CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Las deficiencias vitamínicas

Las deficiencias vitamínicas

Publicado por Dr. Dario Vieira el 30 diciembre 2015 en Actualidad

Si cuando vas a la consulta del dentista le comentas que sufres quemazón en tu boca, o te sangran las encías con facilidad, es posible que requieras de una prescripción, y no precisamente para medicamentos, sino para fresas, brócoli… Entre otros alimentos. ¿Por qué? Muy fácil: Por las deficiencias vitamínicas.

Mantener una dieta sana resulta igualmente importante para tu dentición que para cualquier otra de las partes de tu cuerpo. Existen algunas deficiencias vitamínicas que pueden tener efectos muy negativos para tus dientes y tus encías. Tu dentista de confianza en las Clínicas Propdental puede diagnosticar cuál es el origen del problema, para ayudarte a solventar esta falta de vitaminas.

Salud oral y deficiencias vitamínicas

Aquellas personas que ya han entrado en la tercera edad tienen una mayor posibilidad de sufrir estas deficiencias, debido a los problemas que acarrean con la absorción de los nutrientes de la comida. Vamos a explicarte cuáles son las deficiencias vitamínicas que son capaces de afectar a la salud de tu boca:

Vitamina B

La falta de vitamina B supone una deficiencia muy común. Esta afecta sobre todo a los dientes y a las encías. Debes saber que uno de sus efectos es la sensación de quemazón en la boca, sobre todo acentuándose en la lengua. También se puede complicar el tragado de la comida, producir hinchazón en la lengua y debilitar el tejido interior de la boca, que se termina por desprender y romper de forma muy fácil. Esta deficiencia es capaz de provocar anomalías como la anemia, además de complicar los problemas del futuro bebé durante el embarazo. Sus efectos orales son los que describimos a continuación:

Quelitis angular: Esta es una inflamación y agrietamiento de los cantos de la boca. Suele verse relacionada con una infección por hongos.
Estomatitis aftosa: Aparecen las conocidas llagas (también conocidas como aftas). Estas tienen una relación directa con esta deficiencia.
Candidiasis oral crónica: Esta es una infección también por hongos, que hace acto de presencia como consecuencia de una mal nutrición o una incorrecta absorción de los ingredientes.
Glositis atrófica: Esta patología provoca que las papilas gustativas se terminen por romperse, lo que hace que la lengua se quede lisa, lo que afecta al sentido del gusto. Esto puede ocurrir por la culpa de una deficiencia severa de Vitamina B.

Las fuentes de Vitamina B a las que podemos acceder son las siguientes:

Vitamina B1: Cerdo, frutos secos, legumbres.
Vitamina B2: Leche y lácteos, huevos, marisco.
Vitamina B3: Carne, pescado, cacahuetes
Vitamina B6: Carne, pescado, verduras, frutas, (plátanos especialmente).
Vitamina B12: Carne (Especialmente pollo), pescado, cereales, huevos, lácteos.
Ácido fólico: Verduras, zumo de naranja, brócoli, legumbres, etc.

Hierro

El hecho de tener un déficit de hierro en nuestro organismo nos crea unos problemas parecidos a los que encontramos cuando tenemos una deficiencia de vitamina B. Ocurre lo siguiente

  • Sensación de quemazón, en la boca y en la dentición.
  • Infecciones causadas por hongos en la boca
  • Enrojecimiento de la lengua
  • Llagas y tejido pálido en la cavidad oral

El déficit de hierro es posible que esté causado por una mala dieta, así como puede tener su origen en problemas intestinales. También podría estar provocada por la pérdida de sangre, y éste suele comportar anemia. Presentamos las mejores fuentes de hierro:

  • Carne magra
  • Verdura
  • Judías
  • Marisco
  • Pan integral

Vitamina C

La vitamina C es útil para fabricar colágeno, cuya función es la de proteger los tejidos. Un déficit es posible que comporte el sangrado de las encías. También es capaz de provocar fatiga y moratones con mucha facilidad. Pasemos a enumerar un seguido de buenas fuentes de vitamina C:

  • Frutas cítricas
  • Verduras
  • Tomates
  • Fresas
  • Pepinos

Los fumadores deben saber que su organismo repele la vitamina C, por lo que vana necesitar un aporte vitamínico extra de vitamina C para evitar problemas en su organismo.

Vitamina A

La Vitamina A se encarga de hacer que las células tengan un correcto desarrollo y estas se mantengan en buen estado. El hecho de que exista una falta de vitamina A hace que la curación de los tejidos se vea ralentizada. Para evitar esto, debemos tener en cuenta estas fuentes de vitamina A:

  • Leche enriquecida con vitaminas
  • Hígado
  • Verduras
  • Naranjas y fruta amarilla

Vitamina D

La vitamina D trabaja junto con el calcio, a fin de mantener una buena calidad ósea, así como un alto nivel de fuerza. La deficiencia de esta vitamina es capaz de facilitar la rotura de los huesos, así que afecta a la mandíbula, y comporta un aumento de posibilidad de perder parte de la dentición en aquellos pacientes que padezcan enfermedad periodontal. Una deficiencia temprana de esta vitamina es posible que afecte a la correcta formación de los dientes.

El cuerpo se encarga de la producción de vitamina D por sí misma, cuando este está expuesto a los rayos de sol durante un periodo de tiempo en dos o tres ocasiones al día. También se encuentra en algunos alimentos, para aquellas personas que no puedan acceder a una fuente solar de calidad:

  • Aceites de pescado
  • Lácteos
  • Leche enriquecida
  • Yema de huevo
  • Cierto tipo de cereales

Vitamina K

Sufrir un déficit de vitamina K puede comportar problemas en nuestra boca. Usualmente, la vitamina K la producen aquellas bacterias que se encuentran naturalmente presentes en nuestros intestinos. Pese a esto, también podemos encontrarla en diferentes alimentos que pasamos a enumerar a continuación:

  • Coles de Bruselas
  • Verduras
  • Brócoli
  • Huevos
  • Ternera

El hecho de sufrir un déficit de vitamina K puede tener su origen en una enfermedad del hígado, en el uso durante un tiempo prolongado de antibiótico o a otras enfermedades. Una mala alimentación no suele tener relación.

Aquellas personas que se encuentran afectadas por este déficit suelen padecer un sangrado más común de lo habitual después de un proceso de extracción dental, e inclusive después de realizar una limpieza dental profesional. Esto es debido a que sus tejidos tienden a tardar más en curarse.

Para aprender más sobre las deficiencias vitamínicas que hay en nuestro cuerpo y cuáles son las que más necesita nuestro organismo, sólo tendrás que dirigirte a cualquiera de las Clínicas Propdental de Barcelona, donde su equipo médico te dará la información acerca de todo lo que necesitas saber.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Las deficiencias vitamínicas"

Deja tu comentario