¿Que es el dolor dental? Te explicamos todo sobre el dolor dental
Inicio » Dolor dental o Odontalgia

Dolor dental o Odontalgia

El dolor dental o de muelas en ocasiones puede irradiarse a otros dientes y zonas de la cara.

Son muchas las personas que coinciden en afirmar que el dolor de muelas es el peor de todos a nivel bucodental.

Además, el dolor de dientes suele surgir sin avisar y altera hábitos tan simples como masticar y tragar.

El dolor dental es uno de los más incómodos e intensos que existen, por esta razón te explicamos todo acerca de ello.

¿Que es el dolor dental?

El dolor de muelas es una de las afeccionas más temidas y lo cierto es que no es de extrañar si tenemos en cuenta que estamos ante uno de los dolores más intensos.

Se presenta normalmente como un dolor agudo en la mandíbula que puede irradiarse a otras zonas de tu cara provocado dolor de oído y cefalea.

Y que asimismo, puede tener picos de intensidad.

Este dolor dental puede alterar tu vida normal, y su valoración y tratamiento serán claves para eliminarlo completamente.

El dolor de dientes junto con la caries es una de las afecciones dentales más comunes.

causas del dolor de muelas

¿Cuales son las causas del dolor dental?

Saber qué provoca el dolor de muelas es el primer paso para combatirlo con eficacia.

Además es muy importante intervenir cuanto antes, ya que se puede extender a otras partes de la boca y de la cara.

¿Sabías que el dolor de muelas está relacionado con algunos casos de dolor de oído y cabeza?

A pesar de que las causas de este dolor dental son amplias y diversas.

Si quieres acabar con tu dolor dental debes acudir a tu dentista para hallar el origen del problema y realizar un tratamiento específico.

Las causas más frecuentes de dolor en la bocal. Es decir, que pueden provocar la odontalgia son:

Caries dental

La caries provoca una infección que puede llegar a dañar los nervios más internos del diente.

Cuando entra en fase avanzada y afecta a la pulpa dental causa un dolor dental intenso ante los cambios de temperatura.

Detectar y tratar la caries a tiempo es clave para evitar que esta avance al nervio y se haga necesario la realización de un tratamiento de endodoncia.

O en casos de mayores destrucciones, la caries sin tratarse puede llevar a la pérdida del diente afectado.

La caries dental es una patología contagiosa, infecciosa y multi-factorial que provoca la destrucción del tejido dental.

Si afecta a la cámara pulpar del diente o nervio precisará de un tratamiento de endodoncia.

Si no se trata puede provocar la pérdida prematura de las piezas dentales.

Generalmente las caries se forman por el acumulo de restos de comida entre los dientes que no han sido removidos debido a una higiene buco-dental deficiente.

En caso de que una caries no sea tratada a tiempo, se podrá producir un absceso y dañar el nervio dental, lo que originará un dolor muy fuerte o agudo.

En este caso será el dentista que se encargue de dictaminar el estado de la caries y a partir de ahí encontrar la mejor opción para el tratamiento.

Gingivitis y periodontitis

Afectan a las encías y, en sus fases más avanzadas, pueden forzar la extracción del diente.

El primer estadio de la enfermedad periodontal es la gingivitis, que provoca síntomas como la inflamación, sangrado de las encías y el dolor.

La periodontitis, es una consecuencia del avance del sarro sin tratarse y tiene como consecuencia la pérdida del hueso por lo que el diente se empieza a mover y duele.

La gingivitis puede provocar el dolor por la inflamación de las encías.

La encía se inflama porque hay una acumulación de la placa bacteriana debido a que la forma como cepillas los dientes no es efectiva.

Esta enfermedad se manifesta como inflamación, sensibilidad y dolor dental. así como sangrado en las encías.

Si no es tratada a tiempo y correctamente derivará en una periodontitis.

La periodontitis destruye el hueso que soporta el diente, lo que ocasiona su movimiento del diente y dolor dental.

Bruxismo

El bruxismo es el hábito de apretar o rechinar los dientes, de forma diurna o nocturna, consciente o inconsciente.

