CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Restauraciones de dientes posteriores

Restauraciones de dientes posteriores

Publicado por Dr. Dario Vieira el 16 Enero 2014 en Estetica dental

El aumento de la prevención y la higiene han producido un importante descenso de la incidencia de la caries pero todavía son necesarias restauraciones en dientes posteriores.

Materiales para restauraciones de dientes posteriores

El aumento de la prevención y la higiene han producido un importante descenso de la incidencia de la caries y de la necesidad de tratamiento protésico por razones de exodoncia en el sector posterior. Aunque la afectación por este tipo de infecciones es menor, sigue afectando a los pacientes, pero el contacto que éstos tienen con nuestra clínica dental en Barcelona hace posible que la caries no se encuentre en un estado demasiado avanzado y se pueda proceder a su curación y a una posterior restauración estética en premolares y molares.

Antes que las restauraciones cerámicas prestaran las ventajas que ofrecen en la actualidad, los materiales más utilizados para las restauraciones en el sector posterior eran el oro y la amalgama de plata. El oro tenía algunas ventajas importantes como la menor corrosión (respecto a las amalgamas), la elasticidad, la adaptación marginal, el poco desgaste y la duración pero por otro lado requería preparaciones demasiado invasivas, era antiestético, no se adhería y tenía un elevado coste.

Por otro lado, la amalgama de plata es una restauración directa, muy simple de usar con una mayor longevidad y más económica, pero tiene un aspecto estético pobre, no se adhiere a las estructuras dentarias, tiende a expandirse y provoca corrosión, tinción y toxicidad.

Por todos estos motivos estos dos materiales han sido substituidos en los últimos años por otro tipo de materiales restauradores. En la búsqueda del material restaurador ideal se ha intentado encontrar una herramienta que cumpliera las siguientes condiciones:

  1. Permitir una preparación cavitaria lo más conservadora posible
  2. Devolver la morfología y la resistencia original al diente
  3. Asegurar una adaptación externa e interna y un buen sellado para prevenir caries secundaria, afectación pulpar y sensibilidad dentaria
  4. Ser biocompatible con el tejido dental vital
  5. Proporcionar longevidad

Se han encontrado dos tipos de material que reunían la mayoría de estas condiciones y que son los que nuestros dentistas en Barcelona utilizan en la actualidad. Repasamos las ventajas y los inconvenientes de las resinas compuestas (composite) y la cerámica (entendida casi de forma única como la porcelana) a la hora de hacer restauraciones en los dientes posteriores:

Resinas compuestas para restauraciones directas

Las resinas compuestas tienen algunas fortalezas importantes cuando hablamos de aplicar restauraciones directas en los dientes posteriores. Tiene un color tan similar a los dientes del paciente que proporciona una estética muy natural, no contiene mercurio (por lo que no es tóxica), se adhiere a la perfección a la estructura dentaria y demanda un tipo de preparación más conservadora que otros materiales.

En la otra cara de la moneda encontramos que tiene contracción a la polimerización de las restauraciones dentales de composite, un mayor desgaste o abrasión por el contacto con los otros dientes,  un punto de contacto y manipulación difícil, requiere más tiempo de trabajo y tiene más incidencia de caries secundaria.

Resinas compuestas para restauraciones semidirectas

Las resinas compuestas también se utilizan en restauraciones semidirectas, en las que tienen prestaciones un poco distintas. Es este caso ofrecen más dureza y resistencia, un mejor modelado de la zona interproximal y una menor filtración marginal (cemento compensa contracción). Por otro lado, esta opción supone un coste más elevado y suele durar menos tiempo.

Coronas de porcelana o incrustaciones dentales

Los materiales cerámicos, en concreto las coronas y las incrustaciones de porcelana, se han convertido en una muy buena alternativa dependiendo de las necesidades del paciente y del tamaño de la lesión. Sus puntos fuertes son la estética que ofrecen (casi idéntica a los dientes naturales), el hecho que no se desgasta (por lo que dura más) y su capacidad para reforzar la estructura dentaria. Sus puntos débiles son el posible desgaste del antagonista y el hecho que no es elástica con lo que se puede romper fácilmente.

¿Cuándo escogemos resina compuesta y cuándo cerámica?

La estrategia que siguen los dentistas de Propdental suele ser la siguiente: cuando la cavidad es menor a 2mm se procede a restaurar el diente con composite directo y cuando la cavidad es superior a estos 2mm se utiliza una restauración cerámica. Cabe destacar que las restauraciones de porcelana o incrustaciones dentales pueden ser de tres tipos, según la parte de la corona que ocupen, veámoslos:

  • Inlay: esta restauración no cubre ninguna cúspide. Se coloca haciendo una incrustación y poniéndola dentro sin tocar las cúspides.
  • Onlay: en este caso sí que cubre alguna de las cúspides, por lo que para su colocación tallamos una de las cúspides (la funcional).
  • Overlay: Esta es la más invasiva y supone una alternativa a la corona. Para colocarla tallamos todas las cúspides y luego aplicamos la restauración.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Restauraciones de dientes posteriores"

    Deja tu comentario