CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Los piercings orales, una moda peligrosa

Los piercings orales, una moda peligrosa

Publicado por Dr. Dario Vieira el 20 septiembre 2017 en Estetica dental

Los piercing son una moda muy popular entre los más jóvenes. Se llevan en la nariz, orejas… Y también en la boca. Algunas zonas de la cavidad son muy sensibles y pueden verse afectadas por los piercings orales. ¿Qué consecuencias pueden tener sobre la sonrisa?

La adolescencia es una etapa muy importante en el desarrollo bucodental. Aunque ya se ha hecho el cambio de dentición, muchos jóvenes comienzan tratamientos como la ortodoncia o bien descuidan su rutina de higiene oral. Además en esta etapa suelen iniciarse hábitos perjudiciales para la salud oral, como el tabaquismo y el consumo de alcohol. Llevar piercings en la lengua, los labios o las mejillas puede interferir en el habla, la masticación o la deglución.

Además, los problemas de salud que puede provocar el hecho de tener un piercing en la boca no sólo afectan a la sonrisa. En algunos casos también pueden afectar a la salud general de la persona. Pero, ¿Qué efectos tienen los piercings orales en la salud bucodental? ¿Son realmente peligrosos?

5 riesgos de los piercings orales

En ocasiones los piercings orales dañan los tejidos de la boca, provocando diversas complicaciones bucodentales:

  1. Infecciones. La herida provocada por el piercing unida a la gran cantidad de bacterias presentes en la boca y la introducción de nuevas bacterias por el manejo del piercing provoca aumento de las infecciones de la boca.
  2. Daños en las encías, dientes y empastes. La costumbre de morder o jugar con un piercing puede dañar las encías. Esto provoca fisuras y sensibilidad dental. En caso de llevar empastes o carillas, también podrían verse afectadas por la presencia del piercing oral.
  3. Enfermedades periodontales. La gente que lleva piercing, sobretodo en la lengua, tienen más posibilidades de padecer enfermedad periodontal, ya que los piercing dañan las encías provocándoles heridas y su recesión, lo que puede comportar dientes sueltos e incluso su pérdida.
  4. Alteraciones en la salivación. En muchos casos perforar la lengua provoca un aumento de producción de saliva. Además se puede alterar levemente el sentido del gusto por daños en la superficie lingual.
  5. Halitosis. Los piercings orales favorecen la acumulación de placa bacteriana, que favorece el mal aliento o halitosis.

Los profesionales de PropDental desaconsejan el uso de piercings orales. Pero, ¿Cómo puedo mantener una boca sana si llevo un piercing oral? Las claves son realizar una limpieza diaria en casa y acudir con regularidad al odontólogo, para controlar que no hay complicaciones sobre la sonrisa.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Los piercings orales, una moda peligrosa"

    Deja tu comentario