista especialista. Allí, le resolverán todas sus dudas y emitirán un tratamiento diagnóstico para solventar su patología.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Anatomía radiológica en las técnicas radiográficas"

Deja tu comentario