Si tienes bruxismo no solo puedes tener dolor en la mandibula y en la articulación temporomandibular, sino que asimismo, dolor dental, sobretodo en la zona molar y premolar.

Ese dolor en las muelas se debe a la fuerza que hacen y a la sobrecarga que sufre la zona molar al apretar los dientes.

Puede estar causado normalmente por estrés. En la mayoría de casos este hábito se produce de forma involuntaria.

Pero puede tener efectos fatales sobre la mandíbula y los dientes: fisuras, dolor de cabeza, presión y dolor sobre los molares.

Traumatismo dental

Los golpes violentos pueden provocar todo tipo de efectos en la cavidad bucodental: fracturas, fisuras, roturas totales o parciales, pérdida de dientes.

Y dolor dental varia en función de la zona en la que se haya recibido el golpe.

Las fracturas o fisuras dentales son otras de las causas por las cuales aparece este molesto e intenso dolor.

Y una vez más hay que hablar de la importancia de la rápida atención del profesional si deseamos acabar con este molestar.

Normalmente originado por una contusión o un golpe fuerte en una o varias piezas dentales.

En función de la gravedad del traumatismo, se podrá producir una fisura o fractura dental que podrán cursar con dolor del diente afectado.

Asimismo se podrá producir la pérdida de la pieza dental.

Muelas del juicio

El desarrollo de las muelas del juicio provoca un dolor muy intenso y en algunos casos su crecimiento conlleva la extracción del tercer molar.

Cuando una pieza dental presenta fuerza eruptiva pero no tiene suficiente espacio maxilar para erupcionar.

Ello es habitual en la erupción de las muelas del juicio.

Una enfermedad que es frecuentemente causada por las muelas del juicio que no han salido correctamente se llama pericoronaritis.

La pericoronaritis es una afección se traduce en una inflamación en la encía debido a que un diente intenta emerger y no termina de salir quedando parcialmente cubierto de encía.

Ese espacio entre encía y diente propicia la retención de restos de comida que no se pueden eliminar y ocasionan la infección.

Inflamación y/ infección adyacente a la cavidad oral

Si bien es cierto que existen numerosas causas del dolor dental que tienen una relación directa entre el diente hay que decir que existen otro tipo de causas que no tienen esa relación.

Esta inflamación puede irradiarse y manifestarse en la cavidad oral, en la zona molar.

Un ejemplo puede ser la sinusitis que es la infección de los senos paranasales que por proximidad a las raíces dentales en el maxilar superior, puede generar dolor o molestias en estos dientes.

Raíces expuestas por encías retraídas

Otra causa habitual del dolor dental se debe a las raíces dentales expuestas, una situación que se produce cuando se retraen las encías.

La retracción de encía expone la raíz del diente que quedan con hipersensibilidad.

Es un tipo de dolor que se va al retirar el estímulo.

Inflamación de la pulpa o pulpitis

La inflamación de la pulpa es otra de las causas  por la cual puedes tener dolor.

La pulpitis se caracteriza por causar un dolor muy intenso.

Algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que en la pulpa dental es donde se concentran tanto los vasos sanguíneos como las terminaciones nerviosas.

Absceso dental

El absceso dental conocido popularmente como flemón puede ocasionar fuerte dolor dental.

La amplia mayoría de estos flemones se originan por la proliferación de bacterias localizadas en la cámara pulpar de un diente infectado.

Mientras que la presión que causa la infección es aquello que provoca tanto la inflamación como el dolor, con la particularidad de que estamos ante una de las patologías orales que pueden provocar un dolor muy severo e intenso.

Dolor de la articulación temporomandibular

El dolor en la articulación temporomandibular, normalmente se localiza alrededor de los oídos que incrementa al mover la mandíbula.

Y que se puede extender a otras zonas tanto de la mandíbula como de la cara.

Dolor después de tratamientos dentales

Por otra parte hay que decir que después de llevar a cabo un tratamiento dental es posible que aparezca dolor en los dientes.

Después de determinados tratamientos dentales también es normal que tengas dolor.

La diferencia es que en este caso suelen remitir en unos días.

Dolor después de una endodoncia

Ejemplos de ello es después de una endodoncia. El dolor se debe a que se ha estado trabajando la zona.

