CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Empastes en odontopediatría

Empastes en odontopediatría

La mayoría de los investigadores parecen de acuerdo en observar una continua disminución en el número y la dificultad de los tratamientos conservadores realizados habitualmente en el niño. En este sentido, sin embargo, algunos autores describen en sus estudios que el 80% de los dientes cariados se encuentran sólo en el 20% de la población infantil.

Tratar la caries dental en niños

tratar caries dental en niños

Pese a la demanda cada vez más frecuente de materiales estéticos, en la actualidad, la restauración mediante amalgama de plata continúa siendo el método conservador más utilizado, aun en odontopediatria. No obstante, en la elección del material de obturación, más idóneo para cada caso hay que considerar fundamentalmente criterios biológicos y mecánicos.

Dado que el diseño cavitario está condicionado en gran medida por las características anatómicas de los dientes temporales y su desconocimiento es fuente importante de los fracasos en operatoria dental en niños, consideramos en primer lugar someramente las diferencias entre la corona del diente temporal y la del diente permanente.

  1. Los dientes temporales son más pequeños en todas sus dimensiones que los dientes permanentes.
  2. El diámetro mesiodistal es mayor que el cervicooclusal lo que confiera a estos dientes un aspecto aplastado.
  3. Los surcos cervicales están más pronunciado en los dientes temporales, fenómeno que es más llamativo en la cara vestibular de los primero molares
  4. Las superficies vestibulares y linguales en los molares son convergentes hacia oclusal, de forma que  el diámetro vestibulolingual es mayor en la zona cervical que en la oclusal. Sus áreas de contacto proximal son amplias y planas.
  5. Los dientes temporales tienen un cuello mucho más estrecho que los permanentes.
  6. La capa de esmalte en los dientes temporales es más delgada y tiene aproximadamente 1 mm de grosor en toda la corona.
  7. En dientes temporales el esmalte termina en un borde definido.
  8. Los prismas de esmalte están orientados hacia oclusal en los dientes temporales mientras que en los permanentes se dirigen hacia gingival.
  9. En los dientes temporales hay en comparación menos estructura dental para proteger la pulpa.
  10. Los cuernos mesiales están más próximos a la superficie oclusal.
  11. El grosor medio de la dentina tiene gran importancia en el momento de preparar una cavidad, por lo que incluimos algunos valores medios.

La revisión de estos valores permite identificar los dientes que entrañan más riesgos de exposición pulpar según el tiempo de cavidad que se desee realizar.

De los diferentes procedimientos para aislar el campo operatorio, nosotros consideramos innumerables las ventajas que presenta el aislamiento con dique de goma en Odontopediatria. Entre éstas cabe citar que posibilita una mayor visibilidad del campo operatorio, disminuye la ansiedad del niño, protege los tejidos blandos, disminuye el estrés profesional y evita la aspiración o deglución de objetos extraños.

Empastes de dientes temporales en odontopediatría

Según el lugar de asiento de las caries en el diente, se describen tradicionalmente, siguiendo a Black  cinco tipos de cavidades en las que podemos reconstruir con empastes los dientes temporales:

  1. Cavidades de Clase I. Son las que se diseñan cuando la caries asienta en hoyos, puntos, fosas y fisuras.
  2. Cavidades de Clase II. Son las que se realizan cuando la caries se encuentra en superficies interproximales de molares y premolares.
  3. Cavidades de Clase III. Son las que se diseñan cuando la caries se detecta en el punto de contacto de incisivos y caninos pero sin afectar su ángulo incisal.
  4. Cavidades de clase IV. Son las que se realizan  cuando la caries asienta en el punto de contacto de incisivos y caninos pero afecta además al ángulo incisal de dicho diente.
  5. Cavidades de clase V. Son las que se diseñan cuando la caries asienta en el tercio gingival del diente o molar.