CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El alcoholismo y los tratamientos odontológicos

El alcoholismo y los tratamientos odontológicos

Publicado por Dr. Dario Vieira el 29 Enero 2015 en Odontologia

¿Las personas que padecen de alcoholismo necesitan un tratamiento odontológico especial? ¿Es peligroso aplicar con este tipo de pacientes los mismos procedimientos de siempre? ¿Qué tiene que hacer el odontólogo para evitar riesgos innecesarios? En este artículo contestaremos a estas preguntas y a muchas más, relacionadas con el tema.

Riesgos y precuaciones

En primer lugar, no hay que olvidarse nunca de cuáles son los órganos a los que el alcoholismo afecta. Así los organos más relevantes afectados por esta enfermedad son el hígado y la médula ósea. Los pacientes cuyos hígados se ven afectados por el alcoholismo suelen presentar deficientes niveles protéicos que posteriormente pueden llegar a causar complicaciones en la coagulación y aumentar significativamente el riesgo de la hemorragia intra o postoperatoria. El alcohol también puede provocar hemorragias prolongadas debido a su función de represor medular que causa trombocitopenia.
EN segundo lugar, el tiempo también es un factor muy importante. Esto quiere decir, que los alcohólicos crónicos siempre se enfrentarán a una cantidad de riesgos mucho mayor que aquellos que no llevan tanto tiempo con la enfermedad. Así, por ejemplo, el tiempo normal de cicatrización para los alcohólicos crónicos es bastante más prolongado de lo habitual. Éstos también se expondrán al mayor riesgo de infección postoperatoria.
El alcoholismo supone tanto para el paciente como para el odontólogo muchos más problemas y complicaciones de los que ya hemos nombrado anteriormente. Así, además de estar alteradas las transaminasas, lo están el tiempo de protombina, el tiempo parcial de tromboplastina, las proteínas totales y la albumina. Los niveles de estos tests deben volver a la normalidad antes que el paciente se exponga a un tratamiento quirúrgico.
EL odontólogo siempre tendrá que tener mucho cuidado a la hora de tratar a pacientes con alcoholismo, dado que estos pacientes pueden tener alterada la respuesta a las medicaciones que se utilizan habitualmente en odontología. Esto se debe a que, de la misma manera que el organismo del alcohólico es muy tolerante al etanol, también desarrolla tolerancia a las drogas hipnótico-sedantes como el diazepam y los anestéticos generales.
El uso de paracetamol también tiene que ser controlado en este tipo de pacientes, ya que en algunos casos éste puede provocar la aparición de enfermedad hepatocelular severa incluso si se administra en dosis aceptadas como terapéuticas.
En la mayoría de los casos, se recomienda el uso de anestésicos locales tipo éster para pacientes alcohólicos, dado que estos ésteres del ácido para-aminobenzoico se metabolizan rápidamente a través de hidrólisis por la colinesterasa y no a través del hígado, como suele pasar con los anestétipos de carácter local tipo amida.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El alcoholismo y los tratamientos odontológicos"

    Deja tu comentario