CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Ojo con el consumo de bebidas energéticas e isotónicas

Ojo con el consumo de bebidas energéticas e isotónicas

Publicado por Dr. Dario Vieira el 21 marzo 2014 en Actualidad

Las bebidas energéticas han calado mucho en la sociedad. Sus millonarias inversiones publicitarias y el patrocinio de espectáculos deportivos han hecho que cada vez más jóvenes consuman este tipo de refrescos para “tener más vitalidad, aumentar su concentración o mejorar su rendimiento deportivo”.

Estos son algunos de los eslóganes de este tipo de bebidas que han despertado muchas dudas entre los médicos por los efectos nocivos que pueden derivarse de su abuso, entre los cuales está la afectación de los dientes del consumidor.

La acidez de las bebidas energéticas y algunas debidas isotónicas se carga el esmalte de los dientes, exponiéndolos a un mayor riesgo de caries dental.

Las bebidas energéticas y en algunos caso las bebidas para deportistas, tienen un grado tan alto de acidez que reducen el esmalte de los dientes, aumentando su hipersensibilidad y el riesgo de caries dental.

El aumento de su consumo entre los jóvenes, especialmente en Estados Unidos dónde uno de cada 2 adolescentes consume bebidas energéticas, ha provocado un aumento de los estudios que pretenden dirimir el impacto que estos refrescos tienen en la salud de los consumidores. Uno de los más destacados es la afectación de la salud bucodental. Por eso, nuestros dentistas recomiendan utilizar solo agua para hidratarse durante la realización de ejercicio y, en caso de utilizar consumir alguna otra bebida que sea isotónica y no energética.

Además, nuestros odontólogos recomiendan tomar algunas precauciones que te pueden ayudar a proteger tus dientes ante los ácidos y azúcares que contienen estas bebidas:

Su consumo es especialmente dañino entre comidas
Tu saliva necesita entre 30 y 60 minutos para neutralizar los ácidos de tu boca. Beber bebidas ácidas entre comidas no da tiempo a la saliva de proteger a tus dientes antes de que la siguiente comida.

Enjuágate la boca con agua
El pH del agua es completamente neutral. Por lo tanto, enjuagándote la boca con agua después de tomar alguna bebida ácida estarás ayudando a reducir la acidez de tu boca.

Espera una hora para cepillarte los dientes
La exposición de los dientes a bebidas ácidas puede desmineralizar el esmalte superficial. Si en este momento te cepillas los dientes, potenciarás la acción de los ácidos, consiguiendo un efecto negativo al deseado. Por lo tanto, cepillarse los dientes justo después de tomar bebidas ácidas empeora la salud de tu boca y no al revés.

En conclusión, las bebidas energéticas tienen un mayor potencial para destruir los dientes que las bebidas isotónicas, pero ambas tienen una capacidad erosiva muy alta, con lo que pueden dañar los dientes. De este modo se demuestra que las bebidas isotónicas y energéticas son comparables a los refrescos azucarados a nivel de acidez y potencial para dañar el esmalte de los dientes.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Ojo con el consumo de bebidas energéticas e isotónicas"

    Deja tu comentario