CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Dolor muscular crónico

Dolor muscular crónico

Un dolor muscular crónico se considera aquel que ha estado presente durante 6 meses o más. Sin embargo, el tiempo de evolución del dolor puede no ser el factor más importante para determinar su cronicidad. Algunos dolores se sufren durante años y nunca llegan a convertirse en crónicos. El factor adicional que debemos tener en cuenta es la continuidad del dolor. Cuando es constante, sin tiempo de alivio, se convierte en dolor crónico. En cambio, si el dolor es interrumpido por periodos de remisión, el trastorno puede no llegar a ser nunca crónico.

Tratamiento del dolor muscular crónico

El dolor muscular crónico de los pacientes que acuden a Propdental es tratado de manera multidisciplinar entre el dentista y la colaboración con otros profesionales a los cuales remite al paciente.

Hay determinadas condiciones o factores que pueden prolongar el cuadro de dolor muscular y convertir el dolor en crónico si no se tratan las causas. Se llaman factores de perpetuación y se dividen según si su origen es local o sistémico.

Factores de perpetuación locales:

  1. Cuando la causa del dolor es prolongada o recidivante.
  2. Cuando la conducta terapéutica es errónea.

Factores de perpetuación sistémicos:

  1. Estrés emocional continuado.
  2. Supresión del sistema inhibitorio descendente.
  3. Trastornos del sueño.
  4. Conducta aprendida (pacientes que se han acostumbrado a estar enfermos y necesitan un tratamiento que fomente la conducta de bienestar antes de que pueda conseguirse una recuperación completa).
  5. Ganancia secundaria (pacientes que aprenden que un dolor crónico puede ser utilizado para alterar episodios de la vida normal, pueden mostrar dificultades para abandonar el dolor y volver a asumir sus responsabilidades normales).
  6. Depresión psicológica (está demostrado que los pacientes que sufren un dolor durante períodos de tiempo prolongados se deprimen con frecuencia).

Mialgia crónica de mediación central (miositis crónica)

La mialgia crónica de mediación central es un trastorno doloroso muscular crónico y continuo que se debe a efectos del sistema nervioso central que se perciben a nivel periférico en los tejidos musculares. La causa más frecuente es el dolor muscular local prolongado.

Los síntomas que refiere el paciente es un dolor molesto y constante, que persiste en reposo y se incrementa durante la función. El dolor muscular que expresa el paciente no puede tratarse manipulando el músculo doloroso, sino que ha de irse al mecanismo central. Por ello el dentista deriva al paciente a un especialista para realizar el tratamiento.

Trastornos miálgicos sistémicos crónicos (fibromialgia)

Los trastornos sistémicos se llaman así debido a que el paciente explica que los síntomas son globales o diseminados y la causa parece relacionada con un mecanismo central.

La fibromialgia es uno de los principales trastornos miálgicos sistémicos crónicos y muy bien conocido por los dentistas. Consiste en un cuadro doloroso musculoesquelético diseminado en el que se detecta sensibilidad en 11 o más de 18 puntos de dolor específicos de todo el cuerpo.

Casi la mitad de los pacientes con fibromialgia presentan también síntomas de trastornos temporomandibulares, y por ello es muy importante detectarlo y saber realizar un buen tratamiento que implique las dos anomalías.