Y también a varias circunstancias que pueden hacer con que después de la endodoncia te siga doliendo el diente por unos días.

Dolor después de ponerte brackets dentales

En los tratamientos de ortodoncia, cuando te colocan los brackets dentales puede que notes dolor durante unos días.

Ese dolor se debe a los movimientos que están haciendo tus dientes en el tratamiento.

Dolor después de una extracción dental

Después de una extracción dental, puede haber complicaciones e infectarse la herida.

Se trata de una alveolitis que puede ser bastante dolorosa y que debes acudir a tu dentista para tratarla y quitar el dolor.

¿Cuales son los síntomas que indican que vas a sufrir dolor de dientes?

En una fase inicial, el dolor de dientes, se manifiesta como una dolencia localizada en la zona maxilar que puede irradiarse a otras áreas oro-faciales.

Puede ir acompañado de inflamación del área afectada, sangrado y exudado purulento.

La odontalgia va acompañada normalmente con un aumento de la sensibilidad dental, por lo que el dolor se puede volver agudo a la hora de beber o comer alimentos o bebidas calientes y/o fríos.

En caso de que haya un proceso infeccioso dental, este puede presentarse como un estado febril.

Este dolor puede deberse a diferentes causas que pueden ir desde una caries hasta patologías en otras zonas que pueden irradiarse en la cavidad oral.

causas de dolor dental

¿Qué se debe hacer para tratar y eliminar el dolor dental?

Hay que hacer mención especial a la necesidad de acudir a tu dentista en caso de que nos duelan las muelas.

En Propdental no solamente determinaremos la causa del dolor si no que además te explicaremos el tratamiento personalizado para tu caso en particular.

Momentáneamente el dolor lo puedes tratar con analgésicos, pero en caso de que el dolor persista más de un día, se presente un estado febril o el dolor se irradie al oído, la cabeza,…

Se deberá acudir inmediatamente al clínica dental ya que puedes estar ante una infección.

Si el dolor esta originado por una caries dental, se deberá tratarla lo antes posible. Posteriormente, en el diente se realizará un empaste u obturación.

En aquellos casos en que la caries haya afectado a la cámara pulpar del diente o nervio, se deberá proceder a realizar la endodoncia.

Si el dolor dental deriva del bruxismo, se deberá proceder a utilizar una férula de descarga rígida superior.

Las férulas de descarga se deberán revisar de forma periódica, normalmente cada seis meses, en la clínica dental.

En caso que el dolor dental derive de una patología gingival y/o peridodontal, se deberá realizar un tratamiento periodontal con limpieza dental y curetajes radiculares.

Si la odontalgia es originada por un diente que no puede erupcionar, se deberá valorar este radiográficamente y si procede planificar su extracción.

Siempre que presentemos dolor dental deberemos acudir a la consulta dental para establecer su causa y con ello, su tratamiento adecuado.

¿Cómo se puede prevenir el dolor dental?

Para evitar la odontalgia, podemos:

  1. Mantener una dieta baja en azúcares. Ello ayudará a disminuir el riesgo de padecer caries, que es la causa principal del dolor dental.
  2. Tener unos correctos hábitos de higiene dental. Cepillar correctamente los dientes tras cada comida, utilizar el hilo o la seda dental.
  3. Una vez al año al menos, realizar una tartrectomía o una higiene dental. Con ello podremos evitar patologías periodontales.
  4. Realizar revisiones periódicas en la clínica dental. Siempre, el mejor tratamiento es la prevención.
  5. Todos debemos realizar, al menos una vez al año, una visita de revisión con nuestro dentista.

Acude a tu dentista si presentas un dolor o una molestia dental.

Tipos de dolor de dientes en función de su procedencia

La manera más lógica de clasificar el dolor dental es en función de su procedencia.

Es decir, en relación a la fuente primaria de su aparición.

El origen del dolor en la boca puede tener varias causas y afectar de distintas maneras a tu boca ya que puede proceder de distintas zonas.

Según su procedencia, el dolor puede ser mucoso, bucodental y periodontal.

dolor dental

Dolor mucoso

Es un dolor somático superficial que se caracteriza por el estado dañado de la mucosa de la cavidad bucal.

