CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Salud dental de los más pequeños: empezar lo antes posible

Salud dental de los más pequeños: empezar lo antes posible

Publicado por Dr. Dario Vieira el 31 julio 2014 en Odontologia

La salud dental es una de las premisas básicas de toda educación, uno de los parámetros que deben abordarse lo antes posible. Al tratarse de un hábito esencial, inculcar unas buenas prácticas de higiene oral a los más pequeños se convierte en una necesidad que, como antes empiece, mejor. La verdad, es uno de los hábitos que van a acompañarles el resto de sus vidas, por lo que apreciar su importancia se convierte en fundamental. Así pues, la formación en mantener una buena salud dental a diario debe empezar lo antes posible.

¿Qué incluye la educación en una buena salud dental?

En primer lugar, lo esencial es educar en la técnica y la frecuencia del cepillado de dientes. Por lo menos debe llevarse a cabo dos veces al día y, para determinar cuándo debe hacerse, lo mejor es ponerlo en práctica después de cada comida. Si se realiza de forma constante, el niño entenderá que el hábito forma parte del proceso de alimentación. En conjunción con un cepillo de cerdas suaves para evitar dañar o irritar el tejido de las encías, debe usarse una pasta dentífrica de fluoruro, pero siempre con la cantidad justa de la sustancia y siguiendo las recomendaciones del dentista.

En segundo lugar encontramos el uso de hilo dental, uno de los procedimientos más difíciles de inculcar. La verdad, en muchas ocasiones es hasta imposible conseguir que, a medida que crecen, se pasen solos el hilo dental sobre una base regular. Por ello es también importante que la educación empiece de forma temprana; cuanto antes, mejor. El hilo dental debería usarse dos veces al día y, actualmente, en el mercado existen nuevos productos disponibles que se deslizan entre los dientes de forma fácil. El hábito debería empezar tan pronto como el niño tenga dos dientes en contacto entre sí y, evidentemente, los padres deberán ayudarlo hasta que tenga la edad suficiente para hacerlo sin ayuda. El hilo dental debe pasarse con cuidado, con la suficiente firmeza para poder eliminar todas las partículas de comida pero no tan firmemente como para causar sangrando de encías.

Pero la educación en salud dental no acaba aquí. Además del cepillado y el uso de hilo dental, la rutina de cuidado oral de los más pequeños debe ser rematada con el uso de enjuague bucal. Los productos que se componen principalmente de alcohol deben ser evitados en edades tempranas. De hecho, en el mercado existen productos fabricados expresamente para niños, que contienen fluoruro para ayudar a fortalecer los dientes. Además de ello, también ayudan a eliminar todas las partículas de alimentos y bacterias que pueden quedar aun y haber cepillado los dientes y pasado el hilo dental. La acumulación de estas bacterias es la causa principal de placa y de la caries dental.

Sin embargo, cabe tener cuidado al usar enjuagues bucales fluorados. La falta de control sobre la utilización de los mismos podría llegar a producir fluorosis, que se origina por una excesiva dosis de enjuague. Pero, ¿qué es exactamente la fluorosis? Clínicamente, se define como una anomalía en la cavidad oral, en especial en la superficie de los dientes. Es la hipomineralización del esmalte producida por una ingestión crónica o excesiva de fluoruro durante el período de formación del diente. Como resultado, la fluorosis se manifiesta con manchas blancas en el esmalte que, más adelante, adquieren un color marrón o gris verdoso. La anomalía se convierte tanto en un problema estético como en un problema funcional. En función de la composición del agua potable de la zona en la que vives, tu dentista en Clínicas Propdental te aconsejará sobre el tema.

Como se puede apreciar, la buena educación en salud dental empieza en casa, con la colaboración de los padres y del propio niño. No obstante, aunque practicar el hábito en el domicilio sea esencial, esto no significa que puedan evitarse las visitas regulares al dentista. De hecho, son una de las premisas básicas que incluye dicha educación. Es importante someter al niño a controles dentales regulares, a fin de que los posibles problemas que pueden tener sus dientes se puedan detectar de forma temprana y, de este modo, se pueda impedir que evolucionen hasta un estadio de más gravedad.

Los dentistas en Clínicas Propdental te aconsejarán sobre el programa de higiene bucal correcta que tus hijos deberán seguir en casa. Mantener los dientes y las encías en un estado saludable permite evitar problemas severos y duros tratamientos para revertirlos. Así pues, vale la pena estar atentos y enseñar al niño el correcto y apropiado cuidado oral. La salud dental de su futuro depende, en gran medida, de la educación en sus primeros años de vida.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Salud dental de los más pequeños: empezar lo antes posible"

Deja tu comentario