CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Motivos de fracasos de los implantes

Motivos de fracasos de los implantes

Según el grado de afectación de los tejidos que rodean un implante sometido a alguno de los factores mencionados anteriormente, Se habla de 3 tipos o motivos de fracasos de los implantes que condicionarán el tratamiento específico:

• Implantes debilitados: aquellos que muestran signos de pérdida ósea y aumento en la profundidad de sondaje. Son estables en el tiempo si se sigue un control de estos parámetros. En caso contrario, progresa hasta el siguiente estadío.
• Implantes en proceso de fracaso: presentan pérdida ósea, formación de bolsa, sangrado al sondaje y supuración.
• Implantes fracasados: además de los parámetros anteriores, existe movilidad y un sonido sordo a la percusión con imagen radiolúcida peri-implantaria.

Motivos de fracasos en implantologia

Motivos de fracasos de los implantesNormalmente, las complicaciones biológicas suelen tener una etiología multifactorial, cuyos factores pueden aparecer de forma aislada o solapados.

En origen infeccioso suele ser el más común, pudiendo aparecer en cualquier fase del tratamiento ya que, en el momento de la colocación del implante dental, la superficie puede contaminarse por microorganismos presentes en estructuras adyacentes.

Una vez establecida la conexión protésica, los tejidos periimplantarios pueden albergar microorganismos procedentes de la placa bacteriana que generen un proceso inflamatorio reversible o irreversible con posible afectación incluso del hueso de soporte.

Es preciso tener en cuenta que existen ciertas similitudes en cuanto a la respuesta del hospedador entre el proceso inflamatorio de la encía y de la mucosa periimplantaria, al ser también similar la microbiota en ambos tejidos.

Otra de las posibles causas de fracaso biológico sería la sobrecarga. Este es un término muy impreciso, ya que es complicado definir el umbral a partir del cual podemos considerar que existe una sobrecarga oclusal, pero suele emplearse en aquellos casos en los que la carga funcional aplicada a los implantes excede la capacidad que el hueso es capaz de soportar.

Además, se han propuesto otras posibles causas como la mala calidad de los tejidos duros y blandos, la condición sistémica del paciente, hábitos nocivos como el tabaco y el bruxismo, o una inadecuada técnica quirúrgica.

La supervivencia de los implantes va a depender, en un primer momento, de la integración del implante al tejido óseo, y de la adhesión que los tejidos blandos (epitelio y conectivo) produzcan alrededor de la superficie de titanio, creando así una barrera física que impida el avance de la microbiota oral hacia el tejido óseo.

El tratamiento de las complicaciones pretende, por tanto, aportar al paciente unas condiciones funcionales óptimas y una estética aceptable, para lo cual es importante conocer la severidad de la afectación de los tejidos y manejarlos de forma que se pueda recuperar en lo posible la estabilidad y el confort del paciente.