El alcohol, el tabaco, determinados fármacos y defectos en tus dientes pueden ocasionar dicho daño.

Asimismo, también puede verse afectada por enfermedades locales o sistémicas con repercusión en la cavidad oral, originando lesiones que derivarán a una sensación de dolor.

Las lesiones mucosas pueden ser de origen infeccioso, yatrogénicas o aftas recidivantes.

Lesiones infecciosas en la mucosa

Se pueden presentar infecciones víricas, como el herpes simple. Este tipo de infecciones en la mucosa oral suelen ser muy dolorosas.

Las infecciones por gingivitis úlceronecrotizante aguda (GUNA) produce un tipo de dolor intenso que aparece de forma espontánea y constante.

En tanto a infecciones por hongos en la boca, la más frecuente es la candidiasis.

Lesiones yatrogénicas

Pueden ser producidas por:

  • Traumatismos alveolodentarios, como mordeduras.
  • Por agentes químicos que generen úlceras.
  • O por agentes físicos que produzcan quemaduras.

Es un tipo de dolor leve y cesa cuando la herida cicatrice. Aun así, si la zona se infecta, el dolor aumentará proporcionalmente.

Síndrome de la boca ardiente

Por último, tenemos el síndrome de la boca ardiente se caracteriza por una sensación de quemazón, ardor o dolor en la mucosa que no está confirmada por lesiones visibles.

Dolor bucodental

Su causa más común es la aparición de caries en los dientes.

Es un dolor somático profundo que puede ser debido a una pulpitis aguda o crónica de etiología infecciosa.

Si el dolor dental es de corta duración y provocado por agentes externos, indica efectos de hipersensibilidad dental.

Por otro lado, si el dolor dental es espontáneo pero de larga duración y pulsátil, es decir, que se incrementa con la ingesta de bebidas frías o calientes y con, por ejemplo, cambios posturales, nos indica pulpitis serosa aguda.

En este caso, suele haber más dolor al acostarte porque, al mismo tiempo, aumenta la presión sanguínea en el cráneo.

Dolor periodontal

Es profundo que puede presentarse en cualquier edad.

En términos generales, las enfermedades periodontales no se caracterizan por presentar una molestias hasta fases avanzadas.

Es más fácil de localizar que el dolor de dientes. El dolor provocado por una periodontitis aumenta al hacer presión sobre el diente afectado.

El caso de infecciones periodontales agudas como el absceso gingival, periodontal, pericoronal y la gingivoestomatitis hierpética puede ocasionar dolor muy fuerte.

tratar el dolor de dientes

¿Cuándo hay que acudir al dentista?

En Clínicas Propdental te recomendamos acudir al dentista cada 6 meses, para realizar revisiones periódicas y tratamientos dentales preventivos para que no llegues a tener dolor de muelas.

Pero una vez ya tengas dolor, lo primero que debes hacer es solicitar una revisión dental lo antes posible con tu dentista de confianza.

En función de la causa del dolor de muelas se producen unos síntomas u otros.

El tratamiento dental será distinto en función de cada caso. Si la causa es la caries, se puede estudiar si realizar un empaste o endodoncia cuando la caries ha llegado al nervio.

Después del tratamiento no olvides mantener una rutina de higiene dental, mantener una dieta equilibrada y acudir al dentista con regularidad.

Una buena prevención tanto en casa como en la consulta será clave para evitar el molesto dolor de muelas.

Principales causas del dolor dental

¿Donde tratar el dolor de muelas en Barcelona y Madrid?

Lo primero que debes hacer al tener un dolor dental es acudir a tu dentista de confianza.

En las clínicas PropDental realizamos un estudio personalizado para adaptar nuestros tratamientos a las necesidades de cada sonrisa.

Conocer la causa del dolor de muelas será el primer paso para combatirlo y recuperar una sonrisa sana y sin dolor.

Si quieres acudir a Clínicas dentales Propdental estamos encantados de recibirte.

Nos puedes encontrar en Barcelona, Badalona y Madrid.

Los dentistas en Propdental solucionarán tu situación en particular con diligencia y profesionalidad para garantizarte una salud dental adecuada.

PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

Te llamamos
Pide cita